Controla si alguien entra en casa con estos detectores de movimiento WiFi

Controla si alguien entra en casa con estos detectores de movimiento WiFi

Sergio De Luz

Los dispositivos orientados a la domótica en el hogar son muy útiles para facilitarnos la vida diaria, pero también para avisarnos si hay algún tipo de intrusión en nuestro hogar. Hoy en día existen dispositivos que nos permiten avisarnos si detectan el movimiento, gracias a esto, podemos saber si hay movimiento en una habitación, en el garaje e incluso en el jardín, porque muchos de estos dispositivos están diseñados para ubicarlos en entornos exteriores. Hoy en RedesZone os vamos a hablar sobre los detectores de movimiento WiFi y qué debes tener en cuenta.

¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar?

Antes de comprar uno de estos dispositivos, debes mirar muy bien sus características técnicas y también las posibilidades de su software, a continuación, puedes ver un listado de opciones que debe tener para que la experiencia de usuario sea perfecta:

  • ¿Conectividad WiFi con HUB o sin él?: hay detectores de movimiento que se conectan directamente a la red inalámbrica de nuestro hogar, para no tener que comprar ningún tipo de HUB o concentrador donde se conecta el dispositivo. Es recomendable que se conecte directamente a la red WiFi, no obstante, hay modelos interesantes y bastante baratos que requieren de un concentrador para que pueda funcionar a través de Internet.
  • Rango de acción del detector: es muy importante saber qué rango de detección tiene el dispositivo, tanto el ángulo como también la distancia.
  • Batería incorporada: casi todos los detectores de movimiento WiFi son totalmente inalámbricos, es decir, disponen de una batería en el interior del dispositivo. Es muy importante que esta batería tenga una autonomía elevada, para que no tengamos que estar recargando continuamente.
  • Soporte con sistemas de domótica: es muy importante que compres dispositivos que nos permitan integrarlos en la domótica del hogar, por ejemplo, que sean compatibles con SmartThings de Samsung, Home Assistant o Apple HomeKIT entre otros.

Ahora que ya sabéis qué hay que tener en cuenta antes de comprar uno de estos dispositivos, os vamos a recomendar algunos modelos muy interesantes.

Detectores de movimiento recomendados

El primer detector de movimiento que os vamos a recomendar es el Shelly sensor de movimiento, un dispositivo de pequeño tamaño, con una batería recargable de 6.500mAh con autonomía para todo un año, se conecta directamente a la red WiFi de casa, y se integra a la perfección con el resto de dispositivos de la marca como los relés WiFi, todo ello a través de la app oficial. Un detalle muy importante es que este sensor de movimiento se integra de forma nativa en Home Assistant, ya sea a través del protocolo predeterminado o con MQTT, por lo que vamos a tener una gran versatilidad a la hora de integrarlo con el resto de la domótica de casa.

El sensor de movimiento de SwitchBot es mucho más pequeño que el anterior, incorpora un sensor PIR para detectar los movimientos. Este equipo es capaz de monitorizar el movimiento con un ángulo de 110º horizontales y 55º verticales, además, permite detectar a una distancia de hasta 9 metros. Con la batería incorporada podemos tener hasta 3 años de autonomía. Lamentablemente, este dispositivo no se conecta directamente a la red WiFi de casa, por lo que tendremos que comprar obligatoriamente el HUB, lo que «encarece» el precio final del dispositivo. Si vas a comprar varios sensores, te merecerá la pena.

Este sensor de movimiento TUYA es uno de los más baratos y recomendables, permite una detección de 120º horizontales y con una distancia de hasta 5 metros. Por supuesto, este dispositivo se conecta directamente a la red WiFi, tiene un total de tres pilas de 1.5V que dan una autonomía de unos 6 meses aproximadamente. Lo más destacable de este equipo es su pequeño tamaño, gracias a este tamaño tan reducido podemos colocarlo en cualquier lugar. Este dispositivo también se podría integrar en la domótica de nuestro hogar, además, es compatible con IFTTT.

HAMA tiene también un detector de movimiento interesante. Tiene un tamaño muy pequeño, no necesita ningún hub porque se conecta directamente a la red WiFi, además, el rango de detección llega hasta los 10 metros de distancia. Este dispositivo permite realizar automatizaciones junto con las luces inteligentes HAMA, para encenderlas en caso de detección de movimiento. Por último, este dispositivo está alimentado por pilas CR123A y se le estima una autonomía de unos 6 meses.

Tal y como podéis ver, hoy en día disponemos de muchos modelos de detectores de movimiento realmente interesantes, unos con HUB y otros sin HUB.

¡Sé el primero en comentar!