Aprende a solucionar problemas con el driver Wi-Fi

Un problema al que tarde o temprano se enfrentan muchos usuarios es que, aunque lleven mucho tiempo usando el Wi-Fi sin problemas, llega un momento en que no funciona o lo hace mal. Los usuarios no pueden conectarse a la red Wi-Fi de casa o del trabajo con normalidad. En algunos casos tienen cortes frecuentes y en otros incluso no consigues conectar ni ver redes Wi-Fi. A partir de ese momento, tareas tan esenciales como navegar por la red de redes, descargar un archivo o ver un vídeo en YouTube se hace misión imposible. Lo normal es que este tipo de fallos estén relacionados con el controlador de software y en menor medida con el adaptador de red o el router. En este artículo vamos a aprender a solucionar problemas con el driver Wi-Fi.

Primeros pasos a comprobar

En este caso vamos a empezar comprobando que tenemos encendido el Wi-Fi en nuestro router. Revisaremos que tiene la luz LED correspondiente encendida y si no lo está presionaremos el botón correspondiente.

También otras cosas que tenemos que tener en cuenta:

  1. Que estemos conectados a la banda de 2.4GHz o de 5 GHz en función de que podamos usarlas o no y de su distancia. Si estamos lejos del router mejor la banda de 2.4GHz que además es compatible con todos los dispositivos.
  2. El canal, ya que hay algunos adaptadores que por región prohíben usar ciertos canales. Si tenemos uno puesto que no soporte, no se conectará. También puede que tengamos muchas interferencias con redes Wi-Fi vecinas, por lo que podríamos plantearnos el cambio de canal.

Problemas con el driver Wi-Fi antiguo

Lo recomendable es siempre tener puestos los controladores del adaptador de red más recientes para nuestro sistema operativo. Esto nos va a proporcionar fundamentalmente dos ventajas:

  1. Vamos a estar más seguros porque se corrigen fallos de seguridad.
  2. En ocasiones añaden nuevas funciones o mejoras de rendimiento.

Por poner un ejemplo, Windows 10 cada 6 meses nos ofrece una actualización importante con una serie de mejoras y novedades. El inconveniente está en que a veces tenemos problemas con el driver Wi-Fi porque no es del todo compatible. Entonces la solución pasa por actualizar el controlador de nuestro adaptador de red Wi-Fi por el más moderno que esté disponible. Además, ahora mismo con la actualización a Windows 11 este tipo de problemas están a la orden del día.

Este tipo de fallos son más comunes de lo que parecen, sobre todo en adaptadores de red y equipos antiguos. Uno de ellos son los problemas con 802.11n WLAN Driver que podríamos definirlo como un error que sucede cuando un adaptador de red Wi-Fi que cumple con el estándar 802.11n deja de funcionar y no podemos conectarnos a ninguna red Wi-Fi. Este tipo de problemas con el driver Wi-Fi se ve bastante en equipos con más de 5 años. Evidentemente nos va a tocar instalar un controlador actual ya sea desde Windows o desde la web del fabricante.

Reinstalación del driver como último recurso

Otra cosa que debemos es hacer doble clic con el icono de red en la barra de tareas. Allí observaremos si, por ejemplo, aparecen redes Wi-Fi disponibles.

En el caso de que no lo hiciesen puede ser que sea porque tenemos activado el Modo avión. Si lo desactivamos y todo vuelve a la normalidad, entonces ya habremos encontrado el fallo. También una cosa que convendría hacer si el adaptador de red Wi-Fi es USB, es quitarlo y volverlo a insertar.

Si seguimos con problemas nos dirigiremos al Administrador de dispositivos de Windows. Allí podríamos probar a restablecer el adaptador en el apartado Adaptadores de Red. Si seguimos con problemas en el driver Wi-Fi seleccionado el nuestro, elegiremos la opción Deshabilitar dispositivo. A continuación, esperamos un poco y pulsamos en Habilitar dispositivo.

Por último, si todavía seguimos con problemas la solución pasa por la reinstalación del driver Wi-Fi.

¡Sé el primero en comentar!