Twitter busca evadir la NSA moviendo las cuentas a Irlanda

Twitter busca evadir la NSA moviendo las cuentas a Irlanda

Adrián Crespo

La privacidad de los datos de los usuarios de las redes sociales aún continúa en el aire y ni siquiera los propios responsables de estos servicios son conscientes hasta que punto el almacenamiento de estos es seguro, sobre todo de cara a agencias de seguridad como la CIA o la NSA. Por este motivo, los responsables de Twitter están de mudanza y han decidido trasladar parte de sus datos.

Tras un cambio realizado en la política de privacidad del servicio, en esta se advierte a los usuarios que todos aquellos que sean estadounidenses su perfil será gestionado desde la sede de San Francisco, mientras que el resto será migrado a la nueva sede ubicada en Dublin, Irlanda.

Muchos os preguntaréis que cuál es la diferencia entre gestionar la cuentas en un lugar o en el otro, la respuesta es muy sencilla: Twitter se rige por las leyes estadounidenses y por este motivo debe de cumplir las propuestas de las NSA siempre que esta las solicite, sobre todo en lo referido a solicitud de datos. El problema es que todos aquellos datos que se almacenen y gestionen desde Irlanda no están sometidos a las mismas leyes, algo similar a lo que ocurre con los impuestos. Desde luego que la red social basada en microblog no es la única que ha recurrido a esta argucia para denegar de forma indirecta el acceso a los datos, ya que Facebook también está utilizando este procedimiento y está migrando paulatinamente a este país.

Para todos aquellos que estén interesados en leer los cambios de la política de privacidad donde está indicado esto a lo que hemos hecho mención lo pueden hacer desde aquí.

A la NSA no la han gustado estos movimientos

Teniendo en cuenta que los datos alojados en Irlanda corresponden a los usuarios del resto de países del mundo, la cantidad de información que no se encuentra al alcance de la NSA, (o al menos de forma sencilla) es bastante alta y no han tardado en mostrar su desacuerdo por esta práctica, algo que como ya han anticipado expertos del sector pronto de aplicará a la mayoría de los servicios de Internet, buscando de esta forma al menos complicar un poco más la solicitud de datos de los usuarios.

Fuente | Malwaretips