Por qué hay que resintonizar la TDT otra vez por el 5G

Escrito por Rubén Velasco

El futuro de las conexiones móviles es el 5G. A pesar de que el 4G aún no llega a un gran número de usuarios, los operadores ya tienen su vista puesta en las nuevas conexiones 5G. Estas conexiones se caracterizan, principalmente, por utilizar unas frecuencias incluso inferiores a las que actualmente utiliza el 4G para ofrecer a los usuarios una cobertura superior en interiores y unas velocidades incluso de hasta 10 Gbps.

Aunque los operadores tienen previsto completar el despliegue de esta nueva tecnología en 2020, muchas de las frecuencias que deberá utilizar este nuevo estándar, actualmente, están ocupadas (una vez más) por la TDT. Por ello, dando prioridad a las redes móviles, en los próximos años tendrá que producirse un nuevo “dividendo digital” que deje las frecuencias necesarias para el 5G libres y obligue a los canales de la TDT que emiten a través de ellas a usar nuevas frecuencias inferiores (con la correspondiente resintonización que eso supone).

Dividendo Digital 2016

Además, aunque por el momento no hay nada seguro, es muy probable que a lo largo de este año, o el próximo, exista una nueva resintonización de canales previa al nuevo dividendo digital para ir liberando las frecuencias de los 700Mhz.

Si es solo aire… ¿Por qué hay tantos problemas?

El espectro radioeléctrico es una parte del espectro electromagnético considera como infinito (aunque no podemos medirlo todo ello) y formado por un conjunto de ondas electromagnéticas, llamadas frecuencias. Estas frecuencias pueden utilizarse para transmisiones y comunicaciones, sin embargo, debido a su naturaleza y, sobre todo, al medio de propagación por el que se desplazan, no todas ellas pueden utilizarse para ello.

Normalmente, el espectro electromagnético y de telecomunicaciones abarca desde los 10Hz, utilizados en telefonía, hasta los 1016Hz utilizados, concretamente, para transmisiones por la luz ultravioleta. La mayoría de estas ondas son invisibles, aunque una parte de ellas, las comprendidas entre los 450 y los 750 terahercio, corresponden a la luz visible.

Cuando varias ondas coinciden en un mismo punto se produce una interferencia. Estas interferencias pueden utilizarse para incrementar señales ondulatorias, lo que se llamaría “interferencia constructiva” o para disminuirlas, lo que se llamaría “interferencia destructiva”, según el punto en el que se superpongan las ondas.

Si las ondas utilizadas para la TDT y el 5G fueran constructivas no habría problema ya que, además de poder permanecer sin problemas en el espectro, serían incluso utilizadas para complementarse y mejorarse, sin embargo, sus fases son inversas, por lo tanto, son ondas destructivas que no pueden sobrevivir a la vez en el espectro, causando su recíproca destrucción.

Para evitar que las ondas causen problemas entre ellas, es necesario reajustar las frecuencias que utiliza cada servicio y, debido a las necesidades de las conexiones 5G, al final es la TDT quien se ve afectada por dicha reestructuración.

Las frecuencias comprendidas entre los 700 y los 800 MHz, una vez más, en disputa para ofrecer 5G

Las futuras conexiones 5G utilizarán un gran número de frecuencias diferentes. Algunas de estas frecuencias, como las comprendidas entre los 1.427 y los 1.518 MHz y las comprendidas entre los 3.400 y 3.800 MHz ya han sido liberadas y serán las primeras en ser destinadas a las nuevas conexiones 5G en España, sin embargo, existen otras frecuencias, como las de los 700 Mhz, que actualmente están siendo utilizadas, concretamente por la TDT, y que pueden traer problemas.

De esta forma, antes de junio de 2020, todos los canales de la TDT que alojan en el espectro comprendido entre los 694 y 790 MHz deberán migrar a una banda inferior si quieren seguir emitiendo. Por otra parte, de momento no se sabe qué frecuencia utilizará cada operador ya que, igual que tuvieron que pujar (hasta 1600 millones) cuando se asignó la banda de los 800 MHz, ahora tendrán que volver a hacerlo para coger las mejores frecuencias en la banda de 700MHz.

El estándar DVB-T2 podría solucionar el problema, aunque es complicado de implementar

El DVB-T2, acrónimo de “Digital Video Broadcasting – Terrestrial 2“, y también conocido como el TDT-2, es un nuevo estándar ideado para la transmisión de difusión de televisión digital terrestre.

Este nuevo estándar cuenta con una nueva modulación que permite disponer de entre un 30 y un 60% más de ancho de banda dedicado para la emisión de HDTV, SDTV e IP sin pérdidas de ningún tipo gracias a la compresión HEVC. Además, permite la transmisión de datos junto a la imagen y el audio sin problemas.

En algunos países, como Alemania, ya se está implementando este nuevo estándar que solucionaría, al menos de momento, el problema de las frecuencias de la TDT (gracias a la comprensión de este estándar se podría ahorrar hasta un 40% del espectro de frecuencias), sin embargo, requeriría de la compra de un nuevo descodificador compatible con este estándar (aunque la mayoría de las teles modernas ya lo tienen incluido).

¿Crees que volverán a aparecer los problemas que nos encontramos con el pasado dividendo digital de 2015?

Queremos agradecer a Nova6K0 por facilitarnos las explicaciones y la documentación necesarias para la parte técnica.

Últimos análisis

Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10