Las criptomonedas marcan el camino a los ciberdelincuentes

Escrito por Adrián Crespo

Sí, el repunte de las criptomonedas ha provocado que los ciberdelincuentes dispongan de otro objetivo. Aunque no están dejando de lado otros, lo que es cierto es que en los últimos meses no solo ha aumentado el número de usuarios que invierten Bitcoin u otras criptomonedas también el número de estafas y amenazas creadas para llevar a cabo el robo de estas. La poca seguridad de algunos monederos ayuda a que para algunos la Noche de Reyes llegue antes de tiempo.

Expertos en seguridad de ESET indican que la variedad de ataques es bastante amplia: desde un troyano que realiza tareas de forma automatizada hasta una amenaza que permite el acceso remoto al dispositivo para proceder con el robo de la información relacionada con el monedero de estas divisas. Contra todo pronóstico, este tipo de monedas está marcando máximos históricos, algo que ha animado a los usuarios a adentrarse en este mundo.

También implica que el crecimiento de las estafas aumente. Se trata de algo que sucede se quiera o no. Pasó con Windows y Android y ahora con las criptomonedas. Hay que recordar que este tipo de divisas no es nuevo, existiendo desde hace varios años. Sin embargo, en lo que se refiere a popularidad había tocado fondo. Pero la situación se ha revertido, y muchos han definido este momento como el ideal para invertir.

Que los usuarios deben extremar las precauciones es algo obvio. Sin embargo, no todo se encuentra en manos de los usuarios

Muchos servicios relacionados con criptomonedas no son seguros

Un ejemplo claro es lo sucedido hace unas semanas con CoinPouch. El problema que envuelve a este servicio permitió el robo de más de 650.000 dólares. Pero no ha sido el único en lo que llevamos de año. En los últimos años, el número de problemas o vulnerabilidades asociados a servicios o software de criptomonedas se ha disparado, demostrando que no se necesita una amenaza o ataque complejos para realizar el robo de monedas.

Bases de datos sin ningún tipo de seguridad, librerías con vulnerabilidades o sencillamente contraseñas poco seguras con algunos casos conocidos.

Hace unos días, hablábamos de un troyano que permitía el acceso remoto y llevar a cabo el robo de estas credenciales, además de otra información existente.

Las páginas web que mina monedas es un problema

Seguro que muchos se acuerdan de la frase de los propietarios de CoinHive, invitando a sostener páginas web llevando a cabo el minado. El problema es que la situación ha llegado al extremo en tan solo unos meses. Miles de páginas realizan el minado de criptomonedas utilizando los recursos hardware de los usuarios que acceden al sitio web. ¿Un problema? Sí, ya que se realiza un uso del 100% de la CPU en la mayoría de los casos.

Aunque se crean complementos de navegadores web para llevar a cabo el bloqueo de esta actividad, muy pocos son realmente efectivos.

Los expertos en seguridad resumen la historia de las criptomonedas como una bomba que no había estallado y que por segunda vez se ha vuelto a activar. Serán muchos los que salgan ganando, pero también un gran porcentaje de usuarios saldrá perdiendo.