Cómo enviar archivos prohibidos y bloqueados a través de Gmail

Escrito por Javier Jiménez

El correo electrónico se ha convertido en un medio de comunicación muy importante y utilizado. Es muy útil tanto para usuarios particulares como para empresas. Es una manera rápida y simple de enviar documentos, archivos y mensajes. Sin embargo no podemos enviar cualquier cosa. Ya vimos cómo mandar grandes archivos por correo electrónico. En este artículo vamos a explicar cómo enviar archivos bloqueados a través de Gmail. También se puede aplicar a otros clientes de correo electrónico.

Cómo enviar archivos bloqueados a través de Gmail

Como sabemos, en ocasiones no podemos enviar ciertos archivos a través de un e-mail. Los pueden marcar como inseguros, aunque realmente no sean así. Es lo que ocurre cuando intentamos mandar un EXE, DLL, etc. Pero incluso aunque mandemos un RAR o ZIP que contenga algún tipo de archivo puede bloquear el correo. Esto puede ser un inconveniente.

A veces suele ser suficiente con enviar este tipo de archivos comprimidos, a través de un RAR o ZIP. Sin embargo enviamos un e-mail y nos lo bloquea. El problema no es el archivo en sí, que sería RAR o ZIP, sino el contenido. Gmail (o la plataforma que utilicemos) lo bloquea por seguridad. Esto es así por los archivos que contiene.

Ahora bien, ¿cómo podemos evitar ese bloqueo y poder enviar estos archivos? La primera opción sería la más sencilla: extraer el contenido de ese archivo RAR o ZIP y eliminar aquello que está causando el bloqueo, siempre que no sea realmente importante. De esta manera podremos mandar todo lo demás.

Pero claro, lo más seguro es que si hemos llegado hasta aquí es porque queremos mandar justo los archivos que nos bloquea o prohíbe Gmail. En este caso lo que podríamos hacer es cambiar el nombre del archivo. De esta manera estamos cambiando la extensión que bloquea Gmail.

Habría que contactar con la otra parte para que supieran que posteriormente tienen que volver a modificar el nombre de ese archivo. Pongamos como ejemplo que vamos a mandar un EXE. Lo podemos renombrar a JPEG, por ejemplo. Cuando llegue a la otra persona, descomprime el archivo RAR o ZIP y renombra la extensión.

Utilizar el alojamiento en la nube

Una opción más es utilizar alguna plataforma de alojamiento en la nube. Por ejemplo OneDrive o Google Drive. Aquí podríamos subir estos archivos comprimidos RAR o ZIP y compartir el link con otros usuarios. Puede ser mediante correo electrónico también.

Solo tenemos que agregar los archivos que queramos, generar el link y compartirlo. Es una opción sencilla, rápida y además puede ser interesante si queremos pasar archivos pesados que normalmente no caben en un e-mail.

En definitiva, siempre que tengamos problemas a la hora de enviar ciertos archivos bloqueados por correo electrónico podemos realizar alguno de estos métodos que hemos mencionado. Lo más sencillo y seguramente útil sea el de subir la carpeta comprimida a alguna plataforma de alojamiento en la nube. Posteriormente pasamos el link a través de ese correo electrónico y listo. Es lo más rápido y fácil de realizar.