Qué tipo de dispositivos actualizamos menos y ponen en riesgo nuestra seguridad

Son muchas las amenazas y vulnerabilidades que pueden afectar a nuestros dispositivos. Es por ello que es muy importante tomar medidas para evitarlas. Una de ellas es tener siempre los sistemas y dispositivos actualizados, además de contar con programas y herramientas de seguridad. El problema es que no actualizamos todos los equipos por igual. En ocasiones hay dispositivos que no actualizamos o no al tiempo que deberíamos. Esto podría perjudicar gravemente a la seguridad. Vamos a explicar cuáles son y por qué es importante actualizar.

Qué dispositivos actualizamos menos y comprometen la seguridad

Si hablamos de actualizaciones podemos decir que no actuamos igual con todos los sistemas y equipos. Por ejemplo el ordenador o el móvil sí son dispositivos que actualizamos frecuentemente. Nos avisan o incluso se actualizan solos. Lo hacemos para recibir mejoras, pero también para evitar vulnerabilidades que los pongan en riesgo.

El problema es que existen otros dispositivos que pasamos por alto actualizar. Equipos que de la misma manera están conectados a la red, que en ocasiones cuentan con datos e información personal y algunos son vitales.

Router

Un ejemplo de dispositivos que no actualizamos demasiado es el router. Recientemente vimos un artículo donde explicábamos que más de la mitad de los routers no están actualizados. Esto representa un grave problema de seguridad, ya que es el dispositivo principal para conectarnos a la red.

¿Por qué no lo actualizamos? Posiblemente muchos usuarios lo pasan por alto porque requiere de unos mínimos conocimientos. No es una actualización que se reciba de forma automática, sino que hay que acceder a la configuración. También puede ocurrir que muchos no lo actualicen porque desconocen que sea necesario.

Sea como sea, el router es un aparato que necesitamos tener actualizado. Puede haber vulnerabilidades y fallos que comprometan la seguridad.

Televisión

Las televisiones han cambiado mucho en los últimos años. Hoy en día estamos ante dispositivos con acceso a Internet y una gran cantidad de funciones disponibles. Esto también trae problemas de seguridad, como podemos imaginar. El hecho de estar conectada a la red, una televisión puede ser vulnerable.

Es uno de los dispositivos que menos actualizamos. Quizás por el mismo motivo que en el caso de los routers. A veces dejamos el mismo software tal cual está desde que la compramos o como mucho actualizamos programas cuando nos lo piden por funcionalidad.

Reproductores de vídeo

Un caso muy similar al de la televisión son los reproductores de vídeo. Son muchas las opciones que tenemos y muy variadas. Sin embargo si tenemos uno que cuente con acceso a la red, es muy importante que cuente con las últimas actualizaciones.

En ocasiones pasamos por alto esto y los tenemos sin actualizar, con versiones obsoletas y que incluso pueden contar con fallos de seguridad. Nuestra recomendación es mantenerlos siempre actualizados y estar alerta ante posibles vulnerabilidades que sean parcheadas.

Dispositivos menos utilizados como tablets

Hemos indicado que los equipos que más usamos como el móvil o el ordenador, suelen ser lo que más actualizamos y con mayor celeridad. Ahora bien, cuando se trata de dispositivos que menos utilizamos, esto no es así. Un ejemplo son las tablets. Es posible que la utilicemos de manera esporádica y no tan frecuente. La encendemos y nos indican que hay una nueva actualización, pero como apenas la usamos decidimos cerrar la notificación.

Hemos puesto el ejemplo de las tablets pero puede ocurrir con otros dispositivos. Cuando no los utilizamos muy frecuentemente podemos no actualizarlos como deberíamos. Es un error que puede comprometer la seguridad.

Dispositivos del Internet de las Cosas

Por último, son muchos los dispositivos del Internet de las Cosas en general que no actualizamos. Cualquier equipo que tengamos en casa, lo utilicemos más o lo utilicemos menos, es importante que estén actualizados. No solo por incluir las posibles mejoras de rendimiento, sino también para proteger la seguridad.