Análisis de la cámara TP-Link Tapo C210, decepcionante resolución 2K y suscripción cara

Análisis de la cámara TP-Link Tapo C210, decepcionante resolución 2K y suscripción cara

5.8
Sergio De Luz

Os presentamos un completo análisis de la cámara IP Cloud TP-Link Tapo C210, un modelo muy interesante por sus especificaciones técnicas, ya que cuenta con resolución 2K a 15 FPS, y también es robotizada, por lo que podemos ver los 360º horizontales para vigilar todo lo que hay alrededor de la cámara. Este modelo cuenta con una suscripción en Tapo Care para ampliar las funcionalidades, ya que no todas las funciones están disponibles como ocurre con otros modelos como D-Link o EZVIZ. Si quieres conocer todas las características de este modelo, ver la calidad de grabación y también todas las opciones disponibles en la app TP-Link Tapo, a continuación, tenéis todos los detalles.

 

Principales características

Esta nueva cámara IP Cloud tiene un sensor CMOS de escaneo progresivo de 1/2,8», dispone de una resolución máxima de 3 megapíxel (2K a una resolución de 2304 x 1296 píxeles), por lo que realmente no es 2K, le falta poco para llegar a la resolución pero no es realmente 2K de resolución. La parte negativa es que solamente puede grabar a 15 FPS como máximo, por lo tanto, la imagen no se verá todo lo fluida a lo que estamos acostumbrados, debido a que lo mínimo recomendable para ver el movimiento fluido es de 25 FPS. Este modelo tiene una apertura F2.4 y una longitud focal de 3,83mm. Aunque en las especificaciones técnicas no viene el ángulo de visión, al ser robotizada tendremos un ángulo horizontal de 360º y un ángulo vertical de 114º. Este modelo cuenta con una visión nocturna por infrarrojos que nos permite grabar a una distancia de hasta 9 metros según TP-Link, gracias a estos infrarrojos tan potentes podemos grabar a una gran distancia en la más absoluta oscuridad.

Otras características importantes de este modelo es que cuenta con audio bidireccional, esto significa que tenemos un micrófono en la parte frontal de la cámara y también un altavoz en la parte trasera. A través de la app podemos establecer una conversación sin problemas, de hecho, la cámara incorpora una función de «llamada» para sacarle a esto el máximo partido. Este modelo cuenta con una ranura para tarjetas micro SD de hasta 256GB de capacidad, aquí podremos guardar tanto clips de vídeo grabados por detección de movimiento, como también grabación continua con una duración máxima de unos 21 días, después empezará a borrar las grabaciones anteriores.

Respecto a la conectividad, tiene Wi-Fi 4 en la banda de 2.4GHz y solo tiene una antena para conectarse al router o AP. Otros modelos similares que tienen resolución 2K suelen incorporar soporte para los 5GHz debido a que tenemos un mayor ancho de banda, debemos tener en cuenta que el bitrate de una resolución 2K es claramente superior al bitrate de resoluciones Full HD o HD. También debemos valorar que disponemos solamente de 15 FPS, por lo que el bitrate se reduce a la mitad (aproximadamente) que si tuviera 30 FPS como otras cámaras. Es posible que TP-Link haya sacrificado los 25FPS o 30 FPS por la parte WiFi, ya que es posible que el ancho de banda no sea suficiente. Otro detalle muy importante es que esta cámara no soporta WPA3-Personal, hoy en día este protocolo está presente en la mayoría de routers WiFi, de hecho, recientemente hemos analizado el router de Movistar Router Smart WiFi 6 y este equipo también lo incorpora, aunque la configuración predeterminada sigue siendo WPA2-PSK. La mayoría de smartphones, tablets y otros dispositivos ya soportan WPA3-Personal, de hecho, las cámaras de D-Link soportan este protocolo que añade una seguridad inalámbrica adicional realmente importante. Por último, echamos de menos que este modelo no incorpore un puerto Fast-Ethernet como ocurre con otros modelos similares.

Esta cámara IP Cloud se instala, gestiona, administra y visualiza a través de la app gratuita TP-Link Tapo, esta app es la misma que tenemos en el resto de cámaras del fabricante, nos permitirá gestionar un gran número de cámaras de forma centralizada, de hecho, podríamos ver varias cámaras simultáneamente en el mismo menú. Este modelo al ser Cloud no necesita que abramos ningún puerto ni realizar ninguna configuración avanzada en el router. La app TP-Link Tapo la puedes descargar directamente desde las tiendas de Google Play y también la App Store:

TP-Link Tapo
TP-Link Tapo
Developer: TP-LINK

Esta cámara permite grabar clips de vídeo basados en eventos, concretamente permite:

  • Detección de movimiento.
  • Detección de personas basadas en IA (en este modelo es gratis, en otros modelos con menos de 3MP es de pago).
  • Detección de llanto de bebé basada en IA (en este modelo es gratis, en otros modelos con menos de 3MP es de pago).

Una vez que detecte todo esto, podremos configurarla para grabar clips de vídeo de forma local en la ranura para tarjetas micro SD, aunque si tenemos Tapo Care podremos configurarlo para que lo grabe todo en la nube, aunque es un servicio de pago. Una característica muy interesante es que tenemos soporte para ONVIF S, por lo que podemos configurar un NVR o un NAS para realizar una videovigilancia dentro de este almacenamiento. También tenemos el protocolo RSTP para visualizar desde cualquier lugar sin problemas. En la parte del análisis de la app os enseñaremos todo esto en detalle.

En el siguiente vídeo podéis ver el unboxing y primeras impresiones de la cámara:

Ahora que ya conocéis las principales características, vamos a ver un resumen de sus especificaciones.

 

Especificaciones técnicas

A continuación, os vamos a dejar las especificaciones técnicas de este modelo DCS-8635LH:

 

Cámara

  • Resolución 2K (2304 x 1296 píxeles a 15 FPS).
  • Visión nocturna con infrarrojos a una distancia de hasta 9 metros.
  • Zoom digital.
  • Longitud focal: 3.83mm.
  • Apertura: F2.4.
  • Ángulo de visión: 360º horizontal y 114º vertical, es robotizada.
 

Formatos de Imagen, Sonido y Vídeo

  • El formato de imagen soportado es JPEG.
  • El formato de vídeo es H.264 y puede grabar en resolución 2304 x 1296 píxeles a 15 FPS.
 

Otras Características

  • Motorizada en horizontal.
  • Detección de movimiento, detección de movimiento de personas basada en IA, detección de llanto de bebés basada en IA.
  • Grabación en el Cloud de pago, con el plan básico y premium.
  • Grabación en tarjeta micro SD de hasta 256GB de capacidad.
  • Cable de alimentación de 3 metros de longitud.

Respecto a Tapo Care, es el servicio de suscripción de TP-Link para sacar el máximo partido a las cámaras. La parte positiva es que incluye grabación en la nube de 7 días o 30 días de histórico de clips de vídeo, sin embargo, esta suscripción también añade funciones que deberían estar ya por defecto en todas las cámaras, ya que simplemente es algo a nivel de software que podrían ofrecer. Todas las cámaras de 3MP o superior incorporan la detección de movimiento basada en IA, sin embargo, los modelos inferiores no lo incorporan, por lo que debes tenerlo en cuenta. Además, no disponemos de notificaciones enriquecidas con una foto del movimiento si no pasamos por caja, algo que mydlink con las cámaras del fabricante D-Link incorporan desde hace bastantes años. Más adelante en la sección de Tapo Care os explicaremos todos los detalles sobre esta suscripción de pago.

Una vez que conocemos las características de este modelo, vamos con el análisis externo de esta cámara IP TP-Link Tapo C210.

 

Análisis externo

Esta nueva cámara TP-Link Tapo C210 viene en una caja de pequeñas dimensiones de color blanco. En la parte frontal de la caja podemos ver las principales características de este modelo, como que es robotizada tanto horizontalmente como verticalmente, también que incorpora conectividad WiFi para conectarse directamente con el router de casa. Otras características que tenemos en esta zona es que es capaz de detectar el movimiento y enviar notificaciones, también que tenemos visión nocturna a una distancia de hasta 9 metros, tenemos una alta resolución de 3MP y que dispone de una ranura para tarjetas micro SD de hasta 256GB de capacidad. Por supuesto, este modelo cuenta con integración en el asistente de Google y Amazon Alexa.

En la parte trasera de la caja encontramos estas principales características más explicadas. Por ejemplo, la detección de movimiento y la notificación se realiza a través de la aplicación TP-Link Tapo, además, podemos personalizar en qué zona queremos que nos avise de que ha habido movimiento y no en toda la zona. En la zona inferior podemos ver todas las características, como los 3MP de resolución que graban a una resolución de hasta 2K a 15 FPS. También tenemos la visión nocturna con infrarrojos de hasta 9 metros de distancia, almacenamiento local de hasta 256GB de capacidad, ángulo de visión horizontal de 360º, audio bidireccional, visualización de la cámara desde cualquier lugar con la aplicación y modo de privacidad para «apagar» la cámara digitalmente. Algunas opciones interesantes de la cámara es que podemos compartir los vídeos fácilmente, e incluso podemos dar acceso a otros usuarios a nuestra cámara para que también la vean, además, tenemos una instalación realmente fácil y rápida con la app.

En el lateral derecho de la caja podemos ver las principales especificaciones que ya os hemos explicado en la introducción del análisis, lo más destacable es la resolución de 3MP con hasta 2K, audio bidireccional, y que incorpora conectividad WiFi 4 en la banda de 2.4GHz únicamente. En esta parte de la caja también podemos ver el contenido del paquete, por supuesto, la tarjeta micro SD no viene incorporada con la cámara sino que debes comprarla por separado. Finalmente, tenemos un código QR para descargar la aplicación Tapo App desde las tiendas oficiales de Android y iOS.

En el lateral izquierdo de la caja podemos ver que tenemos un almacenamiento local basado en una ranura para tarjetas micro SD de hasta 256GB de capacidad, lo que equivale a unas 512h de vídeo (unos 21 días aproximadamente). También podemos ver que tenemos la posibilidad de colocar esta cámara en cualquier posición que nosotros necesitemos, incluso en el techo ya que viene con todo el kit de montaje.

En el interior de la caja podemos ver la propia cámara, los accesorios y también la documentación incorporada. El contenido de la caja de esta cámara es el siguiente:

  • Cámara IP Cloud TP-Link Tapo C210
  • Transformador de corriente de 9V y 0,6A, por lo que proporciona una potencia de 5,4W para alimentarla.
  • Kit de montaje en el techo (plantilla, soporte, tacos y también tornillos).
  • Guía de instalación rápida de la cámara.
  • Garantía y condiciones

En la guía de instalación rápida incorporada podemos ver los pasos que debemos seguir para la instalación de la cámara, lo más importante es descargar la aplicación TP-Link Tapo y seguir los pasos que indican. En esta guía de instalación también podemos ver una leyenda de los indicadores LED, e incluso el kit de montaje que tenemos en el interior de la caja. Otra información muy útil para los usuarios son los pasos a seguir para poner la cámara en el techo, además, también nos indicará dónde está tanto el botón de RESET como la ranura para tarjetas micro SD de hasta 256GB de capacidad. Por último, también tenemos un folleto en diferentes idiomas que básicamente nos indica que descarguemos la app TP-Link Tapo para proceder con la configuración de la cámara.

El kit de montaje en este cámara consiste en un soporte para colocarlo en la parte inferior de la cámara, dos tacos y dos tornillos, además, tenemos la típica plantilla para hacer los agujeros sin fallo alguno. En cuanto al transformador de corriente, tenemos un adaptador que proporciona una tensión de 9V y una intensidad de 0,6A, por lo que podemos proporcionar una potencia de hasta 5,4W.

Esta cámara TP-Link Tapo C210 tiene un diseño típico de este tipo de cámaras robotizadas para entornos domésticos. En la parte frontal encontramos el logo de Tapo, también tenemos el sensor de 3MP de resolución, así como los LEDs infrarrojos, el sensor de luminosidad e incluso el micrófono y el LED de estado general del equipo. En el lateral derecho e izquierdo no tenemos ningún botón ni tampoco ningún puerto.

En la parte trasera de la cámara podemos ver el pequeño altavoz, también tenemos el conector de alimentación. Algo que no nos ha gustado es que no dispone de conector micro USB, generalmente este tipo de cámaras suelen incorporar conector micro USB, ideal para usar cualquier tipo de cable y cualquier transformador de corriente con salida USB, perfecto para alimentarlo con una Powerbank, sin embargo, en este caso no tenemos esta posibilidad. En la parte inferior de la cámara podemos ver las diferentes certificaciones que ha pasado, también podemos ver el modelo exacto del equipo, las características eléctricas de entrada, así como el número de serie, versión de hardware, dirección MAC y el soporte para los agujeros del soporte de techo.

La ranura para tarjetas micro SD, como suele ser habitual en este tipo de cámaras, se encuentra en la parte inferior de la propia cámara. Debemos subir el visor hacia arriba y podemos ver esta ranura justo debajo, además, también encontraremos el botón de RESET para restaurar a valores de fábrica el equipo.

En la siguiente galería podéis ver la cámara en todo su esplendor.

Ahora que hemos visto cómo es esta cámara, vamos a irnos al laboratorio de pruebas para comprobar la calidad de grabación del vídeo y también de las fotografías que es capaz de grabar.

 

Laboratorio de pruebas

La cámara IP TP-Link Tapo C210 es un modelo con resolución 2K a 15 FPS, realmente la resolución de esta cámara no es 2K sino que es algo inferior. Además, los 15 FPS que tenemos hace que la imagen no se vea del todo fluida en comparación con otras cámaras que tienen 25FPS e incluso 30 FPS. En este laboratorio de pruebas hemos comprobado la calidad de imagen tanto en fotografías tomadas en resolución 2K (2304 x 1296) como en Full HD, además, también hemos comprobado la calidad del vídeo con resolución Full HD, debido a que la calidad en 2K es exactamente la misma, no hay ninguna diferencia.

El movimiento realizado con la cámara es a través de la robotización de la misma, sin necesidad de hacerlo nosotros manualmente como ocurre en cámaras IP que no son robotizadas.

 

Calidad de las fotografías

La primera prueba que hemos realizado es realizar diferentes fotografías en resolución 2K con este modelo de cámara. En un primer momento podemos ver que la calidad de imagen es buena, sin embargo, si nos paramos más en los detalles, podemos apreciar que en las zonas más alejadas no las vemos con la nitidez que esperamos para una cámara con esta resolución 2K tan elevada.

Tal y como podéis ver, estas imágenes tienen una calidad aceptable, pero teniendo en cuenta que esta cámara tiene resolución 2K esperábamos mucho más.

En el caso de la resolución Full HD 1080p, es exactamente igual que la resolución 2K pero con un menor tamaño en las fotografías. A nivel de calidad de imagen es exactamente igual, da lo mismo hacer las fotos en Full HD que en 2K porque al hacer zoom se pixelan exactamente igual, no hay ninguna diferencia, solamente en el tamaño de la fotografía.

En la siguiente fotografía podéis ver a la izquierda la foto con resolución 2K ampliada con zoom hasta la silla. La foto de la derecha es la misma pero con resolución 1080p. Podéis ver que al hacer zoom, la calidad de imagen es exactamente igual, nada cambia entre ambas fotografías, no hay diferencias apreciables.

En la siguiente fotografía podéis ver la resolución 2K (izquierda) y la resolución Full HD (derecha) en entorno nocturno. Tal y como podéis ver, en este caso tampoco hay diferencias entre ambas imágenes, son exactamente iguales.

Teniendo en cuenta que la calidad de imagen es la misma en resolución 2K y Full HD es la misma, nuestra recomendación es que utilices siempre 1080p porque la imagen ocupará menos espacio, y lo mismo ocurre con el vídeo.

De manera global, podemos decir que la calidad de las fotografías obtenidas es buena, pero esperábamos que fuera notable.

 

Calidad de los vídeos grabados

En el siguiente vídeo podéis ver la calidad de grabación en diferentes escenarios, todos ellos están grabados en resolución 1080p a 15FPS, no hemos usado la resolución 2K porque hemos visto que no hay ninguna diferencia a nivel de calidad de imagen que hayamos podido ver, la mejora es inapreciable, por lo que ahorraremos mucho espacio en la tarjeta micro SD o en el almacenamiento que utilices. Esta grabación se ha realizado tanto en entorno diurno como nocturno:

Tal y como podéis ver, la calidad de imagen es buena, pero esperábamos más porque cuando tenemos una cámara de 3MP de resolución, se debería ver todo de forma mucho más nítida. Además, hemos comprobado que en entornos nocturnos es posible que no llegues hasta los 9 metros de distancia como prometen las características técnicas, creemos que será complicado llegar más allá de unos 5 o 6 metros, ya que se vería demasiado oscuro.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de que solamente tenemos 15 FPS, por lo que la fluidez de la imagen se verá gravemente perjudicada. Otros modelos de características similares son algo más caros, pero sí incorporan 25 FPS o 30 FPS para que la fluidez de la imagen sea perfecta.

De manera global, podemos decir que la calidad del vídeo es suficiente, porque no tenemos una gran nitidez además de tener solamente 15 FPS, es algo que debes tener muy en cuenta.

 

Instalación de la cámara con Tapo

Lo primero que tenemos que hacer para poder instalar esta cámara, es descargar la aplicación TP-Link Tapo para tu smartphone, ya sea con Android o con iOS. A continuación, podéis descargar la app para cualquiera de los dos sistemas operativos:

TP-Link Tapo
TP-Link Tapo
Developer: TP-LINK

Una vez que hayamos instalado la app, tenemos que aceptar la política de privacidad y los términos de uso, a continuación, tenemos que registrarnos en el servicio poniendo un correo electrónico válido. Una vez registrado, procedemos a validar nuestro email y ya podremos iniciar sesión en la aplicación con nuestras credenciales. Lo primero que nos indica Tapo es que debemos proteger la cuenta con verificación en dos pasos para tener la mayor seguridad posible, eso es opcional por lo que podemos no hacerlo, aunque sí es recomendable para añadir una capa más de seguridad a nuestra cuenta.

Ahora tenemos que pulsar sobre el «+» para añadir nuevos dispositivos a la domótica del hogar, en nuestro caso, debemos irnos a la sección de «Cámaras» y nos vamos a «Tapo C210» que es nuestra cámara. En cuanto seleccionemos la cámara, empezaremos con el asistente de configuración para instalar la cámara IP Cloud con la app de Tapo.

En el primer paso debemos encender la cámara, y comprobar que el LED de la parte frontal esté parpadeando, una vez hecho, pulsamos en «Siguiente». Es obligatorio tener la localización (GPS) en el smartphone Android, de lo contrario, no podremos configurar esta cámara. Este comportamiento es perfectamente normal y ocurre siempre que una app necesite escanear las redes WiFi que hay alrededor. Una vez activada la localización, lo que debemos hacer es conectarnos manualmente a la red WiFi que genera automáticamente la cámara, no es un proceso automático como ocurre con otros fabricantes como EZVIZ o D-Link, pero es bastante sencillo también.

Ahora debemos elegir nuestra red WiFi, es obligatorio que la red utilice WPA o WPA2, debemos recordar que esta cámara no soporta el protocolo WPA3, por lo tanto, si tienes alguna red WiFi que usa este tipo de cifrado, no podrá conectarse, tal y como podéis ver en la red «RedesZone» que tenemos en la parte inferior. Una vez seleccionada la red WiFi, introducimos la contraseña de acceso y pulsamos en «Siguiente».

Ahora tenemos que esperar unos minutos hasta que se conecte a la cámara, la cámara se conecte a la red y se emparejen ambos dispositivos. En nuestro caso, este proceso lo hemos tenido que hacer como unas 3 o 4 veces porque no se emparejaba correctamente, después de cada intento reseteamos la cámara y volvíamos a intentarlo, hasta que finalmente sí pudimos emparejar la cámara sin problemas.

Una vez que hayamos emparejado la cámara, podemos ponerle el nombre que nosotros queramos, después elegimos la localización donde vayamos a colocar la cámara, y ya tendremos nuestra cámara completamente configurada.

En cuanto la configuramos, TP-Link nos invita a contratar el servicio en la nube Tapo Care. Este servicio en la nube nos permite almacenar de manera ilimitada todos los clips de vídeo que queramos, durante 7 o 30 días, dependiendo de si adquirimos la suscripción básica o avanzada. En estos menús podemos ver algunas de sus principales características, como la posibilidad de detectar movimiento en base a la IA, de esta forma, podemos detectar solamente personas para evitar falsos positivos. También podemos tener notificaciones enriquecidas en nuestro smartphone, e incluso podemos clasificar los vídeos en la nube fácilmente.

Dos funcionalidades estrella de Tapo Care es la detección de IA y las notificaciones enriquecidas, esto mismo ya lo tenemos totalmente gratis en mydlink con las cámaras del fabricante D-Link, no es nada nuevo y aquí es de pago. No obstante, la detección basada en IA la tenemos gratis para las cámaras de 3MP de resolución o más (como este modelo), tenlo en cuenta.

Tapo nos ofrece un listado de preguntas más usuales y también las respuestas a dichas preguntas. En caso de que no estemos interesados en contratar el servicio, podemos hacerlo más adelante, además, tendremos una prueba de 30 días completamente gratuita, después tendremos que pasar por caja y pagar la suscripción, una suscripción que no es nada barata como os explicaremos más adelante.

En cuanto pasemos al siguiente menú, nos informará de que la cámara se puede actualizar en un rango de horas, de hecho, si existe una actualización en cuanto instalemos la cámara se descargará e instalará de forma completamente automática. En cuanto a los servicios de terceros, os recordamos que es compatible con Amazon Alexa y también el asistente de Google, nosotros no hemos probado estos dos servicios, pero por lo que hemos investigado solamente podemos mostrar la imagen en los Amazon Echo con pantalla y poco más, pero además, hay muchas quejas de que no funciona correctamente.

Una vez que nos ha presentado la posibilidad de usar servicios de terceros, nos dará la bienvenida a la cámara Tapo y nos empezará a explicar las principales características y cómo usarlas. Podemos mirar, escuchar y charlar fácilmente gracias al audio bidireccional, también podemos mirar alrededor los 360º para cubrir toda la estancia. Otras características son que podemos monitorizar ciertas zonas y no todas, por lo que podremos «borrar» ciertas partes de la visualización de la cámara para no grabar donde no debemos. Finalmente, nos informará de cómo funcionan las notificaciones push con la app, y si tenemos una tarjeta micro SD incorporada en la cámara, nos avisará de que hay que formatearla para que funcione correctamente.

Ahora que ya conocéis el asistente de instalación de esta cámara, y de todas las demás cámaras Tapo porque el asistente es común a todas ellas, vamos a ver qué opciones tenemos en esta cámara.

 

Opciones de la app TP-Link Tapo

En el menú principal de visualización podemos ver la cámara en tiempo real, tenemos la posibilidad de ver varias cámaras simultáneamente como si fuera un sistema de videovigilancia profesional. También podemos hablar directamente con quien esté al otro lado, al ser robotizada podremos moverla tanto panoramicamente como en inclinación, por supuesto, tenemos la posibilidad de realizar una «patrulla» horizontal y vertical, es decir, mover la cámara para ver todo lo que hay alrededor de nosotros. Por supuesto, relacionado con el movimiento de la cámara tenemos que es posible marcar la posición que nosotros queramos.

En el menú de «llamada de voz» podremos hacer como que llamamos a la persona que está al otro lado de la cámara. También tenemos la posibilidad de activar el modo de privacidad de manera fácil y rápida, activar el modo alarma, irnos directamente al almacenamiento en la nube con Tapo Care, y reproducir los clips de vídeo grabados.

Si hemos introducido una tarjeta micro SD pero no la hemos inicializado (formateado) nos lo indicará, es obligatorio hacerlo y este proceso tardará un par de minutos como máximo. Una vez que ya esté operativa y haya grabado algún momento, podremos verlo en la sección de «Memoria».

En el menú de «Ajustes de la cámara» es donde podemos ver todas y cada una de las opciones disponibles. En esta sección podemos ver la propia cámara IP, si pulsamos sobre ella accedemos a modificar el icono del dispositivo, cambiar el nombre de la cámara, ver a qué red WiFi está conectada, la intensidad de la señal, la dirección MAC y también la versión del hardware del equipo. Por supuesto, en esta zona podemos ver la versión del firmware y comprobar si lo tenemos actualizado. Un aspecto importante es configurar la zona horaria de la cámara, generalmente esto se configura de manera predeterminada sin que tengamos que hacer nada más.

En la sección de «Controles de la cámara» podemos ver opciones como las de invertir imagen, ver el LED de estado de la cámara, configurar las zonas de privacidad para no grabar en esa zona ni tampoco monitorizarla, aunque al ser una cámara robotizada no tiene demasiado sentido hacer esto, porque la podemos mover en cualquier momento y esa zona «negra» se irá a otra parte donde sí se vea todo correctamente.

Tapo nos permite configurar la detección y alertas, y es que vamos a poder configurar diferentes detecciones de movimiento, e incluso basado en IA como os hemos explicado anteriormente. Podemos configurar la sensibilidad de la detección del movimiento, si queremos detectar personas y el llanto de un bebé, además, podemos configurar la grabación automática de clips de vídeo, activar la alarma de la cámara a modo de disuasión e incluso el rastreo de movimiento gracias a que esta cámara es robotizada.

En el menú de «Notificaciones de actividad» podemos ver las notificaciones estándar, pero también podemos habilitar las notificaciones enriquecidas para que en la propia notificación nos salga una fotografía. Un aspecto muy importante es que este servicio de notificaciones enriquecidas es de pago, algo que debemos tener muy en cuenta. La app nos permite configurar un horario de notificaciones, para que no nos moleste por la noche, esto es personalizable o bien podemos elegir los perfiles que ya tenemos. Respecto a la alarma de cámara, tenemos la posibilidad de habilitar la alarma con sonido y luz, o solamente una cosa de las dos. Esto también lo podemos configurar para que solamente suceda en un horario en concreto y no siempre.

En el menú de la tarjeta micro SD podemos ver el nivel de ocupación de la misma, así como la posibilidad de realizar un formateo rápido y el horario de grabación que nosotros queramos definir. Esta cámara nos permite grabar en resolución hasta 2K (aunque como dijimos antes, no es realmente resolución 2K pero casi llega a los 1440p), también tenemos Full HD y resolución HD. En el menú de configuración avanzada podemos activar el modo de privacidad, si queremos grabar audio, la frecuencia de imagen, la cuenta de la cámara para acceder con un NVR/NAS vía RTSP y otros ajustes.

En esta TP-Link Tapo C210 tenemos la posibilidad de crear un usuario y contraseña para acceder vía NVR o NAS a la cámara, usando el protocolo RTSP. El fabricante nos avisa que la grabación continua en la tarjeta micro SD y la grabación desde un NVR no es posible, y que si accedemos vía NVR automáticamente la grabación continua se parará. En estos menús también podríamos configurar el sello del tiempo y configurar la fecha mostrada, además, también podemos mostrar un texto que nosotros queramos e incluso el logo en la pantalla. Por último, tenemos la posibilidad de habilitar diagnósticos por si existe algún problema, y en caso de activarlo tendremos que estar cerca de la red WiFi.

Otras opciones interesantes es la posibilidad de compartir los clips de vídeo con cualquier persona, de hecho, también podríamos dar acceso a la visualización de la cámara a cualquier contacto. Otras opciones son las de reiniciar automáticamente la cámara en un cierto horario y ponerle un comentario a TP-Link por si tenemos algún tipo de problema.

Tal y como habéis visto, las opciones de Tapo Care son casi las mismas que las de la aplicación de EZVIZ, de hecho, se han «inspirado» en muchos menús tal y como tiene este fabricante desde hace mucho tiempo.

 

Todo sobre Tapo Care

Tapo Care es el servicio de pago del fabricante TP-Link para sacar el máximo partido a la cámara IP, en este modelo que tiene una resolución de 3MP tenemos la detección de personas basada en IA y el llanto de bebés gratis, si te compras un modelo que no tenga esta resolución el servicio es de pago. Generalmente fabricantes como D-Link o EZVIZ proporcionan servicios de pago para la grabación en la nube de clips de vídeo, algo completamente normal porque es espacio de almacenamiento que estamos ocupando, sin embargo, es la primera vez que vemos en un fabricante doméstico que sus funcionalidades como las notificaciones enriquecidas, la detección de IA y las zonas de privacidad son de pago. Por ejemplo, las cámaras inteligentes de Netatmo tampoco incorporan ningún servicio de suscripción, y estas cámaras incluyen detección de personas examinando sus caras, y nos avisa de quién ha detectado o si es un intruso, todo gratis y sin pagar absolutamente nada.

En la web oficial de TP-Link encontramos una comparativa de Tapo Care sin suscripción, y luego todas las características que traen las suscripciones básicas y «Premium»:

Aunque en la web oficial no indica los precios, en la propia aplicación de Tapo sí nos aparecen los precios y las diferentes características que tenemos disponibles. A continuación, tenéis todos los precios de la suscripción básica y Premium:

  • Básico: hasta 1 dispositivo por 2,99€ mensuales o 29,99€ al año. La versión de hasta 5 dispositivos vale 10,99€ mensuales o 109,99€ al año.
  • Premium: hasta 1 dispositivo por 3,49€ mensuales o 32,99€ al año, si queremos hasta 2 dispositivos tenemos que pagar 6,49€ mensuales o 63,99€ al año. La modalidad de hasta 3 cámaras vale 9,49€ mensuales o 94,99€ al año. Finalmente, la versión de hasta 10 dispositivos vale 10,49€ mensuales (en oferta, porque en la app pone 34,99€ mensuales) o 109,99€ al año (también en oferta).

En las siguientes capturas podéis ver toda la información sobre ambos planes, y también una breve comparativa sobre ambos planes:

Tal y como podéis ver, la versión básica es realmente cara y no merece la pena, es mejor adquirir la suscripción premium directamente, sobre todo si tenemos 5 cámaras o más porque vale exactamente lo mismo la versión básica que la premium (al menos, vale lo mismo ahora ya que está en oferta).

Si lo comparamos con el fabricante D-Link, el servicio mydlink ofrece algo mucho mejor. Lo primero de todo, la suscripción en mydlink no tenemos detección de movimiento por IA ni notificaciones enriquecidas, esto ya lo tenemos gratis sin pagar nada y para siempre. Lo único que contratamos con la suscripción en mydlink es la grabación en la nube con unos días de almacenamiento en concreto. Las modalidades de mydlink son las siguientes:

  • Plan gratuito: durante el primer año después de comprar la cámara, tenemos grabación en la nube totalmente gratis para hasta 3 cámaras simultáneamente (es a nivel de cuenta registrada, no a nivel de cámara). Esta grabación en la nube incluye 7 días de histórico sin límite de espacio. Si pasado un año compramos otra cámara, extenderemos esta gratuidad un año más a nivel de cuenta.
  • Plan Básico: hasta 3 cámaras con 7 días de almacenamiento en la nube sin límite de espacio. 2,49€ mes o 24,99€ año.
  • Premium: hasta 5 cámaras con 14 días de almacenamiento en la nube sin límite de espacio. 4,99€ mes o 49,99€ año.
  • Pro: hasta 10 cámaras con 30 días de almacenamiento en la nube. 9,99€ mes o 99,99€ año.

Tal y como podéis ver, es claramente más barata la suscripción de mydlink que Tapo Care, lógicamente incluye menos «funciones», pero es que estas funciones de Tapo Care ya están totalmente gratuitas en mydlink.

Respecto al caso de EZVIZ, también es más barato en la versión de hasta 7 días de histórico, mientras que la versión de hasta 30 días de histórico es más caro que Tapo Care. Aunque en las cámaras de EZVIZ tanto la detección de IA y notificaciones enriquecidas son totalmente gratuitas.

Tal y como podéis ver, Tapo Care es un servicio muy caro en comparación con mydlink, es caro en comparación con EZVIZ de 7 días y algo más barato que EZVIZ de 30 días. Además, lo que hace TP-Link es «bloquear» funcionalidades que deberían estar disponibles con la compra de la cámara, como las notificaciones enriquecidas y también la detección de IA. Las principales quejas de los usuarios con respecto a Tapo Care es justamente por esto, parece que compras una cámara pero luego tienes que pagar para «desbloquear» todas las funcionalidades, mientras que sus competidores no hacen esto.

Otro aspecto que nos gustaría indicar, es la ingente cantidad de solicitudes DNS que realiza la cámara IP aunque esté en standby, sin visualizar en tiempo real, sin la grabación en la nube y sin ningún tipo de detección de movimiento configurado. En pocos días ha realizado más de 90.000 solicitudes DNS, lo que es realmente elevado:

Todas las consultas DNS se han realizado a un dominio de TP-Link por parte de la cámara, como se puede ver en la siguiente imagen, cada 6 segundos se realiza una petición DNS al dominio, por lo que hay una ingente cantidad de tráfico de red en el WiFi, aunque la cámara esté sin visualizarse.

Nosotros hemos optado por bloquear estas solicitudes directamente en el firewall, y visualizar la cámara a través del sistema domótico Home Assistant, además, podemos gestionar otros aspectos de la cámara como el movimiento a través de la integración de HACS, por tanto, ahora mismo la cámara IP WiFi es totalmente privada, toda la comunicación se realiza a través de Home Assistant en local.

 

Conclusiones finales

Esta cámara IP TP-Link Tapo C210 es una cámara con luces y sombras, y nunca mejor dicho. La resolución 2K incorporada en esta cámara realmente no es de 1440p, sino algo inferior, no obstante, lo peor de todo es que tan solo tenemos 15 FPS tanto en resolución 2K como en Full HD y HD, por lo que la fluidez en la imagen deja bastante que desear. Hubiera sido mejor que tuviera una resolución Full HD 1080p de calidad y con 25 o 30 FPS, que una resolución 2K «lite» como ocurre con este modelo.

Esta cámara cuenta con todas las características típicas, como el audio bidireccional, visión nocturna por infrarrojos, ranura para tarjetas micro SD, grabación en la nube (de pago), y detección de movimiento basada en IA. El audio bidireccional funciona perfectamente, además, desde la app Tapo podemos establecer una llamada como si fuera un teléfono. En cuanto a la visión nocturna, TP-Link promete 9 metros de distancia, sin embargo, hemos comprobado que con una distancia de unos 5 o 6 metros la imagen ya se ve algo oscura, por lo que llegar hasta los 9 metros con una buena visión será bastante complicado. La detección de movimiento por IA para la detección de personas y llanto de bebé es buena, esta funcionalidad es gratuita en esta cámara por ser de 3MP, sin embargo, en modelos con menos resolución es un servicio de pago a través de Tapo, algo que deja bastante que desear porque sus principales competidores como D-Link, EZVIZ o Netatmo incorporan esta funcionalidad totalmente gratis.

Respecto a la conectividad de esta cámara, es Wi-Fi 4 en la banda de 2.4GHz, algo completamente normal en este tipo de modelos, sin embargo, al tener resolución 2K con un mayor bitrate esperábamos que tuviera compatibilidad con la banda de 5GHz. Otro aspecto negativo es la seguridad, y es que este modelo ahora mismo no soporta el cifrado WPA3-Personal, un cifrado que cada vez es más habitual en los routers domésticos, de hecho, incluso hasta el Movistar Router Smart WiFi 6 incorpora este tipo de cifrado. Tampoco incorpora un puerto Fast-Ethernet para conectarla vía cable, algo que sí es habitual en modelos con resolución 2K y robotizada, sin embargo, lamentablemente la Tapo C210 no lo incorpora.

Respecto a la calidad de fotografía y vídeo, hemos visto en el laboratorio de pruebas que la calidad en Full HD y en 2K es exactamente la misma, incluso si hacemos zoom en la imagen no notaremos ninguna diferencia, por lo tanto, nuestro consejo es que uses 1080p siempre y así ahorres algo de ancho de banda y espacio de almacenamiento en la tarjeta micro SD. Las fotografías son exactamente iguales, y lo mismo pasa con el vídeo, no apreciamos ninguna diferencia entre ambas resoluciones. Por último, nos gustaría destacar que solamente soporta 15 FPS, por lo que la fluidez de la imagen es claramente inferior a otras cámaras que sí soportan 25 FPS o 30 FPS, por lo que debes tenerlo muy en cuenta.

Algo que sí nos ha gustado mucho es que permite grabación continua en una tarjeta micro SD, además, también podemos configurar un NVR o NAS para visualizar y controlar la cámara fácilmente, porque soporta ONVIF/RTSP, sin embargo, si vamos a grabar con el NVR y con la tarjeta micro SD a la vez, la cámara dará prioridad a la tarjeta micro SD por lo que no podemos hacer ambas cosas simultáneamente, por lo tanto, debes elegir entre una cosa u otra. Otro aspecto destacable es que es compatible con Home Assistant y podemos realizar diferentes acciones.

Respecto a Tapo Care, la suscripción en el Cloud de TP-Link para tener grabación en la nube de los clips de vídeo y las notificaciones enriquecidas, la verdad es que la suscripción básica hoy en día no merece la pena porque es realmente cara, sobre todo si lo comparamos con las cámaras de D-Link que ofrece esto mismo gratis el primer año (frente al primer mes en Tapo Care). Tal y como os explicamos antes en detalle, Tapo Care en su versión premium sí podría ser interesante porque el precio es similar a D-Link o EZVIZ, no obstante, debemos criticar que esta suscripción no solamente es para grabación en la nube, sino para «desbloquear» las notificaciones enriquecidas, la detección de movimiento basada en IA (en este modelo es gratis) y otras características que sus competidores tienen gratis. Por último, algo a tener muy en cuenta es la ingente cantidad de peticiones DNS que realiza, provocando un consumo de ancho de banda y recursos a nivel de red excesivo, algo que no tiene sentido porque si está en standby y sin detectar nada, no debería enviar tantísimos datos a la nube.

Ahora vamos a ver los puntos fuertes y débiles de esta cámara IP Cloud.

 

Puntos fuertes

  • Calidad de la imagen buena en entornos diurnos y nocturnos con resolución 2K, pero esperábamos más.
  • Micrófono para escuchar todo lo que ocurre al otro lado y altavoz con sirena, dispone de audio bidireccional con posibilidad de hacer «llamadas».
  • Dispone de una ranura para tarjetas micro SD de hasta 256GB de capacidad.
  • Detección del movimiento y sonido, permite detección de personas basada en IA y llanto de bebé gratis.
  • LED infrarrojos para visión nocturna a una distancia de hasta 9 metros, pero en nuestras pruebas como máximo llega hasta los 5-6 metros aproximadamente.
  • Facilidad para realizar la configuración con la app Tapo.
  • Soporte de RTSP y ONVIF S para visualizarla desde un NVR o servidor NAS.
  • App TP-Link Tapo funciona muy rápida, con una interfaz gráfica de usuario amigable.
  • Precio: notable, podemos encontrarla por unos 35 euros, aunque hay otros modelos de EZVIZ o D-Link que valen lo mismo y son mejores.
 

Puntos débiles

  • La calidad de imagen (fotos y vídeos) es buena, sin embargo, la resolución 2K brilla por su ausencia, se ve exactamente igual en resolución 1080p.
  • Solamente dispone de 15 FPS, no tenemos una buena fluidez de imagen, por lo que debemos tenerlo muy en cuenta.
  • Problemas al principio para conectarla a la red WiFi de casa, una vez conectada no ha habido desconexiones.
  • No tiene compatibilidad con la banda de 5GHz en WiFi, tampoco soporta WPA3-Personal como sí ocurre con sus más directos competidores.
  • No tiene puerto Fast-Ethernet, muchos modelos similares a este sí incorporan esta característica tan importante.
  • La cámara no permite grabación continua en tarjeta micro SD y grabación desde NVR/NAS, da prioridad siempre a la tarjeta micro SD.
  • No tiene notificaciones enriquecidas gratis, hay que pagar Tapo Care.
  • Tapo Care incorpora funciones que deberían ser gratis (detección de movimiento en IA y notificaciones enriquecidas, por ejemplo). La suscripción es mucho más cara que la mydlink del fabricante D-Link.
  • Ingente cantidad de solicitudes DNS hacia el Cloud de TP-Link, aunque la cámara esté en stand by.

El precio de esta cámara ronda los 35€ aproximadamente, un precio bueno pero por este precio existen mejores opciones de fabricantes como EZVIZ o D-Link, además, sin necesidad de pagar la versión «premium» si queremos desbloquear funciones propias de la cámara, como la detección del movimiento basada en IA o las notificaciones enriquecidas.

Antes de terminar, nos gustaría hacernos eco de algunas opiniones de clientes de Amazon que han tenido problemas con este modelo. Según podemos leer en la ficha del producto de Amazon, muchos clientes han tenido problemas a la hora de emparejarse con el router WiFi principal, otros problemas son que si se desconecta de la red WiFi ya no se puede volver a conectar. Otros aspectos negativos que mencionan los usuarios es que en muchas zonas de la app te invitan a pagar por la suscripción premium y es muy molesto (algo que también nos ha pasado a nosotros). Otras quejas bastante habituales son las referidas al pago de Tapo Care si queremos todas las funciones que os hemos explicado, y que no funciona del todo bien con Alexa (nosotros no tenemos Alexa, entonces esto no lo hemos probado).

Nuestra valoración de esta cámara Cloud TP-Link Tapo C210 después de probar su rendimiento durante varios días, comprobar todas las opciones de la aplicación Tapo, y el precio de 35 euros, es de 6/10.

Esperamos que os haya gustado el análisis, si tenéis alguna duda podéis ponernos un comentario y os responderemos encantados.

TP-Link Tapo C210
Resolución 2K hasta 2304 x 1296 píxeles, tiene solo 15 FPS
Visión Nocturna Sí, hasta 9 metros máximo. Realmente son unos 5-6 metros.
Altavoz Sí, tiene audio bidireccional.
Micrófono
Tarjeta MicroSD Sí, soporta hasta 256GB de capacidad
Cloud Sí, con Tapo Care

Lo mejor

  • Calidad de imagen buena, aunque esperábamos más de la resolución 2K.
  • Altavoz y micrófono para tener audio bidireccional.
  • Ranura para tarjetas micro SD de hasta 256GB de capacidad.
  • Detección de movimiento de personas basada en IA y llanto de bebés.
  • Visión nocturna de hasta 9 metros, pero realmente son unos 5-6 metros.
  • Soporte para ONVIF/RTSP para visualizarla desde un NVR o NAS.
  • Aplicación Tapo funciona muy rápida con una interfaz gráfica amigable.
  • Precio: notable, el precio es de 35 euros.

Lo peor

  • Resolución 2K brilla por su ausencia, se ve exactamente igual que 1080p.
  • Solamente dispone de 15 FPS, no tenemos buena fluidez de imagen.
  • No tiene soporte WiFi para 5GHz, no soporta WPA3-Personal.
  • Problemas al principio al conectarla a la red WiFi.
  • No tiene puerto Fast-Ethernet para conectarla por cable de red.
  • No permite grabación en tarjeta micro SD y en NVR/NAS simultáneamente.
  • No tiene notificaciones enriquecidas, tenemos que pagar por ello.
  • La suscripción de Tapo Care es mucho más cara que mydlink, y hay cosas básicas que son de pago.
Calidad Fotográfica
6
Calidad Video
6
Rendimiento
6
Opciones de configuracion
2
Facilidad de uso
8
Precio
7

Puntuación global

5.8
¡DEJA TU VALORACIÓN!
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!