No puedo entrar en una página desde el PC, pero sí desde el móvil

En la mayoría de ocasiones al navegar por Internet no tenemos problemas. Las páginas webs que vistamos habitualmente cargan con bastante rapidez y podemos disfrutar de contenidos nuevos. La llegada de la fibra óptica a muchos hogares ha facilitado que las páginas carguen cada vez más rápido y de manera satisfactoria. No obstante, aunque estos fallos no se producen a menudo, en algunas ocasiones no nos carga un sitio web. Entonces, cogemos nuestro móvil para comprobarlo y para nuestra sorpresa esa web carga. En este artículo veremos las causas por las que no puedes entrar en una página desde el PC, pero sí desde el móvil.

En las ocasiones en que se produce este fallo no suele ser complicado solucionarlo. No obstante, salvo que se dé con la causa a la primera, averiguarlo puede llevar su tiempo. Cuando no puedes entrar en una página desde el PC, pero sí desde el móvil, hay que comprobar la conexión, los DNS y más.

La conexión a Internet

Cuando vemos que no carga ese sitio web al que accedemos habitualmente, buscamos formas de averiguar qué pasa. La primera idea que nos suele venir en mente es probar con otro dispositivo. Hoy en día, el elemento que tenemos más a mano para probar es el móvil.

En el momento que vemos que carga en el móvil correctamente, debemos plantearnos si están usando la misma conexión a Internet. Ese móvil puede estar usando datos móviles en una conexión independiente. La otra opción es que esté conectado por Wi-Fi, en cuyo caso sí estarían usando la misma conexión. En el supuesto de que el smartphone estuviese conectado por datos móviles, podría indicar que la red móvil funciona, pero la fibra óptica o el ADSL no. Por otra parte, si estaba conectado por WiFi y navega de forma normal, ya podríamos pensar en otro tipo de fallos. Ya vimos en otro artículo qué hacer si aparece el fallo Timed Out.

Una cosa por la que podríamos empezar, es por comprobar si el dominio que queremos visitar está activo o tiene algún problema. Para ello haremos los siguiente:

  1. Vamos al Menú de Inicio.
  2. Escribimos cmd y pulsamos enter.
  3. Hacemos un ping al dominio en cuestión que queremos comprobar.

En el caso de que todo esté en orden ofrecerá unos resultados como estos:

En caso contrario, si hay pérdida de paquetes el fallo está en nuestro PC o la conexión a Internet. También, aunque es poco frecuente, podría ser algo físico o relacionado con el hardware. Nos referimos a que se estropeen la tarjeta de red / WiFi del PC o portátil, se haya dañado el cable de red o la parte Ethernet del router.

Los servidores DNS pueden impedir entrar en webs

DNS viene de las siglas en inglés Domain Name System o Sistema de Nombres de Dominio. La función de los servidores DNS es la de dirigirnos a la dirección que escribimos en la barra de direcciones del navegador. Cuando visitamos webs, están alojadas en servidores web con una determinada IP pública. Así, tras poner el nombre de un dominio, ese servidor DNS se encarga de facilitarnos esa IP para enrutar el tráfico.

Un problema podría ser que los servidores DNS que estuviésemos utilizando no estuviesen funcionado bien, o simplemente que estuvieran caídos. Los DNS en un PC se pueden obtener tanto desde el router como desde Windows, configurándolo en el TCP/IP de Windows.

Aquí tenéis explicado cómo cambiar los DNS de Windows para navegar más rápido.

Borrar datos (caché y cookies) en el navegador web

Otra cosa que también podríamos mirar, sería borrar todos los datos de navegación de nuestro navegador. En Google Chrome en opciones entramos a Configuración. Luego hacemos clic en Privacidad y seguridad y seguidamente seleccionamos Borrar datos de navegación.

En el apartado Tiempo seleccionamos Desde siempre, marcamos las opciones como arriba y tocamos en el botón Borrar datos. Otra cosa que podríamos probar es utilizar un navegador diferente. Incluso si tienes acceso a Internet, podríamos plantearnos la instalación de uno nuevo que no tengamos instalado como Firefox, Opera o Chrome.

Por último, si sigue fallando no estaría de más comprobar que nuestro sistema operativo está actualizado. A esto habría que añadir un análisis con nuestro antivirus y programa antimalware si disponemos de uno.

¡Sé el primero en comentar!