La forma en la que compras y gastas ha cambiado por el Wi-Fi

La forma en la que compras y gastas ha cambiado por el Wi-Fi

Javier Jiménez

Es una realidad que Internet ha cambiado totalmente muchos hábitos de nuestro día a día. Ofrece un gran abanico de posibilidades tanto a usuarios particulares como a empresas. En este artículo nos hacemos eco de un informe que muestra cómo el Wi-Fi ha cambiado la forma en la que gastamos y compramos, así como en las posibilidades de negocios para las empresas. Vamos a hablar de ello.

El Wi-Fi ha cambiado las posibilidades de negocio

Hoy en día podemos disponer de redes Wi-Fi en casi cualquier lugar. Ya sabemos que nuestros dispositivos móviles están poco a poco dejando en un segundo plano los equipos de escritorio. Esto es así principalmente porque podemos utilizarlos para acciones del día a día, como por ejemplo navegar por Internet, y además desde cualquier lugar.

Según este informe los lugares comerciales que cuentan con acceso a Internet Wi-Fi ofrecen un valor añadido a los clientes que se repercute posteriormente en los beneficios. Los consumidores esperan poder utilizar sus dispositivos móviles en centros comerciales donde hay Wi-Fi. Esto significa que esos lugares donde hay conexión inalámbrica pueden ver cómo sus ingresos mejoran.

Pero más allá del simple hecho de que los usuarios puedan conectarse a Internet, también ha supuesto un impulso importante para el marketing. Muchos locales pueden utilizar el Wi-Fi para llevar a cabo campañas de marketing, usar las redes sociales y poder atraer a más clientes. Muchas cafeterías, por ejemplo, ya ofrecen café gratis o ciertos descuentos a aquellos usuarios que se hagan una foto en su local y lo compartan por redes sociales mencionando a ese establecimiento. Esto, al menos en parte, es gracias a las redes Wi-Fi que podemos encontrarnos en ese mismo espacio.

Internet Wi-Fi en los centros comerciales

Ha ayudado también a ahorrar

También indican que ha ayudado al ahorro, tanto por parte de compradores como de las propias empresas. Muchos usuarios llegan a un centro comercial y en vez de ir tienda por tienda buscando un producto, simplemente buscan por Internet para comparar precios, ver disponibilidad de tallas, etc.

Incluso podemos ver pantallas con conexión Wi-Fi en tiendas de ropa, electrónica y casi de cualquier cosa, donde los propios clientes pueden navegar para encontrar el producto que desean y saber en qué pasillo pueden encontrarlo, a qué precio, etc. En definitiva, un abanico de posibilidades que gracias a las redes inalámbricas también ha hecho que la manera en la que compramos y gastamos haya cambiado.

Pero si miramos al futuro inmediato todo hace indicar que nos movemos hacia una época en la que todo esto se incrementará. El Internet de las Cosas es ya una realidad y cada vez está más presente en nuestro día a día. Nuevos dispositivos, nuevas tendencias y posibilidades, cambiarán a su manera la forma en la que compramos, navegamos por la red y, en definitiva, utilizamos Internet.

¿Estáis de acuerdo con esto? ¿Creéis que realmente el hecho de entrar en un centro comercial con Wi-Fi puede hacer que gastemos más o menos dinero y que podamos cambiar nuestros hábitos de consumo?