TP-Link EAP225-Outdoor AC1200


Os presentamos un completo análisis de un punto de acceso inalámbrico para exteriores. No se trata de un AP cualquiera, sino uno de los que mejor calidad-precio tienen actualmente en el mercado. Para ser más precisos, se trata del modelo TP-Link EAP225-Outdoor AC1200. Es capaz de ofrecer hasta 1.200 Mbps gracias a la tecnología 2×2 MU-MIMO. Es resistente al polvo y al agua. El equipo se puede adquirir en el momento de la realización de este análisispor unos 90 euros.

¿Te parece poco? Aún tenemos muchas más características de las que hablar. Por ejemplo, es compatible con el controlador gratuito Omada. Permite la autenticación de usuarios utilizando la red social Facebook o mensajes de texto. Cuenta con dos antenas de una ganancia muy alta, permitiendo que la cobertura sea uno de los aspectos más destacables por parte del fabricante. Ni que decir tiene que se trata de un dispositivo con doble banda simultánea y Wi-Fi AC, utilizando la banda de los 2,4 GHz y los 5 GHz. El dispositivo es compatible con el estándar 802.3af, lo que quiere decir que alimentaremos este punto de acceso a través de PoE, ya sea con el inyector incorporado o con un switch PoE que tengamos en la organización.

TP-Link EAP225 Outdoor AC1200 análisis detallado de este punto de acceso de exterior

¿Todavía hay más características? Sí, aún no hemos terminado con este dispositivo. Sin embargo, el resto de especificaciones y opciones de configuración de este AP las podrás conocer a lo largo de este análisis.

Antes de meternos de lleno con el análisis de este dispositivo, vamos a realizar un breve repaso a las especificaciones técnicas más importantes.

Características Técnicas del AP exterior TP-Link EAP225-Outdoor AC1200

  • Dimensiones: 215 × 46 × 27 mm
  • Wireless: Compatible con los estándares 802.11a/b/g/n/ac.
  • Puertos de red: 1 puerto Gigabit Ethernet compatible además con el estándar 802.3af PoE
  • Ganancia de las antenas: 2.4GHz: 2 * 3dBi, 5GHz: 2 * 4dBi
  • Gestionabilidad: A través del controlador Omada (totalmente gratuito).
  • Doble banda simultánea: Sí, utilizando 2,4 y 5 GHz.
  • Kit de Montaje en pared incluido: Sí
  • CPU: Qualcomm Atheros QCA9563 a una frecuencia de 750MHz

Análisis Externo

Tal y como es habitual en todo nuestro análisis, tras conocer algunos detalles técnicos del dispositivo que nos ocupa, nos centramos en el análisis externo. Para organizar de una forma mucho más eficiente la información, vamos a dividir esta sección en varios apartados. En primer lugar, hablaremos de todo lo relacionado con el embalaje. Posteriormente, hablaremos de los accesorios, para, finalmente, hablar del dispositivo en cuestión, el TP-Link EAP225-Outdoor AC1200.

Antes de comenzar con el embalaje, os dejamos el vídeo del unboxing que hemos realizado de este dispositivo, donde se puede apreciar de una forma mucho más clara, algunos detalles:

Embalaje

En primer lugar, comenzamos por la sección que siempre sirve como punto de entrada de nuestros análisis: el embalaje y la información contenida en él.

En el frontal de la caja del TP-Link EAP225-Outdoor AC1200, encontramos una imagen del punto de acceso con las antenas desmontables. Como información adjunta y destacada, se puede ver como se trata de un dispositivo doble banda simultánea con tecnología MU-MIMO. Para todos aquellos usuarios que no lo sepan, MU-MIMO significa Multiple User – Multiple Input Multiple Output. O lo que es lo mismo, el punto de acceso puede enviar y recibir información de varios clientes de forma simultánea, y utiliza sus dos antenas para enviar y recibir información. Esto significa que el rendimiento es mejor que con respecto a dispositivos que no cuentan con esta tecnología MU-MIMO.

El fabricante también menciona el controlador Omada. Es decir, un software que nos permitirá gestionar el punto de acceso de una forma rápida y sencilla. Le sacaremos especialmente provecho si contamos con varios puntos de acceso TP-Link compatibles, no siendo necesario configurar cada uno de forma independiente.

TP-Link EAP225 Outdoor AC1200 frontal del embalaje

En la parte trasera del embalaje, encontramos información relacionada con el controlador Wi-Fi Omada Controller. Se trata un controlador Wi-Fi vía software muy fácil de gestionar y que permite de una forma simple añadir más equipos. Gracias a este controlador Wi-Fi, vamos a poder configurar decenas de puntos de acceso de manera centralizada y sin la necesidad de perder el tiempo configurando cada equipo por separado. Algunas de sus características nos las explica el propio fabricante, por ejemplo, vamos a poder monitorizar en tiempo real el estado de las conexiones, también tenemos un completo análisis del tráfico de red, la posibilidad de configurar un portal cautivo, así como actualizar y reiniciar todos los AP dados de alta. Además de todo esto, el usuario podrá disfrutar, por ejemplo, de la posibilidad de crear un mapa de calor de la señal Wi-Fi. Esto nos puede servir para analizar de una forma mucho más eficiente la señal Wi-Fi dentro del hogar y aplicar posibles mejoras en forma de cambios de ubicación de los puntos de acceso.

El dispositivo está equipado con Beamforming para focalizar la señal inalámbrica y obtener un mejor rendimiento. Además, posee una funcionalidad que permite optimizar la itinerancia de dispositivos entre los diferentes puntos de acceso.

El otro lateral del embalaje queda reservado para las características técnicas de este dispositivo. En la parte inferior del embalaje encontramos información relacionada con el dispositivo. Es decir, el número de serie e identificador. También encontramos las certificaciones con las que cumple y una muy breve descripción del modelo en diferentes idiomas.

Después de un recorrido por el embalaje y su contenido, llega el momento de realizar la apertura del mismo. Esto es lo que nos encontramos:

TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 apertura de la caja y visionado del contenido

Todo está correctamente situado dentro de su compartimento, encontrando en un primer plano la guía de instalación.

Accesorios

Hemos visto todo lo relacionado con el embalaje. Tras realizar la apertura del mismo, es el momento de realizar un breve repaso al contenido del mismo. En primer lugar, os dejamos una imagen con todo lo incluido en este:

TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 contenido del embalaje del AP Wi-Fi

Los elementos a destacar son:

  • Punto de acceso TP-Link EAP225-Outdoor AC1200
  • Adaptador PoE con puertos Gigabit
  • Cable de alimentación
  • Kit de montaje en pared
  • Dos antenas desmontables
  • Guía de instalación

Adicionalmente, el fabricante también ha incluido documentación relacionada con productos del fabricante que podrían interesar a el usuario. Además, el usuario puede encontrar un breve manual para utilizar Omada, el controlador que permite la gestión de este punto de acceso de forma sencilla.

Tras un repaso a parte de la documentación incluida (veremos el resto más adelante) pasamos a hablar de la alimentación eléctrica del punto de acceso inalámbrico. Para ser más preciso, vamos a hablar del cable de corriente del adaptador PoE incluido. Hay que decir que su longitud no la podemos considerar como uno de los aspectos destacable. Estamos hablando de apenas 50 centímetros.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que, lo realmente importante es el cable de red. Es decir, el punto de acceso se alimentará vía latiguillo de red, y será este el que deberá cubrir casi la totalidad de la distancia.

Hay que destacar que el TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 también es compatible con equipos PoE. Por lo tanto, si contamos con algún switch que posea esta funcionalidad, podremos eliminar el cable de alimentación y el adaptador PoE.

Dejamos el cable a un lado, y pasamos a hablar de un elemento fundamental en el caso de los puntos de acceso inalámbrico: la antena. En este caso, por partida doble. Tal y como se puede observar, son antenas que se pueden desmontar. Lo que quiere decir que se puede equipar al punto de acceso con otras antenas, sin ningún problema. Son antenas omnidireccionales que permiten ofrecer un alcance de hasta 200 metros utilizando la banda de los 2,4 GHz y los 300 en el caso de la de 5 GHz. Obviamente, estamos hablando de condiciones ideales.

La ganancia, en el caso de hacer uso de la banda de los 2,4 GHz es 3dBi, mientras que en el caso de la de 5 GHz estaríamos hablando de 4dBi.

No se trata de unas antenas sin más. El fabricante se ha esforzado por conseguir un diseño estilizado y a juego con las líneas del dispositivo, que veremos posteriormente. Cuentan con la posibilidad de rotar 360 grados y plegarse desde su base hasta conseguir un ángulo de 90 grados. Destacar de estas antenas que, la ganancia es de 3dBi en la banda de los 2,4 GHz y 4dBi si utilizamos la banda de los 5 GHz.

El fabricante ha pensado en todo a la hora de instalar el punto de acceso Wi-Fi. En caso de encontrar complicaciones con la instalación, podemos recurrir a las dos bridas incluidas. Las dimensiones del AP TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 permiten que esto se pueda llevar a cabo, permitiendo que la instalación sea, aún, mucho más sencilla.

Aunque anteriormente ya hemos hablado de documentación, aún nos queda por mencionar que, junto con los accesorios, también se incluye una guía de instalación que también está disponible en castellano. El usuario no tendrá ningún problema para llevar a cabo la puesta en funcionamiento del AP TP-Link EAP225-Outdoor AC1200.

Recuperando el tema de la alimentación del punto de acceso inalámbrico, vamos a hablar del adaptador o inyector PoE. Recordad que si contáis con un dispositivo compatible con PoE no será necesario utilizar este elemento.

Las dimensiones no son excesivamente intrusivas, aunque es cierto que se trata de un dispositivo adicional. Además, cuenta con todo lo necesario para realizar su montaje en una pared. Cuenta con un soporte que se puede acoplar sin mayor complicación. También se incluyen dos tacos y dos tirafondos para sujetar el soporte a la pared.

El funcionamiento de este dispositivo es sumamente sencillo. Este se conecta a la red eléctrica. Los dos puertos de red vienen etiquetados para saber cuál es el rol. Aquel que aparece identificado como LAN será el que vaya conectado al router o switch. El identificado como PoE será el que se conecte al punto de acceso TP-Link EAP225-Outdoor AC1200. de esta forma, será este dispositivo el que se encargue de enviar a través del mismo cable de red datos y alimentación eléctrica.

Insistimos que, si cuentas con un switch compatible con PoE, es mejor hacer uso de esta función, evitando la necesidad de utilizar este “intermediario”, aunque es de agradecer que el fabricante TP-Link lo incorpore en la caja, algo que otros fabricantes descartan.

Punto de acceso

Llega el momento de conocer todo lo relacionado con el punto de acceso. Para comenzar, os dejamos una imagen con todos aquellos elementos que, de alguna forma, están relacionados con el TP-Link EAP225-Outdoor AC1200:

El usuario cuenta con las dos antenas de las que ya hemos tenido la oportunidad de hablar.

  • Soporte vertical de pared
  • Tacos y tirafondos
  • Punto de acceso

La instalación o anclaje del soporte a la carcasa del AP es sumamente sencillo. Solo se debe deslizar en sentido contrario cada uno de los elementos. Existe un elemento que retiene el punto de acceso y evita que se pueda extraer sin retirar este elemento.

Destacar, sobre todo, el diseño del punto de acceso. Se trata, sin lugar a dudas, de uno que nos ha gustado mucho. Es elegante y capaz de pasar desapercibido. Aunque sea un elemento de exterior, los clientes no quieren un “elemento” en la fachada que desentone. Además del diseño de la carcasa, podríamos decir que, las dimensiones del punto de acceso también ayudan a que esto sea así.

En la parte superior del punto de acceso encontramos los conectores de las dos antenas.

Al tratarse de un punto de acceso de exterior, es resistente al agua y polvo. O lo que es lo mismo, los puertos deben estar protegidos de forma adecuada para evitar problemas de funcionamiento. En este aspecto el fabricante chino ha jugado bien las cartas con el TP-Link EAP225-Outdoor AC1200. Podríamos decir que ha creado una cavidad en la parte inferior de la carcasa. Es aquí donde, además de encontrar información de los SSID creados por defecto, el usuario encontrará el puerto Gigabit Ethernet que servirá para el envío/recepción de datos y alimentación eléctrica del punto de acceso. Junto a este, también existe un botón de reset, permitiendo al usuario restablecer el dispositivo a valores de fábrica.

La parte de la carcasa que podemos considerar desmontable está unida al resto de la carcasa por un latiguillo de plástico flexible. De esta forma, evitaremos posibles pérdidas al desmontarla.

El punto de acceso, al igual que otros productos, cuenta con una configuración por defecto. Es decir, el usuario solo tendrá que realizar la conexión con el router o switch PoE o el inyector PoE incluido, y se podría conectar y navegar por Internet sin ningún problema.

Laboratorio de Pruebas

Llega el momento de ver cuál es el rendimiento real de este equipo. Por lo tanto, tenemos que recurrir a nuestro laboratorio de pruebas.

En primer lugar, vamos a hacer una prueba de distancia con visión directa entre el cliente y el punto de acceso. Al menos hasta 200 metros tenemos visión directa y sin obstáculos. Más allá de esa distancia nos será mucho más complicado. Será muy sencilla. Ubicaremos el punto de acceso en la fachada exterior de la vivienda y aprovecharemos una gran avenida para comprobar cuál es el alcance real con tres adaptadores Wi-Fi USB. Para ser más precisos, los equipos a utilizar serán los siguientes:

  • TP-LINK Archer T4U
  • D-Link DWA-182
  • Linksys WUSB6300

Haremos mediciones tanto en la banda de los 2,4 GHz como en los 5 GHz a las siguientes distancias:

  • 50 metros
  • 100 metros
  • Más de 150 metros

Según las especificaciones del fabricante, en la banda de los 2,4 GHz es capaz de alcanzar más de 200 metros, mientras que en la de 5 GHz es capaz de alcanzar hasta 300 metros. Estas cifras son ofrecidas por el fabricante en un entorno de condiciones ideales. Teniendo en cuenta que se trata de un escenario real, con interferencias, el alcance se espera que sea mucho menor.

Las pruebas de velocidad las hemos realizado con el programa JPerf y 50 hilos TCP concurrentes. La mecánica de las pruebas es idéntica a las de otros equipos. Un PC de sobremesa que hace de servidor y un portátil que será el que desplacemos a lo largo de las tres distancias o punto de medición.

Prueba en la banda de los 2,4 GHz

Comenzamos realizando la prueba de rendimiento en la banda de los 2,4 GHz:

TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 50 metros 100 metros Más de 150 metros
Linksys WUSB6300 Sincro: 200Mbps Velocidad: 18,5MB/s Sincro: 120Mbps Velocidad: 8,4MB/s Sincro: 20Mbps a 170 metros Velocidad: 1,7MB/s
TP-LINK Archer T4U Sincro: 170Mbps Velocidad: 15,3MB/s Sincro: 80Mbps Velocidad: 5,7MB/s Sincro: No
D-Link DWA-182 Sincro: 220Mbps Velocidad: 17,7MB/s Sincro: 120Mbps Velocidad: 6,9MB/s Sincro: 30Mbps a 170 metros Velocidad: 1,9MB/s

Prueba en la banda de los 5 GHz

Tras la prueba en la banda de los 2,4 GHz, seguimos con las mediciones en la banda de los 5 GHz. Esta debería ofrecernos un extra de cobertura. Es decir, comprobaremos si somos capaces de superar los 220 metro de la prueba anterior:

TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 50 metros 100 metros Más de 150 metros
Linksys WUSB6300 Sincro: 500Mbps Velocidad: 25,4MB/s Sincro: 200Mbps Velocidad: 12,3MB/s Sincro: 30Mbps a 200 metros Velocidad: 2,2MB/s
TP-LINK Archer T4U Sincro: 450Mbps Velocidad: 20,1MB/s Sincro: 160Mbps Velocidad: 8.5MB/s Sincro: 20Mbps a 180 metros Velocidad: 1,2MB/s
D-Link DWA-182 Sincro: 550Mbps Velocidad: 27.9MB/s Sincro: 200Mbps Velocidad: 11.8MB/s Sincro: 20Mbps a 190 metros Velocidad: 1,3MB/s

Aunque hemos logrado alcanzar los 200 metros (lejos de los más de 300 metros) ya hemos indicado que la distancia ofrecida por el fabricante es en condiciones ideales. 200 metros es una distancia que podemos considerar buena, sobre todo, teniendo en cuenta que se trata de un entorno urbano y con interferencias de otras redes Wi-Fi, o incluso tendidos aéreos de baja tensión eléctrica.

Conclusiones Wireless

Podríamos decir que, en estas pruebas, intervienen dos factores. Por un lado, nos encontramos con el AP, y por otro con el adaptador USB que se conecta a esta. Lo que queremos decir, es que el alcance no solo depende de punto de acceso, hay que tener en cuenta el cliente a utilizar.

En este caso, queremos decir que en la banda de los 2,4 GHz hemos obtenido un buen rendimiento. Hemos alcanzado los 220 metros de distancia, cumpliendo con los indicado por el fabricante. Sin embargo, en el caso de la banda de los 5 GHz, no hemos sido capaces de obtener medidas más allá de 200 metros en el caso del adaptador Linksys. A pesar de todo, creemos que se trata de unos muy buenos datos, sobre todo tenemos en cuenta que la prueba está realizada en un entorno urbano, y eso significa la existencia de interferencias.

Instalación del controlador Wi-Fi TP-Link Omada en Windows

Cómo ya hemos indicado previamente, se trata de un software que, por el momento, solo está disponible para dispositivos con sistema operativo Linux y Windows. Será de este último del que veamos el proceso de instalación.

Descargar controlador Wi-Fi Omada Controller

Ya os avisamos que la versión de Windows es la más actualizada/completa por parte del fabricante. Por lo tanto, a la hora de adquirir el equipo será un aspecto que habrá que tener en cuenta. Tras descargar los algo más de 121 MB de instalador, tocará realizar la descompresión del archivo.

Comenzamos un proceso de instalación que destacará por ser sumamente sencillo. Podríamos decir que el usuario casi no tendrá que hacer nada. Aparecerá la ventana de diálogo de InstallShield Wizard. El usuario, si es que lo cree conveniente, podrá modificar el lugar en el que quieren que se instalen los componentes software necesarios.

Aunque no es trascendental para el rendimiento del dispositivo, sí que merece la pena esta puntualización a modo de curiosidad. El controlador está basado en una aplicación web que se sustenta gracias a un servidor Apache que consume muy pocos recursos y una base de datos MongoDB.

La instalación apenas tarda un minuto en completarse. Una vez finalizada, si ejecutamos la utilidad de red que permite buscar posibles puntos de acceso conectados a la LAN, aparecerá un mensaje de autorización del firewall de Windows. Para ser más precisos, es Java la que solicita acceso al exterior. De no otorgar el acceso, el resultado de la búsqueda será nulo. Es decir, ningún punto de acceso será encontrado.

Búsqueda y preconfiguración de puntos de accesos

Centrándonos en Omada Discovery Utility, o lo que es lo mismo, la utilidad de búsqueda de puntos de acceso, indicar que, en nuestro caso, hemos conectado al router que nos ofrece Wi-Fi por cable el punto de acceso TP-Link EAP225-Outdoor AC1200. El resultado es que, transcurrido unos segundos, aparece en el listado.

Si lo creemos necesario, se puede realizar la primera configuración de seguridad de este, introduciendo la IP que queremos que tenga, el usuario que lo va a gestionar y la contraseña asociada al mismo.

Tras menos de un minuto, los cambios se aplican al punto de acceso.

Vistazo rápido al controlado Omada – Cómo crear un mapa de calor (heatmap) de la señal Wi-Fi

Ya hemos indicado anteriormente que se trata de una aplicación web, por lo tanto, tiene una dirección:

Nosotros hemos utilizado la utilidad en Google Chrome, Firefox e Internet Explorer, y el resultado ha sido bueno en todos ellos. Tal vez en Google Chrome el mapa de calor tenga un mejor funcionamiento que en el resto, pero podría considerarse como apreciación personal.

Al igual que con la utilidad anterior, debemos aceptar que Java pueda atravesar el firewall.

Una vez comprobado esto, se realiza el arranque del controlador web Omada. Dado que debe arrancar una base de datos, un servidor web y otros elementos, es probable que el proceso se pueda demorar hasta 2 minutos.

Una vez completado el proceso, podemos acceder al controlador a través de la dirección que os hemos facilitado anteriormente.

Si inicias por primera vez TP-Link Omada, deberás pasar por un breve proceso de configuración. La configuración básica permite una configuración mallada. Bajo un mismo SSID ofrecer el máximo de cobertura posible. Por este motivo, deberemos seleccionar todos aquellos puntos de acceso a los que se desee aplicar esta configuración.

Una vez realizada esta selección (en nuestro caso el único TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 con el que contamos), procedemos a escoger el SSID y la contraseña para conectarse a la red inalámbrica.

Posteriormente, y como último paso, el asistente nos obligará a crear una cuenta de usuario para utilizar el controlador software Omada.

Tras estos pasos, ya estamos en condiciones de realizar el inicio de sesión y utilizar el controlador. Por defecto, aparece una imagen de un mapa por defecto con el que cuenta el sistema. En esta breve demo, vamos a aprender a cómo crear un mapa de calor de forma rápida.

Si queremos realizar un mapa de calor de nuestra vivienda, solo necesitamos acudir a la página del catastro, introducir la dirección (no se precisa registro) y tomar una instantánea.

Configuramos un nuevo mapa con la imagen que hemos tomado. Por último, solo nos queda fijar la escala para que el mapa de calor sea lo más fiel posible a la realidad.

Por último, al pulsar sobre la opción Coverage, tendremos nuestro mapa de calor de forma instantánea.

Esta ha sido una pequeña muestra de qué se puede hacer con el controlador Omada. Si quieres ver más en detalle todas las opciones de este controlar de puntos de acceso, los puedes hacer a través del siguiente vídeo:

Firmware standalone

Independientemente de que el AP se pueda gestionar con el controlador TP-Link Omada, cuenta con un firmware que permite la gestión standalone. Dado que existen las mismas opciones que en su homólogo destinado a ubicaciones de interior, os dejamos el vídeo relacionado con el TP-Link EAP225:

La forma de acceder a este no es otra que, a través de la IP del dispositivo, si nos encontramos conectados a un medio externo, diferente a los SSID del AP. Adicionalmente, el fabricante TP-Link también nos proporciona una URL de administración (http://tplinkeap.net).

Conclusiones Finales del TP-Link EAP225-Outdoor AC1200

Puntos Fuertes

  • Calidad/Precio muy destacable. Este equipo cuesta unos 90€, un precio muy competitivo si tenemos en cuenta el rendimiento y que se trata de un dispositivo válido para interiores y exteriores.
  • Diseño
  • Rendimiento y cobertura reales.
  • Controlador Omada: Se puede gestionar de forma rápida y sencilla con este software que es completamente gratuito. Está disponible para equipos con sistema operativo Windows y Linux. Es cierto que, este aspecto, nos falta la inclusión de macOS.

Puntos Débiles

  • El software Omada no es compatible (en el momento de realización del análisis) con macOS, y la versión de Windows está más actualizada que la versión para Linux.
  • No incluye un pequeño altavoz para localizar físicamente el equipo en entornos profesionales.
  • El firmware en modo standalone tiene menos opciones que el controlador Wi-Fi vía software (Band Steering, Rate Limit y portal cautivo más avanzado), además, ni el firmware ni el controlador Wi-Fi tienen un servidor RADIUS para autenticar a clientes inalámbricos.
  • No tiene un controlador Wi-Fi integrado para gestionar grupos de AP, es externo vía software, ni siquiera tiene AP Array localmente.

Valoración Final

Si tienes una pequeña y mediana empresa y quieres dotar de red inalámbrica a una zona exterior del recinto, o si, por el contrario, eres un usuario doméstico que quiere disfrutar sin problemas de acceso a Internet en el jardín, el TP-Link EAP225-Outdoor AC1200 es un punto de acceso que hay que tener en cuenta.

Ya no es solo por su precio (recordamos que se encuentra entorno a los 90 euros). El rendimiento Wi-Fi ofrecido en las pruebas de rendimiento es sobresaliente. Es cierto que el fabricante indicado que la distancia alcanzable es de 200 metros y 300 metros en el caso de la banda de 2,4 GHz y 5 GHz, respectivamente. Sin embargo, estamos hablando de un escenario ideal, y debemos tener muy en cuenta el dispositivo Wi-Fi a utilizar. Nosotros hemos demostrado que, con la banda de los 5 GHz, se puede alcanzar con relativa facilidad la distancia de 200 metros.

Con respecto al rendimiento Wi-Fi, es cierto que es inferior al de su hermano TP-Link EAP225 (recordamos que es el modelo para interiores). A pesar de todo, nos ha llamado la atención su estabilidad. Es obvio que, en gran medida depende del cliente utilizado para conectarse a la red inalámbrica. En este caso, nos ha sorprendido que, encontrándonos próximos a los 200 metros y con una velocidad reducida, la estabilidad continúa siendo un aspecto a tener en cuenta y una vez enlazado el cliente con el AP la conexión es muy estable.

En el apartado software, los aspectos negativos son compartidos con el TP-Link EAP225. Echamos en falta algunas funciones en el firmware que sí son accesibles a través del controlador Omada. No hemos dicho nada hasta el momento, pero este controlador software es de lo mejorcito. Permite modificar y configurar aspectos del AP de una forma muy sencilla. Un punto que el fabricante debería mejorar es la compatibilidad y actualizaciones. Nosotros recomendamos utilizar Windows, ya que, en Linux, las actualizaciones no están en línea con respecto a las de los sistemas operativos de los de Windows. También es un punto negativo la no existencia de una versión para macOS.

Si tenemos en cuenta las características, el rendimiento conseguido por este punto de acceso profesional y su precio (aproximadamente 90€), la valoración de RedesZone es de 9/10.

Esperamos que os haya gustado el análisis, si tenéis alguna duda podéis ponernos un comentario y os responderemos encantados.

Publicado por Adrián Crespo el 10 septiembre 2018 , actualizado el 07 septiembre 2018

Últimos análisis

Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9