Cómo configurar un router para jugar online (PC, PS4, Xbox One, Switch)

Cada vez es más habitual utilizar las conexiones de fibra óptica actuales para jugar a través de Internet con nuestros amigos o con personas desconocidas. Estas conexiones nos ofrecen una gran velocidad de transferencia de datos y, además, una latencia muy baja que nos permite que el juego online sea prácticamente en tiempo real aunque estemos a cientos de kilómetros de los otros jugadores. Sin embargo, si realmente queremos que la conexión funcione bien y tenga la menor latencia posible es necesario saber cómo configurar nuestro router para gaming, y esto es lo que os vamos a explicar en este artículo.

Los factores imprescindibles que necesitamos si vamos a jugar online y no queremos tener problemas o desventajas son, por un lado, tener una conexión rápida (cualquier conexión FTTH, incluso las más bajas de 100 Mbps actuales, no nos darían problemas de velocidad ya que jugar online no necesita una velocidad muy alta) y, además, tiene que ser estable para no tener cortes en la conexión que puedan suponer la expulsión de la partida y tener una latencia lo más baja posible para no dar ventaja a otros usuarios con menor ping.

De todas formas, la velocidad, estabilidad y latencia no es lo único que debemos tener en cuenta a la hora de jugar por Internet, sino que también es necesario contar con un buen router, ya sea un router gaming o un router de gama alta, que cuente con un hardware capaz de procesar los paquetes que enviamos y recibimos mientras jugamos, y además que optimice y priorice este tráfico.

Qué debe tener un buen router para gaming

Por supuesto, los routers de las operadoras, aunque pueden servir para jugar, a nivel de hardware y a nivel de software están muy limitados, por lo que no vamos a poder disfrutar al 100% de nuestra conexión de fibra y seguramente estemos en desventaja o tendremos problemas para jugar. Uno de los mejores routers para jugar es el ASUS ROG Rapture GT-AX11000, el router tope de gama del fabricante actualmente.

Si estamos buscando un buen router gaming para sustituir el de nuestra operadora, necesitamos encontrar un modelo que sea compatible con los estándares actuales (como Wi-Fi 802.11 ac, MU-MIMO, etc), así como que cuenta con un hardware de gama alta (procesador Dual Core o Quad Core, bastante memoria RAM), medidas de seguridad avanzadas, puertos Gigabit Ethernet y, por supuesto, un buen firmware optimizado para jugar, reduciendo aún más la latencia de la conexión y, además, con funciones como QoS o la priorización de paquetes.

¿Cable o Wi-Fi para jugar online?

Las consolas, igual que los ordenadores, se pueden conectar a Internet a través de cable de red Ethernet o por Wi-Fi, según la disponibilidad que tenga cada usuario, Además, la última generación de consolas es compatible con los protocolos más modernos, como el Wi-Fi 5 Ghz, lo que permitiría conseguir velocidad mucho más elevadas que con la red de 2.4 GHz. Sin embargo, no es lo mismo una conexión por cable que una por Wi-Fi. Otro router muy recomendable si necesitas jugar es el NETGEAR Nighthawk Pro Gaming XR700, un router con un firmware orientado específicamente a gaming.

Si vamos a jugar online, algo imprescindible ya sea en una consola como en un PC, es que estemos conectados por cable al router. Las conexiones inalámbricas siempre cuentan con una latencia superior a las del cable, además de ser más inestables y con la posibilidad de verse afectadas por interferencias.

Si queremos que la conexión sea estable, tenga poca latencia y poder disfrutar al máximo del juego online, entonces es vital estar conectados por cable a nuestro router, un cable que, para aprovechar el estándar Gigabit Ethernet, debería ser de categoría 5e o superior.

Bufferbloat: qué es y cómo un buen router nos ayudaría a solucionar este problema

Bufferbloat es uno de los problemas más graves a los que se enfrentan muchos de los usuarios de fibra óptica FTTH, sobre todo los que tienen contratadas las modalidades más altas, y del que muy pocos medios hablan. Todos los routers cuentan con un pequeño búfer donde almacenan los paquetes en tiempo real de manera que los puedan procesar lo antes posible según les permita el hardware. Algunos fabricantes piensan que, cuanto mayor es este búfer, mayor será la cantidad de paquetes que se pueden almacenar sin denegar y mejor funcionará la red. Error.

Un búfer muy grande en los routers genera un aumento excesivo en la latencia de la conexión dado que, al utilizar cosas FiFo (el primero que entra es el primero que sale), si este búfer consigue una cola muy grande, entonces conseguiremos una latencia muy larga, llegando a hacer que la VoIP y los juegos online sean inutilizables.

Un router de gama alta tendrá un hardware lo suficientemente potente como para mover sin problemas las peticiones de un juego online sin tener que almacenar paquetes en este búfer y, además, gracias al QoS, se priorizará siempre este tipo de tráfico para que salga con la mayor prioridad posible y mantener nuestra latencia lo más baja posible gracias al sistema Anti-Bufferbloat que incluyen los firmware.

NETGEAR Nighthawk Pro Gaming XR300 - DumaOS 2

Configuraciones de nuestro router para mejorar el juego online

A diferencia de lo que vimos cuando os explicamos cómo configurar un router para navegar por Internet, a la hora de jugar online sí que es importante tener nuestro router correctamente configurado ya que existen algunas opciones, sobre todo en los routers de gama alta, los routers gaming y en los firmware libres como DD-WRT o OpenWRT, especialmente diseñadas para priorizar el tráfico. Otro router muy recomendable para los juegos online es el ASUS ROG Rapture GT-AC5300, un router realmente interesante por su hardware y por su completo firmware con Asuswrt ROG.

Lo primero que debemos hacer es configurar nuestro router para poder estar seguros de que nadie se conecta a él sin permiso (y pueda consumir ancho de banda) y que todos los dispositivos que estamos utilizando están protegidos dentro del router.

Para ello, entraremos en la configuración del router (recordamos, introduciendo la IP del router en el navegador e iniciando sesión con nuestro usuario y contraseña), y nos aseguraremos que el Wi-Fi está configurado con una clave segura y con cifrado WPA2-AES. Además, debemos comprobar que el UPnP está desactivado (por seguridad) y que en firewall está habilitado, aunque configurado en un modo poco restrictivo.

Tras esta configuración básica de seguridad, vamos a ver las opciones más importante para optimizar nuestro router para gaming.

Opciones de un router para optimizar el juego online

Si estamos utilizando un router de gama alta o un router gaming como los que hemos recomendado, dentro del panel de configuración encontraremos una serie de opciones que nos pueden ayudar a optimizar la velocidad y el rendimiento de las partidas.

La primera de estas opciones será el QoS. Aunque en todos los routers podemos encontrar un apartado de QoS, la verdad en que la mayoría de los routers de gama baja, como los que nos ofrecen los operadores, es totalmente inútil, no funciona y no sirve para nada. Si nuestro router es de gama alta, sí podremos configurar el QoS para que de siempre prioridad a determinado tipo de tráfico, y además de VoIP, Streaming y descargas, tendremos una opción llamada «gaming» que nos permitirá dar siempre prioridad al tráfico de los juegos sobre todo lo demás. El ASUS RT-AX88U es otro de los routers recomendables para el gaming, aunque no dispone de un firmware específicamente para este uso, sí dispone de utilidades en su interior para exprimir al máximo la conexión a Internet.

Además de activar el QoS para dar prioridad a los juegos, si vamos a jugar desde una videoconsola a Internet debemos introducir la IP, o la MAC, de la consola en la DMZ. La DMZ nos permite colocar dicho dispositivo fuera del router como tal, olvidándonos de tener que abrir o cerrar puertos y teniendo acceso directo a Internet y nos permitirá conseguir NAT1 en los tests de conexión al no tener que pasar la enrutación.

Si lo que queremos es jugar online desde el PC, por seguridad no os recomendamos colocarlo en la DMZ, sino que, aunque pueda ser un poco más laborioso, es mejor abrir a mano los puertos que necesita el juego en el router y no tener problemas.

No todo depende de nuestro router: otros factores a tener en cuenta

Una buena experiencia al jugar por Internet no solo depende de nuestro router, sino también debemos tener en cuenta que nuestro PC debe estar optimizado y preparado para jugar. Cuanto mejor sea nuestro hardware (CPU, RAM, GPU), más FPS conseguiremos en el juego y, por lo tanto, además de una mejor calidad de los gráficos, el juego será más estable.

Además, también debemos tener en cuenta que puede haber aplicaciones en nuestro ordenador, o en otro ordenador conectado a la red (como clientes de descarga torrent) que pueden consumir ancho de banda y, por lo tanto, aumentar la latencia y los problemas al jugar online. Debemos asegurarnos de que estas aplicaciones están cerradas y nada está consumiendo ancho de banda mientras jugamos.

Si nuestra conexión es lenta, puede que incluso si tenemos a otras personas conectadas a la red viendo Netflix o YouTube, tengamos problemas al jugar por Internet, y en este caso solo podremos solucionarlo contratando una velocidad mayor.