Soluciona el error si tu cable Ethernet está desenchufado o roto

Soluciona el error si tu cable Ethernet está desenchufado o roto

Javier Jiménez

En ocasiones cuando intentamos conectarnos a Internet pueden surgir ciertos problemas. A veces esos fallos están relacionados con nuestra operadora, pero en otros muchos casos es un fallo nuestro y que podemos resolver fácilmente. Esto es algo que puede ocurrir en cualquier tipo de sistema operativo que utilicemos, pero vamos a centrarnos en Windows 10. En este artículo vamos a explicar cómo solucionar el error cuando aparece el mensaje indicando que un cable de red no está enchufado correctamente o está roto. Esto es algo que puede aparecer en el sistema operativo de Microsoft.

Problema de conectividad en Windows

Son muchos los errores que pueden ocurrir cuando utilizamos Windows o cualquier otro sistema operativo. En el caso del sistema operativo de Windows tenemos un solucionador de problemas que podemos ejecutar.

Esta función permite reconocer la causa de ciertos problemas y en ocasiones resolverlos. Lo podemos utilizar cuando hay un fallo con algún dispositivo que no funciona correctamente con la conexión a Internet, etc. Pero no siempre va a ayudarnos como nos gustaría. En ocasiones vamos a tener que tocar algo de la configuración o realizar alguna tarea distinta con la misión de que todo vuelva a funcionar bien.

A veces puede ocurrir que tengamos problemas con nuestra conexión a Internet. Intentamos acceder a la red pero vemos que no funciona. Entonces muchos usuarios optan por probar el solucionador de problemas de Windows. La cuestión es que nos lanza un problema que indica que el cable de red no está enchufado correctamente o está roto.

Lógicamente podemos pensar que se equivoca. Lo normal es que hayamos revisado que el cable está realmente enchufado y es complicado que esté roto. Sin embargo es algo que podría ocurrir llegado el caso. Por suerte podemos tener en cuenta otros aspectos que pasamos a explicar a continuación, más allá de considerar que realmente está roto el cable. Puede deberse a una mala configuración o un fallo a nivel de software.

Cómo arreglar el problema

Lo normal es que este problema, así como otros similares que puedan aparecer, se solucionen a nivel de software y no se trate de un problema de hardware. No obstante podría darse el caso de que el cable esté deteriorado realmente o que haya algún problema de conectividad con el router.

Vamos a explicar algunos aspectos a tener en cuenta y que podemos poner en práctica cuando nos aparezca el error de que un cable de red no está enchufado correctamente o está roto. Algunos pasos que podemos llevar a cabo de una manera sencilla y rápida, sin necesidad de instalar nada adicional en el equipo. A veces algunos pequeños cambios en la configuración o algunas acciones sencillas podrían ayudarnos en gran medida a solucionar este tipo de errores.

Problema con los drivers de la tarjeta

Es un fallo bastante general y que puede afectar a muchos usuarios. Por ejemplo si hemos actualizado Windows a una nueva versión, en ocasiones se generan conflictos. Puede que no reconozcan los drivers antiguos de la tarjeta de red.

Por suerte esto lo podemos solucionar fácilmente. No solo nos permite resolver el problema cuando aparezca el mensaje de que un cable de red no está enchufado correctamente o está roto, sino también otros errores que puedan aparecer. Siempre debemos contar con las últimas versiones, ya sea en dispositivos de redes, sistemas, programas o cualquier herramienta que utilicemos.

Para solucionarlo tenemos que ir al Administrador de dispositivos, pinchamos en Adaptadores de red y posteriormente con el segundo botón encima del nombre de la tarjeta de red. Posteriormente le damos a Actualizar controlador de red. De esta forma nos aseguraremos de que ya tenemos la última versión disponible instalada.

Actualizar el controlador de la tarjeta de red

También puedes deshabilitar y volver a habilitar el dispositivo. Esto va a resetear la tarjeta de red y podrás volver al estado original, por lo que se podrían solucionar ciertos problemas con los controladores de red que puedan aparecer. Puedes llegar a esta opción siguiendo los mismos pasos que hemos explicado para actualizar el adaptador.

Por otro lado, si ya hemos realizado la actualización de nuestros drivers previamente y quizás esta actualización ha sido la causante de nuestro problema, podemos probar a desinstalar la actualización.

Lo único que tenemos que hacer es dirigirnos al igual que cuando queremos actualizarlos, al administrador de dispositivos, luego ubicamos nuevamente el adaptador de red que estamos utilizando y posteriormente hacemos clic derecho, pero esta vez elegiremos la opción de desinstalar el dispositivo.

Una vez hecho esto, lo que tenemos que hacer es reiniciar nuestro equipo, y al iniciarse nuevamente, nuestro sistema lo que hará será buscar de manera automática el driver compatible con nuestro adaptador de red y lo instalará también de manera automática. Cuando termine la instalación, lo único que tenemos que hacer es comprobar si seguimos teniendo problemas de conexión, o si por el contrario ya se ha solventado con esta sencilla solución.

Observa que el router esté correctamente conectado y funcionando

¿Funciona el router correctamente y el puerto Ethernet que estamos usando? Si podemos sería conveniente comprobarlo en otro equipo. De esta forma sabremos si el problema realmente es de hardware, que pueda estar dañado el cable o incluso algún conector del router. Es posible que, en algunos routers/switches, dejen de funcionar varios puertos simultáneamente, esto suele ser debido a problemas del firmware o que hace mucho tiempo que el router no se ha reiniciado. Para reiniciarlo correctamente, es necesario realizar los siguientes pasos:

  1. Con el router encendido, extrae el cable de alimentación.
  2. Presiona el botón de encendido y apagado del router, intentando encenderlo sin el cable de alimentación conectado. Esto hará que los condensadores se descarguen correctamente.
  3. Conecta el cable de alimentación y enciéndelo.

Esto hará que vuelva a funcionar correctamente. Si notamos que el problema sigue ocurriendo en otro dispositivo podría ser que el router no esté funcionando como debería. Tal vez ese puerto de Ethernet tenga problemas con algún conector, por ejemplo.

En caso de que el fallo sea del router o de un puerto en concreto podemos conectarnos vía Wi-Fi o cambiar a otro puerto de Ethernet. Este último paso podría confirmar que realmente se trata de un problema con un puerto específico. Es algo que podría ocurrir en algún momento si, por ejemplo, has desconectado el cable de red de forma incorrecta y eso rompió algunos pines.

Cambiar el cable de Ethernet

Hemos visto que sí es posible que el cable esté deteriorado y que por tanto no podamos conectarnos correctamente. Otra solución sería cambiar el cable de red por otro nuevo. De esta forma nos aseguraremos que el fallo realmente es del cable y, en caso de que así sea, poder conectarnos con normalidad a la red. Si el cable de red lo has hecho tú, es muy probable que el problema sea que lo has crimpado mal, en caso de haberlo comprado, es posible que se haya dañado de poner y quitar el cable.

En cualquier caso, lo mejor es probar con un cable de red nuevo que no te dé más problemas. Hay varias categorías de cables, como sabemos, y siempre podemos probar una superior para ver si el problema persiste o realmente se soluciona. Se trata de una pieza fundamental para que la conexión funcione correctamente y debemos cuidarla.

Esto último que mencionamos es importante, ya que si utilizamos un cable antiguo, que no tenga una buena categoría, estaremos limitados a Fast Ethernet. Se produciría un cuello de botella y no lograríamos la máxima velocidad. Un problema que nos limitaría si tenemos una conexión de fibra óptica de máxima velocidad, para la que vamos a necesitar un cable que admita Gigabit Ethernet.

Mínimo deberías utilizar una categoría 5e, aunque hoy en día recomendamos al menos categoría 6. En ambos casos vas a tener velocidad Gigabit Ethernet y no vas a estar limitado a Fast Ethernet, que significa que no lograrías tener más de 100 Mbps y se generaría un cuello de botella con tu fibra óptica.

Confiar en el solucionador de problemas

A veces el solucionador de problemas de Windows puede resolver ciertos errores que puedan aparecer. Tanto podemos tener en cuenta esta opción y ponerla en práctica. Para ello tenemos que hacer clic con el botón derecho encima del icono de Internet, en la barra de tareas, y pinchar en Solucionar problemas. Automáticamente nos iniciará el solucionador de problemas de Windows y podremos indicar la causa del problema e iniciarlo.

Iniciar el solucionador de problemas de Windows

Esto lo puedes hacer tanto en Windows 11 como en Windows 10. El proceso es similar y va a mostrar información sobre cuál puede ser el problema. Incluso puede llegar a solucionarlo si se trata de algún problema a nivel de sistema y no de hardware o configuración del router.

Problema con algún malware en el sistema

Un paso más que debemos comprobar es si tenemos algún tipo de software malicioso en nuestro equipo. Este hecho podría desencadenar problemas en la conectividad. Son muchas las amenazas que de una u otra forma pueden poner en riesgo nuestros sistemas y siempre debemos estar protegidos. Un buen antivirus, así como realizar análisis periódicos, podría evitar la entrada de malware que condicione nuestra red.

¿Qué antivirus utilizar? Lo cierto es que tenemos un amplio abanico de opciones tanto gratuitas como de pago. Windows Defender, el propio antivirus que viene con los sistemas de Microsoft, es buena opción. Pero hay muchas más, como por ejemplo Avast o Bitdefender. Sea cual sea el que decidas instalar, debes asegurarte de que funciona correctamente y pueda detectar amenazas sin problemas.

Igualmente, es muy interesante tener siempre actualizado el sistema. Más allá de los drivers específicos que hemos indicado, también debemos instalar todos los parches que haya disponibles. Solo así corregiremos esas posibles vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los ciberdelincuentes y que podría dañar nuestra seguridad llegado el momento.

En el caso de Windows tienes que ir a Inicio, entras en Configuración y vas a Windows Update. Allí te aparecerán posibles archivos pendientes de actualizar. Debes revisar que todo está correctamente instalado, ya que cualquier fallo con este tipo de actualizaciones puede derivar en errores como el que estamos tratando en este artículo.

Cómo saber si mi cable Ethernet está roto

Puede que llegado a este punto te preguntes si tu cable Ethernet está roto o no tiene ningún problema físico. Uno de los motivos por los que no podrás conectarte a Internet o no podrás alcanzar una buena velocidad es que el cable esté dañado. Siempre conviene comprobar que todo va bien cuando instalamos un cable por primera vez.

Tester o comprobador de cable

Es uno de los métodos más sencillos para comprobar si un cable de red está roto o no. Básicamente es un dispositivo donde podemos conectar el cable Ethernet y nos indica si tiene algún problema o no. Si se ilumina todo correctamente, ese cable no tendría ningún problema y estaría en óptimas condiciones. Si aparece algún fallo, tendríamos que cambiar el cable.

Un Tester de cables Ethernet lo podemos encontrar en Amazon desde 10€. Son muy fáciles de utilizar y vienen muy bien si tienes muchos cables por casa y quieres verificar que funcionan correctamente y así no llevarte una sorpresa cuando vayas a necesitarlos y veas que no van bien.

Conectar un equipo por cable

Si no tienes un Tester, lo más fácil es conectar algún equipo al router con ese cable de red. Por ejemplo un ordenador que tengas en casa y sepas que funciona correctamente y tiene una buena tarjeta de red. Simplemente tendrás que conectarlo por Ethernet y ver si aparece algún problema o no.

El primer problema sería no tener acceso a Internet. Ese sería el más evidente y que lógicamente nos haría sospechar. Pero puede que tengas conexión, pero no funcione bien. Por tanto, lo que vas a hacer es realizar un test de velocidad. De esta forma podrás ver si lo que te llega está bien o estás limitado. Si ves que te llega solo hasta 100 Mbps pero tendría que ser más, puede ser que algunos conectores del cable estén rotos y no sincronice más allá de Fast Ethernet.

Configurar la red en Dúplex

Otra de las posibles soluciones que podemos aplicar cuando tenemos este tipo de problemas con nuestra red, es probar a configurarla como Dúplex, para utilizar la máxima potencia posible.

Para hacerlo, lo primero que debemos hacer, como ya es habitual en muchas soluciones en cuanto a redes, es ir al administrador de dispositivos, a estas alturas del artículo sabrás más que de sobra, que basta con presionar la tecla Windows + X y seleccionar administrador de dispositivos para llegar a él.

Una vez allí nuevamente buscamos nuestro adaptador de red, hacemos clic derecho y esta vez vamos a propiedades, aquí vamos a la pestaña de opciones avanzadas y una vez en ella buscamos la propiedad que se llama velocidad y dúplex. Cuando la encuentres, colocaras el valor a la derecha como mínimo en 100 Mbps Half Duplex, o si tienes la posibilidad y tu adaptador de red te lo permite, coloca el valor de 2.5 Gbps Full Duplex.

Después de esto lo más recomendable es que reiniciemos nuestro equipo para que cargue correctamente la configuración y una vez más probemos si está resuelto.

Observación

Otro método más para saber si un cable de red está dañado es simplemente observarlo. Lo que debes hacer es sacarlo, en caso de que lo tengas conectado, y miras muy bien ambos conectores. Tal vez detectes que alguno está dañado y eso puede significar que la conexión no va a funcionar como debería.

Generalmente los problemas físicos de este tipo vienen después de pegar un tirón sin querer al cable. Tal vez al desconectarlo del router o del ordenador o que incluso tengamos un portátil conectado por Ethernet y lo levantemos de la mesa sin acordarnos de desconectarlo y eso provoca que se rompa.

Ver la categoría del cable

Puede ocurrir que tu cable de red no esté roto, sino que sea de una categoría inferior y eso no permite usarlo como te gustaría. Por ejemplo, tal vez no tengas más de 100 Mbps pero el cable funcione correctamente y esto es porque es de categoría 5 o menos, lo cual hace que esté limitado a Fast Ethernet.

También podría ocurrir que te conectes desde muy lejos, por lo que la calidad de la señal va a ser peor y podrías tener cortes o pérdida de velocidad. Por tanto, debes comprobar qué categoría tienes, lo cual vas a poder ver en el mismo cable, y mirar las especificaciones que correspondan para verificar que no tienes problemas.

Conclusiones

Por tanto, como has podido ver son diferentes las causas que pueden provocar este error pero suele estar vinculado a algún fallo en la configuración o problema de tener alguna versión obsoleta instalada. Es importante que te asegures de que tienes actualizado el sistema y los controladores de la tarjeta, así como el equipo protegido.

Además, es muy importante elegir bien el cable correcto, pero también mantenerlo en buen estado. Tal y como habéis visto, hay muchos escenarios posibles por lo que un cable de red puede no funcionar, os recomendamos verificar todos los puntos para dar con el problema de raíz, y poder solucionarlo lo antes posible.

¡Sé el primero en comentar!