Router vs punto de acceso: principales diferencias y para qué sirven

Router vs punto de acceso: principales diferencias y para qué sirven

Javier Jiménez

Podemos nombrar diferentes aparatos que nos permiten navegar por Internet. Sin duda el principal es el router. Es el dispositivo que todos tenemos en nuestro hogar y que permite que conectemos otros equipos a él para navegar. Pero también hay puntos de acceso, amplificadores, dispositivos PLC… En este artículo vamos a hablar de las diferencias entre un router y un punto de acceso.

Diferencias entre un router y un punto de acceso

Tanto un router como un punto de acceso nos permiten conectarnos a Internet. Simplemente tenemos que coger nuestro móvil, ordenador o el aparato que tengamos y nos conectamos a esa red Wi-Fi proporcionada por estos dispositivos. Ahora bien, existen diferencias entre ambos. Vamos a ver en detalle qué es cada uno y cómo funciona.

Qué es un router

El router es el dispositivo más común. Es el aparato que tenemos conectado directamente a la red y que nos viene al contratar Internet en casa, aunque posteriormente podremos cambiarlo por otro de nuestro gusto.

Lo que hace es enrutar la señal que llega para poder ofrecer tráfico a esos dispositivos que vamos a conectar. Podemos lograrlo mediante cable o también de forma inalámbrica, algo que es cada vez más común debido al auge de los dispositivos móviles y principalmente del Internet de las Cosas.

Este aparato recibe información que almacena y posteriormente envía los paquetes de red por la ruta más adecuada. Esto lo consigue al almacenar esos paquetes que recibe y los procesa.

Hay que tener en cuenta que un router dispone de funciones tan importantes como asignar direcciones IP, enrutar los paquetes de datos como hemos mencionado, poder limitar la conexión de un determinado dispositivo, configurar las redes…

Comprobar las luces del router

Qué es un punto de acceso

Por otra parte tenemos los puntos de acceso Wi-Fi. Hay que indicar que son diferentes a un router, aunque en última instancia también permitan que conectemos dispositivos de forma inalámbrica y tengamos conexión a la red.

Un punto de acceso podemos decir que es un dispositivo que crea una red local inalámbrica a la que nos conectamos. Suelen estar presentes en centros comerciales, grandes oficinas y superficies que necesiten ofrecer diferentes lugares para que los usuarios se conecten.

Previamente el punto de acceso se ha conectado al router, ya sea mediante cable Ethernet o a través de Wi-Fi. Es así como logra obtener red para posteriormente permitir que otros dispositivos se conecten.

El objetivo por tanto es proyectar esa señal que recibe. Es decir, pongamos que estamos en una gran oficina donde hay un router en una sala. Ese aparato únicamente tiene capacidad para que se conecten equipos dentro de su área. Sin embargo puede haber una instalación mediante cables LAN para conectar diferentes puntos de acceso en otras salas de esa gran oficina. Así los usuarios podrán conectarse de forma inalámbrica sin problema desde otros lugares.

La diferencia principal es que ese punto de acceso no se conecta directamente a la red, sino que lo hace al router para posteriormente repartir la conexión a otros dispositivos que puedan conectarse, bien de forma inalámbrica o bien a través de cable también.

Punto de acceso Wi-Fi

Por qué es interesante utilizar puntos de acceso

Como hemos visto, son muy útiles para lograr conexión inalámbrica en determinados lugares. Ya sabemos que tener una buena red Wi-Fi se ha convertido en algo vital hoy en día. Cada vez tenemos más aparatos con conexión inalámbrica disponible y necesitamos que funcionen bien.

Ampliar la red

Una de las ventajas principales de utilizar un punto de acceso es que podemos ampliar la red inalámbrica disponible. Vamos a poder conectarnos con otros dispositivos y desde más lugares que si simplemente contamos con un router.

Por tanto uno de esos usos principales es ampliar la disponibilidad de la red inalámbrica. Debemos tener en cuenta además que podemos instalar varios puntos de acceso.

Crear un portal cautivo

Un punto de acceso permite también crear un portal cautivo. Esto se utiliza para acceder a esa red, tener un registro de quién puede o no entrar, la cantidad de usuarios en ese momento, etc. Podemos protegerlo mediante clave de acceso, lógicamente, y así logramos que solo se conecten usuarios autorizados.

Permitir conectar equipos por cable

Además de lo que mencionamos, un punto de acceso no solo permite conectar equipos por Wi-Fi, sino que también nos va a permitir conectar otros dispositivos mediante cable LAN. Esto es útil si vamos a instalar alguna máquina en una empresa y que necesite conexión a la red, por ejemplo.

Descongestionar la red

También permite descongestionar una red. A fin de cuentas vamos a poder conectar equipos en cada punto de acceso que tengamos, en vez de todos conectados al mismo. Esto evita problemas en zonas con muchas aglomeraciones.

En definitiva, como vemos un router es diferente a un punto de acceso. También hemos mostrado algunos usos interesantes que podemos darle a estos últimos.