¿Internet lento en Windows? Soluciónalo

¿Internet lento en Windows? Soluciónalo

Javier Jiménez

Contar con una buena conexión de Internet es algo muy importante tanto para usuarios particulares como también empresas. Son muchos los dispositivos que podemos utilizar en nuestro día a día. Sin embargo hay que tener en cuenta que en ocasiones surgen problemas. Esto significa que podemos tener una pérdida de estabilidad y calidad. En este artículo vamos a explicar cómo solucionar la velocidad lenta de Internet en Windows 10. Como decimos, pueden ser varios los factores y vamos a hablar de ello.

Problema con la conexión lenta en Windows

Como suele ocurrir siempre que nos encontramos con un problema de este tipo, pueden ser varios los motivos. Antes de empezar a ver posibles soluciones para que la velocidad de la red vaya bien en nuestro sistema, debemos conocer cuáles son las principales causas para que la conexión vaya lenta en Windows, que es el sistema operativo más usado en equipos de escritorio.

Contar con una buena velocidad de Internet es fundamental hoy en día. Es cierto que en los últimos años la tecnología ha avanzado mucho, especialmente si comparamos la velocidad del Wi-Fi de ahora con la que teníamos antes. También los dispositivos tienen mayor capacidad para poder conectarnos desde una mayor distancia y tener más estabilidad.

Sin embargo el problema de tener una conexión lenta en Windows está presente en muchas ocasiones. Pueden surgir fallos que impiden que naveguemos por la red con total normalidad y que, en definitiva, podamos aprovechar los recursos que tenemos disponibles. No siempre va a ser un fallo de nuestro equipo, ni de la conexión, ni del software que usemos. Habrá momentos en los que incluso pueda ser una combinación de todos estos factores.

Cómo arreglar el Internet lento en Windows a nivel de software

Nos centramos en Windows 10 ya que es el sistema operativo para equipos de escritorio más utilizado hoy en día. Son muchas las ocasiones en las que al navegar notamos que la velocidad no es la que nos gustaría. No funciona bien la carga de webs, realizamos una descarga y tarda mucho, abrimos alguna aplicación que utiliza la conexión y se corta constantemente… Pueden ser diferentes motivos como hemos visto y vamos a mostrar los principales pasos para intentar solucionarlos.

Hay que tener en cuenta que lo primero que debemos asegurarnos es que el problema está únicamente en este equipo y que no se trata de un error de red. Es decir, debemos comprobar que la velocidad es normal en otros dispositivos como puede ser un móvil. Si en todos tuviéramos una mala velocidad podría ser algún problema relacionado con el router o la propia conexión. Vamos a ver algunas causas por las cuales esto puede aparecer en un equipo con Windows 10.

Internet lento después de actualizar Windows

Esto es algo que ha pasado a algunos usuarios. Una vez actualizan el sistema operativo a la última versión, puede que la velocidad de Internet sea muy lenta. Esto puede solucionarse fácilmente, como vamos a ver. Esto ocurre ya que al actualizar el sistema a veces cambia la configuración de red y se generan conflictos.

En este caso debemos asegurarnos de que todo está correcto. En caso de que algún parámetro no sea como debería simplemente tenemos que cambiarlo.

Lo primero que tenemos que hacer es abrir el Símbolo del sistema con derechos de administrador. Posteriormente ejecutamos el comando netsh interface tcp show global.

Problema de Internet lento al actualizar Windows

Debemos fijarnos en el Nivel de ajuste automático de ventana de recepción. Este valor podría estar marcado como normal y habría que deshabilitarlo. En caso de que esté deshabilitado tendríamos que habilitarlo. De esta forma cambiaríamos los parámetros y comprobaríamos si se trata de un conflicto tras la actualización.

Para habilitarlo tenemos que ejecutar el comando netsh int tcp set global autotuninglevel=normal. En caso de que queramos deshabilitarlo sería el comando netsh int tcp set global autotuninglevel=disabled.

El malware afecta a la velocidad de Internet

Seguramente sea uno de los problemas más típicos cuando vemos que el Internet en Windows 10 no funciona correctamente. Vemos que al navegar con otro ordenador, móvil o desde una Tablet la velocidad es la adecuada y no hay problemas, pero sin embargo desde el equipo donde tenemos fallos la velocidad es muy limitada.

El problema puede estar en que hemos sido víctimas de algún malware que está interfiriendo en nuestra conexión. Como sabemos son muchas las variedades de software malicioso que pueden afectar a nuestros dispositivos.

Para solucionar este problema de velocidad de Internet lo mejor es encontrar dónde está el fallo. ¿Hemos instalado algún programa recientemente que pueda contener malware? ¿Hemos descargado algún archivo sospechoso? Debemos llevar a cabo un análisis de seguridad en nuestro sistema.

Tenemos a nuestra disposición un amplio abanico de posibilidades en este sentido. Hay muchos antivirus que pueden ayudar a proteger nuestros sistemas sin importar el tipo que sea. Si se trata de un problema de malware podría bastar con eliminar ese software malicioso para que la velocidad de la conexión vuelva a ser la adecuada.

Problema con la tarjeta de red

Nuestro ordenador muy probablemente va a tener una tarjeta de red Wi-Fi y otra para conectar el equipo por cable. ¿Tenemos problemas únicamente al navegar de forma inalámbrica pese a estar al lado del router? ¿El problema está en el lado contrario, al navegar por cable?

Puede tratarse de un fallo con la tarjeta de red y en muchas ocasiones no significa que el problema sea de hardware, sino de software. Puede que con alguna actualización del sistema haya alguna incompatibilidad que afecte a la conexión de Internet. Nuestro consejo en este sentido es actualizar la tarjeta de red y ver si se soluciona o no.

Para ello tenemos que ir al Administrador de dispositivos, buscamos Adaptadores de red, pinchamos encima de la tarjeta que nos interesa con el segundo botón del ratón y le damos a Actualizar controlador.

Actualizar la tarjeta de red

Conflicto con el software de seguridad

Contar con un buen antivirus y firewall es algo que debemos tener siempre presente. Son muchas las herramientas que tenemos a nuestra disposición, como sabemos. Muchos tipos de programas que pueden protegernos en la red. Los hay tanto gratuitos como de pago y están disponibles para múltiples sistemas.

El problema es que a veces estas herramientas de seguridad pueden afectar a la velocidad de Internet. Por ello debemos asegurarnos que tenemos una configuración adecuada. Si estamos utilizando un cortafuegos mal configurado podría afectar a la velocidad de Internet en Windows. De ahí que sea interesante echar un vistazo a los parámetros que podemos configurar y ver que todo está correcto y no está bloqueando ningún programa que impida navegar con buena velocidad.

El Internet lento en Windows puede ser por el navegador

Otro problema muy común cuando el Internet es lento en Windows 10 es el navegador. Puede que tengamos muchas extensiones instaladas, que estemos utilizando una versión obsoleta o que simplemente ese navegador no funciona correctamente en nuestro equipo.

Nuestro consejo si tenemos problemas de velocidad de Internet es probar con otros navegadores. Así sabremos si el fallo se debe a un navegador en concreto que estamos utilizando. Por supuesto siempre debemos contar con las últimas versiones. También podemos ver si algún complemento está creando problemas. Son muchas las extensiones que tenemos disponibles, pero lo aconsejable es no cargar demasiado el navegador y evitar así problemas que afecten a la velocidad.

Conectados a la banda incorrecta

Si estamos navegando mediante el Wi-Fi, hay que tener en cuenta que lo normal es que tengamos disponible tanto la banda de 2,4 como la de 5 GHz. Ambos casos tienen sus puntos positivos y negativos. La primera banda es ideal para conectarnos más lejos del router, ya que es menos sensible a las distancias. Eso sí, debemos ser conscientes de que la velocidad máxima es más limitada. En cambio, la banda de los 5 GHz es la que ofrece más velocidad, pero es más sensible a la distancia. Esto hace que sea la mejor opción si nos conectamos cerca del router.

Por tanto, elegir bien la banda inalámbrica a la que vamos a conectar nuestro equipo con Windows puede ser determinante para que la velocidad sea la adecuada. Si elegimos la incorrecta podríamos tener problemas que nos afecten a la hora de trabajar con nuestro ordenador y conectarnos a Internet sin cables.

Problemas de velocidad de Internet a nivel de hardware

Nos hemos centrado en diferentes problemas y sus posibles soluciones cuando el error es a nivel de software. Es cierto que en la mayoría de ocasiones el problema va a ser por eso. Vamos a encontrarnos con que hemos tocado algo de la configuración, tenemos algún malware, una actualización defectuosa… Pero también debemos ser conscientes de que a veces el problema está en el hardware que utilizamos. Por tanto, hay que ver cuáles son los principales.

Tarjeta de red defectuosa

Sin duda la tarjeta de red es una pieza clave para que nos conectemos a la red. Hemos hablado de que una de las causas de una mala velocidad es tener el firmware desactualizado, pero también podría ocurrir que la propia tarjeta a nivel físico tuviera algún problema. Es especialmente posible cuando utilizamos una externa conectada por USB.

¿Cómo solucionamos problemas con la tarjeta de red? En primer lugar hay que saber si estamos usando una interna o externa. En caso de ser interna, integrada en la placa, podemos tener más problemas. Si usamos una externa, simplemente podemos probar con otra o conectarnos por cable o Wi-Fi según estemos usando.

Una buena idea es revisar que la antena externa está conectada correctamente. También podemos probar a cambiar a otro puerto USB, ya que incluso el error podía deberse a un fallo del propio puerto al detectar correctamente la tarjeta y nos está limitando la velocidad (por ejemplo si estamos usando un puerto 2.0 en vez de 3.0 o un 3.0 que no funciona como tal).

Cable obsoleto o en mal estado

¿Estamos conectados por cable en Windows y la velocidad de Internet es lenta? Una causa muy común es estar utilizando un cable obsoleto. Hay que tener en cuenta que necesitamos uno CAT 5E o superior para poder conseguir velocidades de hasta 1 Gbps. De lo contrario estaríamos limitados a Fast Ethernet y nuestra velocidad de sincronización con el router no iría más allá de 100 Mbps.

Por tanto, debemos asegurarnos de que el cable que estamos usando no sea obsoleto y que se encuentre en buen estado. Es uno de los motivos de que la conexión de Internet no funcione a buena velocidad.

Fallo en el router

Otro fallo más a nivel de hardware es que haya un problema con el router. Tal vez el puerto que estamos usando tenga algún problema y no conecte bien el cable LAN. Incluso podría ocurrir que el fallo se deba a las antenas del dispositivo, ya sean internas o externas, y no está emitiendo señal correctamente.

Podemos revisar que el puerto funciona bien. Podemos simplemente cambiar el cable a otro distinto y ver si la velocidad mejora. También ver que la antena para el Wi-Fi está bien conectada. Hay algunos routers que permiten desmontar las antenas y en caso de que la hayamos movido sin darnos cuenta podría estar lastrando la velocidad inalámbrica.

Mala calidad del repetidor Wi-Fi

Es común que los usuarios utilicen repetidores, amplificadores y otros dispositivos para conectarse a la red de forma inalámbrica y tener una buena velocidad. Sin embargo a veces pueden surgir problemas. Podemos ver que el aparato no funciona bien por un fallo de hardware también. Volvemos a los ejemplos que poníamos del router: podría ocurrir que el puerto LAN esté dañado o que las antenas no actúen correctamente.

Debemos revisar que el repetidor Wi-Fi que estamos usando funcione bien. En caso de que sea posible, podemos conectarnos directamente al router desde Windows y ver si así la velocidad mejora o no y descartar problemas.

Por tanto, estos son algunos de los problemas más comunes por los que va lenta la velocidad de Internet en Windows. Hemos visto que puede deberse a errores a nivel de software y también a nivel de hardware. Debemos corregirlos lo antes posible y poder navegar con total normalidad sin que aparezcan complicaciones.