Conoce la velocidad de Internet mínima para jugar online

Conoce la velocidad de Internet mínima para jugar online

Javier Jiménez

Para poder jugar correctamente por Internet es necesario contar con una buena velocidad. Es la base para poder establecer una conexión con otros usuarios y unirnos a una partida. Ahora bien, ¿Qué velocidad mínima es necesaria? ¿Puedo jugar si tengo ADSL? Estas son algunas preguntas que se pueden hacer muchas personas a la hora de contratar una tarifa o instalar un juego. Lo cierto es que todo esto puede variar en función de algunos factores, como vamos a ver, así como de la demanda del propio juego.

Cuando vamos a jugar online con nuestra consola o nuestro ordenador, queremos siempre tener la mejor experiencia de usuario y no tener problemas con la conexión a Internet, con la conectividad WiFi o cableada, y mucho menos queremos tener problemas de alta latencia ni lagazos en la conexión. Hoy en RedesZone os vamos a dar unos consejos clave para evitar cualquier tipo de problema a la hora de jugar online, y tener la mejor experiencia de usuario posible, con el objetivo de preocuparnos por lo más importante: jugar.

 

Qué necesitas para tener una buena conexión para gaming

Cuando navegamos por la red, al subir o bajar un archivo de la nube o simplemente mandar un correo, vamos a necesitar acceso a Internet. Según la actividad que vayamos a realizar, vamos a necesitar mayor o menor velocidad. Esto ocurre por ejemplo al jugar por Internet, que no es lo mismo que simplemente enviar un mensaje por WhatsApp. Por tanto, para poder utilizar un juego online vamos a necesitar que la conexión sea estable y tenga buena velocidad. Pero más allá de tener más o menos Mbps de subida o bajada, lo cierto es que hay un factor muy importante y que no siempre se tiene en cuenta: la latencia.

Va a ser fundamental que la conexión sea adecuada, que el ping sea lo más bajo posible para que no haya problemas en una partida con otros usuarios y, por supuesto, que tengamos una velocidad suficiente para poder cargar las partidas, instalar actualizaciones, etc. No obstante, una vez más hay que mencionar que todo esto dependerá del tipo de juego y las circunstancias.

 

La conexión a Internet: FTTH siempre

Actualmente en España conviven varias tecnologías para conectarnos a Internet, por ejemplo, tenemos el ADSL2+ donde normalmente se usa en zonas rurales, el cable (HFC) que todavía existen en muchas grandes ciudades debido al despliegue que han realizado los operadores, la conexión 3G/4G si no tenemos una conexión a Internet fija, y, por supuesto, el FTTH (fibra óptica hasta el hogar). Sin lugar a dudas, siempre que tengas cobertura, deberías elegir FTTH siempre, porque disfrutarás de todas estas ventajas:

  • Velocidades de Internet simétricas, igual velocidad de descarga y de subida
  • Altas velocidades simétricas, lo más normal hoy en día es disponer de 300Mbos o 600Mbps simétricos, aunque hay operadores que actualmente disponen de 1Gbps simétrico en sus ofertas más «premium».
  • Baja latencia: la latencia al usar FTTH es mínimo, de entorno a unos 1-2ms hasta la red del operador, después, la latencia dependerá de dónde esté ubicado el servidor de juegos.

Gracias a estas características, las conexiones de fibra óptica hasta el hogar son las más demandadas y las más utilizadas actualmente en España, y son ideales para jugar. En el caso de que no tengas cobertura de FTTH, como segunda opción deberías elegir el cable (HFC), porque será la conexión que menor latencia te proporcionará. En último lugar tendremos la conexión con ADSL2+, que actualmente solamente está disponible en pequeños pueblos y lugares alejados de las ciudades.

Si no tienes conexión o cobertura de ninguna tecnología de Internet fijo, entonces deberás recurrir a las conexiones 3G o 4G, lamentablemente, tendrás muchas fluctuaciones de velocidad, un límite de consumo en MB mensual, por lo que seguramente no puedas descargar demasiados juegos, y también tendrás muchísimas fluctuaciones de la latencia de la conexión, haciendo que jugar online sea una odisea. En el caso de que tengas una cobertura 5G, en este caso sí mejorarás tanto la velocidad como la latencia, pero actualmente las conexiones 5G son claramente inferiores a la FTTH o al cable.

 

El operador también importa

Cuando tenemos cobertura de FTTH, normalmente disponemos de cobertura de varios operadores como Movistar, Vodafone, Orange o Masmóvil, de hecho, otros operadores también se podrían beneficiar de estas instalaciones debido a los diferentes acuerdos que existen entre ellos para compartir la infraestructura desplegada. Para poder jugar bien sin problemas, también es muy importante elegir un buen operador de Internet, independientemente de las tarifas de conexión, velocidades simétricas y precios, si elegimos bien obtendremos las siguientes ventajas:

  • Buen peering y transit: Elegir el operador es muy importante para llegar a los servidores de juegos con la mínima latencia y la máxima velocidad. Este aspecto es importantísimo de cara a los juegos online. Si tenemos una conexión de 1Gbps simétrica con una latencia mínima, pero para llegar a los servidores de juegos tenemos que pasar por otros países o por muchos routers intermedios, la latencia será demasiado elevada y no obtendremos una buena experiencia de usuario. Aquí entra en juego los acuerdos de peering y también el transit que tienen los diferentes operadores con el objetivo de proporcionar a los clientes el camino mínimo hasta el destino, a la mejor velocidad posible y con la menor latencia. Dependiendo del juego que vayas a utilizar y dónde estén los servidores, deberás investigar qué operador es el idóneo.

  • Posibilidad de cambiar el router del operador sin complicaciones: Todos los operadores suelen proporcionar routers poco potentes y con un firmware muy limitado, esto hace que muchos usuarios tengan que comprar su propio router y ponerlo para usar la conexión a Internet al máximo sin tener ningún problema. Hoy en día, el mejor operador para poner tu propio router es Movistar/O2, porque el router HGU permite poner la conexión a Internet en modo monopuesto, dejando la parte de VoIP y IPTV sin tocar, de esta forma, el router que compremos solamente necesitará soportar PPPoE, porque el tag de VLAN ID lo quita automáticamente el router HGU de Movistar. En otros operadores como Orange o Vodafone esta tarea es claramente más difícil, porque no proporcionan esta posibilidad de ponerlo en modo puente, ni tampoco proporcionan la contraseña de la ONT para autenticarse contra la OLT, además, no proporcionan datos sobre la VoIP ni IPTV si es que te interesan estos servicios. Por otra parte, el Grupo Masmovil con fibra directa proporciona un router que es capaz de ponerse en modo bridge, y necesitaríamos un router neutro compatible con VLANs en la WAN de Internet. Lamentablemente, no proporcionan datos sobre la VoIP, por lo que necesitarás «investigar» si es posible sacar esta información del router. No obstante, operadores como Pepephone que no tienen VoIP, esta tarea es realmente fácil. Por ejemplo, en nuestro caso tenemos Pepephone bajo fibra indirecta NEBA de Movistar, por lo que tenemos una ONT Nokia y el router por separado, gracias a esto, con sustituir el router del operador por uno nuestro y configurarlo como DHCP VLAN ID 20, ya tendremos configurada la conexión con nuestro propio router.
 

El router gaming

El router es el núcleo de cualquier red, por este motivo, es fundamental disponer de un router potente y que incorpore un firmware muy completo con posibilidad de configurar QoS, o al menos, que permite priorizar específicamente un dispositivo (la consola o nuestro PC) por encima del resto de equipos que nosotros conectemos. Actualmente hay routers neutros muy potentes y con un firmware que tiene todas las funciones necesarias para obtener el mejor rendimiento, como los de AVM FRITZ!Box, los ASUS con sus routers gaming de gama alta, y también los NETGEAR que disponen de routers que están específicamente orientados al gaming.

Un router «normal» y un router «gaming» básicamente son lo mismo, pero los routers gaming tienen un diseño más radical que normalmente suelen gustar a los gamers, pero internamente suelen disponer de las mismas opciones de configuración del firmware como QoS adaptativo, QoS tradicional, limitador de ancho de banda, posibilidad de priorizar los dispositivos cableados o inalámbricos y otras opciones de configuración.

Si no quieres tener problemas, en RedesZone hemos analizado una gran cantidad de routers domésticos y también routers gaming, lo más importante a la hora de comprar un router para no tener ningún problema a la hora de jugar en Internet es lo siguiente:

  • Procesador potente, que sea un Dual-Core a 1.5GHz como mínimo, pero sería recomendable un Tri-Core o Quad-Core de última generación.
  • Mínimo 256MB de memoria RAM para que todos los procesos del firmware funcionen sin problemas.
  • Doble banda simultánea con Wi-Fi 5 o WiFi 6, a ser posible, mejor WiFi 6 si vas a jugar por WiFi con tu consola o PC.
  • Puertos Gigabit Ethernet, con posibilidad de priorizar los dispositivos a nivel de puerto.
  • Firmware muy completo, que disponga de QoS avanzado y muy configurable, con el objetivo de priorizar al máximo los dispositivos de juegos, de lo contrario, es posible que tengamos problemas de LAG al tener otros equipos conectados a la misma red.

Por muy potente que sea el router, si no tiene un firmware muy completo con amplias opciones de configuración, tanto en la WAN de Internet, como en la LAN y WiFi, no podremos exprimirlo al máximo y tener la mejor experiencia de usuario posible.

Normalmente todos los fabricantes de routers disponen del mismo firmware para todos sus equipos, independientemente si son de gama de entrada, gama media o los tope de gama, por este motivo, antes de decidirnos por el modelo, deberíamos pensar también en qué marca de routers comprar.

Una de nuestras marcas favoritas es ASUS, el firmware Asuswrt dispone de todas las tecnologías necesarias para disponer de la mejor experiencia de usuario posible como el QoS Adaptativo, QoS tradicional, limitador de ancho de banda, IPS bidireccional y un potente firewall para mitigar los ataques DoS, además, algunos modelos disponen de la posibilidad de priorizar el equipo conectado al puerto LAN1, además, también permiten priorizar al máximo un determinado equipo en función de su dirección MAC (independientemente de si está conectado vía cable o WiFi).

Además, ASUS dispone de routers de la gama ROG que son los que están específicamente orientados al gaming extremo, con configuraciones exclusivas para los juegos más populares, y con la posibilidad de abrir puertos fácilmente hacia la consola o PC gaming.

Otra marca de routers que nos gusta mucho es AVM con sus FRITZ!Box, aunque no disponen de routers específicamente orientados al gaming, el sistema operativo FRITZ!OS incorpora una gran cantidad de opciones de configuración para priorizar los diferentes equipos para jugar, con el objetivo de que los usuarios tengan la mejor experiencia posible.

Este router permite configurar diferentes aplicaciones en diferentes prioridades, por ejemplo, podríamos priorizar las aplicaciones de juegos online, y también podríamos configurar el limitador de ancho de banda.

Por último, NETGEAR es otro de los grandes fabricantes que disponen de routers realmente potentes y con un firmware que dispone de un QoS muy configurable. Además, disponen de una gama de routers llamada NETGEAR Nighthawk Pro Gaming con un firmware DumaOS que está específicamente orientado al gaming extremo, con una interfaz gráfica de usuario muy completa que monitorizará todas las conexiones de juegos y nos brindará el mejor rendimiento posible.

NETGEAR Nighthawk Pro Gaming XR300 - DumaOS 2

Sin lugar a dudas, los routers NETGEAR con el sistema operativo DumaOS es una grandísima opción para los gamers más exigentes.

 

Conexión de la consola o PC: cable o WiFi

Si quieres conseguir la mejor experiencia de usuario posible, siempre deberías utilizar cable en todas las partidas, ya sea si utilizas una consola o un PC gaming, el cable es el que menor latencia te proporcionará, el que mayor estabilidad de las conexiones tiene, y el que mejor te funcionará si vas a descargar muchos juegos de Internet o directamente jugar. No importa si la consola o el PC tiene una conexión Gigabit Ethernet o Multigigabit, la latencia no se verá afectada, aunque sí la velocidad, pero hoy en día no disponemos de conexiones a Internet superiores a 1Gbps en España, por lo que tampoco tendría mucho sentido tener una red Multigigabit para jugar y descargar más rápido los juegos.

Respecto al WiFi, si no te queda más remedio que usar una conexión por WiFi, entonces utiliza siempre consolas y routers WiFi con el último estándar WiFi 6, el cual incorpora mejoras para evitar las interferencias con las redes vecinas, mejoras para mejorar la latencia de las conexiones de todos los clientes, e incluso dispone de una mayor velocidad que los estándares antiguos, con el objetivo de descargar mucho más rápido los juegos de Internet.

Hoy en día las últimas consolas de Sony PlayStation y de Microsoft con su Xbox disponen de conectividad WiFi 6, por lo que sería ideal que compres un router con WiFi 6 para obtener la mejor experiencia de usuario.

 

Otras opciones: Un PLC

Más allá de cómo nos conectemos hay otra opción que puedes tener en cuenta para evitar el lag y que puede ser una herramienta más que útil para tu conexión. Es un PLC. Un PLC o Power Line Communications es un un dispositivo que mejora la señal de la conexión a Internet utilizando la red eléctrica. A través del cableado eléctrico de tu casa consigue que tengas una mejor señal. Coge la señal del router y la lleva más lejos y utiliza la red eléctrica en lugar de usar la señal que llega por aire de un amplificador Wifi convencional. ¿Por qué es una excelente opción si queremos mejorar la conexión a Internet cuando naveguemos en la consola? Porque será lo más parecido posible a tener la consola conectada por cable directamente al router en los casos en los que esto sea imposible. Si, por ejemplo, tu consola está en el salón pero el router está en un Pau en la entrada de la casa. En ese caso un PLC va a mejorar tu conexión.

Tiene muchas ventajas y hará que haya menos interferencias que en el caso de usar un repetidor WiFi o una red WiFi habitual porque hay menos interferencias. También vas a conseguir mejor estabilidad online cuando estés en una partida y tendrás mejor rapidez de respuesta en muchos juegos exigentes donde importa cada uno de los milisegundos jugados.

Y es fácil de usar así que no hay ningún problema a la hora de instalarlos porque generalmente bastará con enchufar uno u otro y seguir los pasos pero es una alternativa barata y que siempre podemos tener en cuenta cuando no podemos usar un cable.

 

Velocidad mínima para jugar por Internet

Si nos centramos en la velocidad mínima para poder utilizar un juego en Internet, a veces puede que con tener 1-3 Mbps sea más que suficiente. En cambio, en otras ocasiones vamos a necesitar bastante más, incluso sobrepasar los 25 Mbps para que pueda funcionar correctamente.

Lógicamente esa velocidad que mencionamos es siempre y cuando no haya otros dispositivos que estén consumiendo Internet. Es decir, pongamos que tenemos una tarifa de ADSL de 20 Mbps. Vamos a jugar un juego que únicamente requiere 8 o 10, por lo que sería suficiente. Pero si al mismo tiempo estamos usando un ordenador para ver vídeos de YouTube en alta resolución o descargando de la nube, entonces no tendríamos disponible ese ancho de banda necesario.

Si hablamos de casos concretos podemos mencionar Stadia, la plataforma de juegos de Google. Para poder utilizar videojuegos con una resolución aceptable de 1920×1080, la compañía recomienda que al menos tengamos 25 Mbps. Si quisiéramos jugar en 4K, esa velocidad tendría que ser mayor. Respecto a jugar con una PS4 o PS5, en líneas generales recomiendan tener una conexión de al menos 50 Mbps de bajada y 5 Mbps de subida. Esto no significa que con velocidades inferiores no podamos jugar a la mayoría de juegos, pero sí que sería aconsejable al menos tener esa cifra para evitar problemas.

No obstante, aunque esa sea la velocidad recomendada, lo cierto es que la mayoría de consolas del mercado piden tener al menos 3 Mbps de bajada. Es una velocidad que hoy en día prácticamente todas las conexiones tienen y no habría mayores problemas. Eso sí, estamos hablando de algo mínimo. Para que funcionen bien muchos juegos vamos a tener que disponer de 10-15 Mbps y hasta pasar de 25 Mbps, en algunos casos.

Velocidad necesaria para jugar online

 

Tener margen de velocidad es importante para jugar

Sea cual sea la velocidad que tengamos y cuál sea el mínimo para poder jugar a un juego o consola, es importante tener en cuenta un margen. Este colchón va a evitar que aparezcan problemas si estamos utilizando otros dispositivos conectados a la red y además estamos descargando archivos o viendo contenido en Streaming, algo que consume bastante ancho de banda.

Entonces, ¿Qué velocidad hay que contratar para jugar por Internet? Como hemos visto, lo mínimo necesario variará desde los 3 Mbps hasta más de 25 Mbps. Incluso es aconsejable tener 50 Mbps en determinadas ocasiones. Pero claro, lo normal es que no usemos la conexión solo para jugar, sino que tengamos más aparatos y haya otras personas usando la red al mismo tiempo.

Por tanto, aconsejamos contratar una tarifa que nos garantice tener un buen colchón para que no afecte al rendimiento de los juegos. Por ejemplo, si vamos a reproducir vídeos en YouTube en máxima calidad, usar la nube con otro equipo y al mismo tiempo jugar a un juego que requiere 10-15 Mbps como mínimo, lo aconsejable sería tener una conexión de al menos 100 Mbps para garantizar que no haya problemas.

 

Qué provoca problemas de Internet al jugar

Hay diferentes causas por las que podemos tener problemas al jugar por Internet en caso de que hagamos un uso intenso de la conexión. Algunos programas, servicios o dispositivos pueden consumir más de la cuenta y afectar a nuestra consola o a cualquier juego en el PC que necesite Internet. Algo que consume bastante es el uso de una televisión reproduciendo vídeos en Streaming. Por ejemplo, si estamos viendo Netflix o YouTube y además lo hacemos a una resolución máxima. Esto va a consumir bastante ancho de banda y puede afectar al jugar en la red.

Pero también otros usos como subir o bajar archivos de la nube, tener varios dispositivos conectados a la red al mismo tiempo y haciendo un uso general, como navegar, podría igualmente consumir ancho de banda y limitar las funciones.

 

Juego en la nube

Esta modalidad es lo más actual en el mundo de los videojuegos. Pero ya hemos visto a empresas de la talla de Google tener que cerrar su departamento Stadia. Puede ser por diferentes motivos. Si bien estos servicios son cada vez mejores, es muy complicado llegar a superar las velocidades de respuesta de los juegos ejecutados en local. Por otro lado, el despliegue de conexiones de fibra óptica no es total, por lo cual es menos probable que usuarios con redes más antiguas puedan disfrutar de esto con todas las garantías.

Lo principal es que la red debe ser muy estable, con una latencia reducida, ya que, de no ser así, la experiencia se devaluará. Pero esto también estará ligado directamente con las características del juego, como su resolución. La velocidad necesaria no será la misma si decidimos jugar a 1080p como a 4K. En todo caso, podemos seguir dos consejos básicos para poder jugar en la nube con garantías.

  • Latencia: Lo más recomendado son latencias que no deberían superar los 5o milisegundos. De lo contrario comenzaríamos a experimentar ciertos cortes o retrasos.
  • Estabilidad: Es algo muy importante. No tener pérdidas de paquetes marca la diferencia entre un juego fluido y los movimientos erráticos. O en el peor de los casos, de acciones que no llegan a ejecutarse.

Por lo general, las velocidades recomendadas por los proveedores, son de unos 10 Mbps de mínimo, y al menos unos 15 si queremos disfrutar de los juegos a 60fps. En todo caso esto sería para resoluciones más bajas de 1080p, pues para esta ya serían necesarios unos 25Mbps. Esto sigue aumentando hasta los 35 Mbps de media recomendados para jugar a 4K.

Pese a que es una tecnología muy implementada por las grandes empresas como Sony o Microsoft, parece que le queda mucho por avanzar. O por lo menos hasta el punto donde la diferencia con el juego local sea imperceptible.

 

La latencia, tan importante como la velocidad al jugar

Nos hemos centrado en la velocidad mínima y recomendable para jugar por Internet, pero hay otro elemento muy importante: el ping o latencia. Se mide en ms (milisegundos) y es el tiempo que tarda en comunicarse una conexión con otra. Por ejemplo, en el caso de los juegos, es el tiempo que pasa desde que movemos algo en nuestro dispositivo a la hora de jugar, como podría ser dar un pase con el balón en un juego de fútbol, hasta que ese movimiento aparece en la pantalla de otro jugador que esté en la partida.

Mejorar la latencia de Internet

Si el ping es muy elevado, se hace complicado jugar e incluso podríamos tener dificultades para acceder a determinadas partidas. En este caso, mientras menor sea la latencia mucho mejor para evitar problemas.

Algunos juegos piden como requisitos tener una latencia máxima de 100-150. Son cifras elevadas, pues lo aconsejable es que sea bastante menor de esa cantidad. Todo dependerá, una vez más, del tipo de videojuego que estemos utilizando y sus características.

Por regla general, una conexión que tenga más de 50-60 ms empieza a ser problemática para jugar online. Hasta esa cifra, sobre el papel no deberíamos tener muchas dificultades. Si logramos que sea menor, mucho mejor. Se considera que bajar de 20 sería lo óptimo en la mayoría de casos.

En definitiva, podemos decir que tanto la velocidad como la latencia son dos puntos muy importantes para poder jugar por Internet sin problemas. En el primer caso, lo ideal es tener al menos un ancho de banda de 10-15 Mbps disponibles. Si es superior a 25 Mbps, mucho mejor. Incluso a partir de 50 Mbps es lo que recomiendan en determinados casos algunas consolas. Por parte de la latencia o ping, es importante que sea menor de 50-60 y, si es posible, de 20 ms para alcanzar algo óptimo.

 

Aspectos técnicos a tener en cuenta

Al jugar a videojuegos online, siempre buscamos tener la mejor experiencia posible. Pero en esta categoría no solo es necesario que el juego sea bueno, o funcione bien de por sí, sino que una buena conexión a internet nos ayudará mucho a disfrutar de los juegos. Tengamos una conexión mejor o peor, hay algunas cosas que podemos hacer de cara a que funcione lo mejor posible dentro de las posibilidades de cada uno.

En cuanto a la conexión que nos facilita nuestro ISP, lo más recomendable para jugar es disponer de fibra óptica. Esto nos ayudará a que las velocidades de subida y bajada sean lo mejor posibles. Por desgracia la implementación de este cableado aún tiene limitaciones en algunas zonas de España, pero poco a poco se va desplegando por más territorio.

Contar con un buen router también es importante. Este es el dispositivo que se encarga de recibir la señal del cable de nuestro ISP, y transmitirla por los diferentes dispositivos. En algunos casos, podremos realizar configuraciones para dedicar más ancho de banda a dispositivos concretos, como pueden ser un ordenador o consola.

Luego está el cómo se realiza la conexión entre nuestra plataforma de juegos y el router. Podemos hacerlo de dos formas, por Wi-Fi y por cable. Lo más recomendable, y siempre que esto sea posible, es realizar la conexión de red directamente por cable, ya que nos aseguramos la máxima velocidad y se reducen los posibles cortes o reducciones de señal. Como añadido, lo mejor es contar con un buen cable, los cuales se pueden encontrar muy económicos.

Y algo que siempre recomendamos, es tener todos los dispositivos correctamente actualizados. Aquí entran también las consolas u otros dispositivos de juego. Lo más normal es que estas avisen cuando sea lanzada una actualización, y en muchas ocasiones esta sea totalmente necesaria para poder aprovechar las funciones de la máquina. Esto nos puede beneficiar en muchos aspectos como el rendimiento, funcionalidades o seguridad.

 

Evita que tus datos se filtren al jugar online

Los datos personales es algo que forma parte de los objetivos de los piratas informáticos. Constantemente buscan la manera de robar información de los usuarios de Internet para fines lucrativos. Esto es un problema para todos aquellos que buscan preservar siempre la privacidad al navegar por la red. Ahora bien, por suerte podemos hacer uso de herramientas y consejos para ello.

Hoy en día nuestros datos tienen un gran valor. Muchas empresas de marketing buscan la manera de robar la información de los usuarios para fines lucrativos. Pueden incluirnos en listas de Spam, enviarnos publicidad orientada o incluso vender esa información a terceros. Esto lógicamente atenta contra nuestra privacidad. Por ello, es vital que evitemos la filtración de datos a todos los niveles. Pueden filtrarse de formas muy variadas, como pueden ser ataques con malware, robo de información pública que hemos expuesto, filtraciones en la propia plataforma que utilizamos, etc.

Todo ello conlleva que nuestros datos puedan estar expuestos para posibles intrusos. Podrían suplantar nuestra identidad y crear problemas. Podrían también robar nuestra cuenta, por ejemplo, a la hora de jugar en Internet como es el caso que vamos a tratar.

Al jugar por Internet, como a la hora de usar cualquier servicio o plataforma online, nuestros datos pueden verse comprometidos. Esto significa que posibles intrusos tendrían la capacidad de suplantar nuestra identidad, acceder a nuestras cuentas o incluso enviar malware personalizado para lograr su objetivo. Esto hace que debamos tomar medidas para no comprometer nuestra información.

 

Instalar siempre desde fuentes oficiales y seguras

Algo básico que debemos tener en cuenta es el hecho de instalar siempre los juegos desde fuentes oficiales y seguras. Es cierto que en ocasiones podemos acceder a páginas de terceros que pueden ofrecer lo mismo sobre el papel, pero podría contener software que ha sido modificado de forma maliciosa para poner en riesgo nuestra información.

Esto también lo podemos aplicar a la hora de jugar a juegos a través de páginas web. Es importante que accedamos siempre a la web oficial, así como entrar en plataformas que sean fiables y donde nuestros datos no van a correr ningún riesgo. Esto hay que aplicarlo sin importar el tipo de dispositivo que estamos utilizando.

 

Mantener los juegos actualizados

Por supuesto nuestros juegos y consolas tienen que estar actualizados correctamente. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para ejecutar sus ataques. Pueden usar esos fallos para enviar malware o robar información.

Esto lo podemos evitar si mantenemos los parches y actualizaciones de seguridad que vayan saliendo. Hablamos tanto del propio juego, algo que normalmente sacan mejoras tanto en rendimiento como en seguridad, así como también actualizaciones de firmware en el propio dispositivo. En ocasiones, como decimos, puede haber también problemas en las videoconsolas y son los propios fabricantes quienes lanzan actualizaciones de seguridad que debemos aplicar.

 

Cuidado con posibles complementos

Esto es algo muy importante, ya que es fuente de malware. Es bastante común que a la hora de jugar por Internet existan diferentes complementos que podemos agregar. Suelen ser mejoras que incluyen modos diferentes, personales o habilidades añadidas, etc. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no todo esto que vemos puede ser legítimo. Podemos cometer errores e instalar complementos que sean un problema para nuestra seguridad y privacidad.

Por ello nuestro consejo es tener mucho cuidado a la hora de instalar complementos en los juegos. Debemos asegurarnos de que los estamos agregando desde fuentes oficiales y que son fiables. Hay que evitar aquellos que pueden contener software que ha sido modificado de forma maliciosa y que podría comprometer nuestra información personal o robar nuestras cuentas.

 

No publicar datos en foros y páginas públicas

Es común acceder a foros y plataformas donde los jugadores intercambian información. A veces incluso podemos aprender sobre el juego e intercambiar opiniones al respecto. Sin embargo, aquí también debemos cuidar nuestra privacidad. Algo básico es evitar publicar datos personales en foros y páginas que sean públicas y que puedan estar accesibles a cualquiera. Podrían utilizar nuestros datos para incluirnos en campañas de Spam, por ejemplo.

Esto también hay que aplicarlo a la hora de registrarnos en esos sitios. Hay que observar que la plataforma sea fiable y donde nuestros datos e información personal no van a correr ningún tipo de peligro.

 

Configurar opciones de seguridad y privacidad

Normalmente los juegos, como cualquier otra plataforma que utilicemos, van a tener una serie de configuraciones que podemos modificar según queramos. Allí, dentro de todas esas opciones, encontraremos algunas relacionadas con la seguridad y privacidad. Es importante que dediquemos un tiempo a ello, ya que allí podremos cambiar algunos parámetros que pueden permitirnos aumentar la fiabilidad a la hora de jugar online.

Como vemos tenemos la posibilidad tanto de configurar diferentes factores de seguridad como también los basados en la privacidad. Aquí, por ejemplo, podremos evitar que terceros accedan al contenido de nuestra cuenta o que nuestra cuenta quede vinculada con diferentes servicios y plataformas ajenos al juego. Así nuestros datos no podrán filtrarse a otras plataformas que pueda haber.

 

Limitar nuestra información de perfil

También deberemos limitar la información de nuestro perfil. Como suele ocurrir con cualquier registro en Internet, lo normal es que podamos poner nuestros datos personales e información relacionada en la cuenta. Esto significa que es posible que otros usuarios puedan acceder a todo lo que hemos puesto.

Por tanto, nuestro consejo es limitar la información que ponemos en el perfil. Podremos evitar que otros usuarios del juego puedan acceder a esa información y que quede expuesta. No sabemos quién podría estar ahí y con qué fines podrían utilizar nuestros datos, como puede ser la suplantación de identidad o incluso crear malware orientado como es el caso del Phishing personalizado.

 

Cuidado con los accesorios

Hay que tener en cuenta que nuestra videoconsola o al jugar por ordenador no hablamos únicamente de un dispositivo sino de todo lo que conectamos al mismo y son muchos los accesorios. Es posible que utilicemos algunos accesorios como pueden ser cámaras para jugar a determinados juegos pero tabién todo tipo de micrófonos. Ahora bien, esto podría ser un problema para nuestra privacidad si esos dispositivos están diseñados maliciosamente o si contienen algún tipo de malware que hará que nos escuchen o que nos vean y siempre debemos fijarnos en que sean seguros y de marcas fiables.

Por tanto, hay que tener cuidado a la hora de utilizar ciertos accesorios al jugar por Internet. Debemos asegurarnos de que son dispositivos totalmente seguros y que nuestros datos no corren ningún riesgo.

 

Herramientas de seguridad y sentido común

Contar con un buen antivirus y otras herramientas de seguridad es fundamental para evitar la entrada de amenazas. Necesitamos proteger nuestros sistemas y de esta forma que los dispositivos estén seguros. Así evitaremos también problemas que afecten directamente a los juegos. Hay diferentes tipos de malware como son los keyloggers que pueden robar nuestras contraseñas e información personal. Es esencial que contemos con software de seguridad para evitarlo.

Por último, aunque quizás lo más importante, el sentido común. Muchos tipos de ataques se llevan a cabo por la interacción del usuario. Por ejemplo, descargar contenido malicioso o hacer clic en links que puedan ser un problema. Por tanto, el sentido común es algo fundamental para ello.

¡Sé el primero en comentar!