Adaptador Wi-Fi USB 2.0 o USB 3.0: conoce las diferencias y cuál es mejor

Cuando vamos a comprar un adaptador WiFi para proporcionar conectividad inalámbrica a nuestro ordenador de sobremesa o portátil, podemos encontrarnos en el mercado con tarjetas WiFi que tienen interfaz USB 2.0 y otras tienen interfaz USB 3.0. ¿Cuál merece más la pena? ¿Es siempre mejor comprar un adaptador WiFi USB 3.0 que uno con interfaz USB 2.0? Hoy en RedesZone os vamos a explicar en detalle las diferencias, y en qué debemos fijarnos para comprar un buen adaptador WiFi y que no tengamos problemas de cobertura ni de rendimiento inalámbrico.

¿Para qué sirve un adaptador WiFi USB?

Un adaptador WiFi USB es un dispositivo que nos permitirá conectarnos a las redes WiFi de nuestro alrededor de forma fácil y rápida. Generalmente es suficiente con introducir el adaptador WiFi USB en un puerto USB disponible de nuestro ordenador, para que el sistema operativo lo detecte e instale los drivers correspondientes. En algunos casos, debemos instalar nosotros mismos los drivers adecuados descargados desde la web oficial de la marca del adaptador, para que el sistema operativo lo reconozca y funcione perfectamente.

Los adaptadores WiFi USB son la forma más sencilla de proporcionar conectividad WiFi a un equipo, sin necesidad de desmontar el ordenador e instalar una tarjeta WiFi PCIe en su interior. También nos permitirán actualizar la tarjeta de red WiFi de nuestro ordenador portátil por una más actual, si nuestro portátil es de hace muchos años, posiblemente utilice el estándar WiFi 4 o WiFi 5, si compramos un adaptador WiFi 6 podremos actualizar el estándar inalámbrico y disfrutar de una mejor cobertura y velocidad inalámbrica, sin necesidad de desmontar el portátil, extraer la tarjeta de red WiFi PCie interna y volver a colocar la nueva que hayamos comprado.

Los principales fabricantes de equipos de redes como routers, switches, puntos de acceso WiFi y más, también tienen en su portfolio este tipo de dispositivos tan útiles para los usuarios, y es que es la forma más barata y sencilla de proporcionar WiFi o actualizar el WiFi de nuestro ordenador. No obstante, debemos fijarnos en sus características técnicas antes de comprar uno, porque hay de varios tipos y, dependiendo de nuestras necesidades, deberemos comprar uno u otro.

En qué fijarnos a la hora de comprar uno

A la hora de comprar un adaptador WiFi, debemos fijarnos en varios aspectos muy importantes. Dependiendo de las características que escojamos, tendremos una mayor cobertura y rendimiento inalámbrico, o un menor rendimiento WiFi, por lo que es muy importante saber qué especificaciones tenemos disponibles.

Estándar WiFi usado

Hoy en día podemos encontrarnos adaptadores WiFi que solamente soportan el estándar WiFi 4. Debemos recordar que el estándar WiFi 4 puede trabajar tanto en la banda de 2.4GHz como en la banda de 5GHz, no obstante, generalmente si un dispositivo utiliza el estándar 802.11n o WiFi 4, va a funcionar única y exclusivamente en la banda de 2.4GHz. Esta banda de frecuencias tiene mayor cobertura pero una menor velocidad real, debido principalmente al ancho de canal y a las interferencias con otras redes WiFi.

También existen adaptadores WiFi que son WiFi 5, en este caso de manera general son doble banda seleccionable, es decir, se pueden conectar a la banda de 2.4GHz (con el estándar WiFi 4) y también a la banda de 5GHz (con el estándar WiFi 5). Este tipo de adaptadores WiFi son los más populares hoy en día y los que deberías comprar, porque tienen una magnífica relación calidad-precio y te proporcionarán un rendimiento excelente.

ASUS USB-AC54

Finalmente, tenemos los adaptadores WiFi 6, que los fabricantes ya los tienen listos para su comercialización muy pronto, aunque hay algunos modelos que ya se encuentran en el mercado. WiFi 6 es aún una tecnología muy nueva, por este motivo es raro ver demasiada variedad, por ejemplo, todos los adaptadores WiFi PCIe están basados en el chipset Intel AX200 o Intel AX210 (con WiFi 6E), sin embargo, en los adaptadores WiFi veremos chipset Realtek.

Bandas de frecuencias compatibles

Es muy importante comprobar si el adaptador WiFi que vamos a comprar soporta las dos bandas de frecuencias, es decir, 2.4GHz y 5GHz. Si tenemos doble banda seleccionable, tenemos la posibilidad de conectarnos a cualquier red WiFi actual, excepto si utilizan el estándar WiFi 6E con la banda de 6GHz, pero actualmente no existen adaptadores WiFi USB que soportan esta banda de frecuencias de 6GHz, solamente tenemos la Intel AX210 que es PCIe interna en los ordenadores.

Dependiendo del estándar WiFi y la clase, podremos comprobar si es compatible con las dos bandas de frecuencias. Si soporta los estándares 802.11b/g/n significa que soporta 2.4GHz, y si soporta también 802.11ac significa que soporta la banda de 5GHz, ya que este último estándar solo es capaz de trabajar en la banda de 5GHz. Nuestra recomendación es comprar un adaptador WiFi que sea doble banda seleccionable.

Antenas externas o internas

Un adaptador WiFi USB puede tener antenas internas o externas. Si no te vas a conectar demasiado lejos del punto de acceso WiFi o router WiFi, entonces puedes comprar un adaptador WiFi con antenas internas sin problemas, conseguirás muy buena cobertura y una gran velocidad. En el caso de que vayas a conectarte en lugares muy alejados del router, entonces nuestra recomendación es que compres un adaptador WiFi con antenas externas, porque generalmente disponen de mayor ganancia y conseguirás una mejor recepción.

Existen tarjetas WiFi que tienen varias antenas WiFi externas, esto es ideal para conseguir el mejor rendimiento posible gracias al MIMO, e incluso hay modelos que tienen una antena interna y otra antena externa, para conseguir lo mejor de «ambos mundos», de esta forma, se comportará de forma excelente en lugares cercanos del router, y también en lugares alejados.

Una vez que ya conocemos las principales características en las que debemos fijarnos al comprar una tarjeta WiFi, debemos prestar especial atención a si la interfaz de la tarjeta es USB 3.0 o USB 2.0, porque de ello va a depender el rendimiento WiFi que vamos a conseguir con nuestro adaptador.

¿Con interfaz USB 3.0 o USB 2.0?

Los adaptadores WiFi de gama baja-media suelen incorporar una interfaz USB 2.0, y el motivo es claro: la velocidad de la interfaz USB 2.0 es de hasta 480 Mbps teóricos, pero este tipo de adaptadores WiFi no serán capaces de proporcionarnos más de 200Mbps aproximadamente. Debemos tener muy en cuenta la velocidad real que conseguiremos con el adaptador WiFi, y es que si compramos un adaptador de clase N300, significa que podremos conseguir hasta 300Mbps de velocidad teórica en la banda de 2.4GHz, pero en la vida real conseguiremos unos 150-200 Mbps aproximadamente, por lo que la interfaz USB 2.0 es más que suficiente para proporcionar estas velocidades.

Si tenemos un adaptador WiFi de clase AC600 con el estándar WiFi 5, algunos fabricantes optan por poner una interfaz USB 2.0 y otros una interfaz USB 3.0, no importa si tenemos una interfaz u otra porque no llegaremos a los 400 Mbps aproximadamente con este tipo de dispositivos, al tener una única antena. En estos casos deberíamos leer análisis de estos adaptadores WiFi y comprobar qué rendimiento es capaz de proporcionarnos, si vemos que no supera los 300 Mbps, no importa que tenga USB 2.0 porque la limitación no es de la propia interfaz.

Si tenemos un adaptador WiFi que utiliza el estándar WiFi 5 y es de clase AC1200 o superior, en estos casos es totalmente necesario que tenga una interfaz USB 3.0, porque seremos capaces de conseguir velocidades superiores a los 500 Mbps reales vía WiFi, por lo que la interfaz USB haría cuello de botella. Existen adaptadores WiFi de clase AC1900, con los que conseguimos velocidades de hasta 700 Mbps reales sin muchos problemas, por lo que en estos casos estamos muy por encima de la interfaz USB 2.0, por lo que el fabricante directamente pone una interfaz USB 3.0.

No importa qué interfaz utilice un adaptador WiFi, lo más importante es la clase WiFi que sea, porque el fabricante pondrá USB 2.0 o USB 3.0 cuando corresponda. Lo más crítico es en los casos donde tengamos una tarjeta WiFi de clase AC600 o similar, porque hay fabricantes que ponen USB 2.0 y otros USB 3.0, en estos casos sería necesario comprobar si el rendimiento real que conseguiremos entre un modelo u otro es sustancial, para decantarnos por el más rápido.

¡Sé el primero en comentar!