Guía para instalar un sistema Mesh y mejorar la cobertura

Guía para instalar un sistema Mesh y mejorar la cobertura

Javier Jiménez

Para poder tener mejor Internet podemos usar diferentes dispositivos. Una de las opciones es lo que se conoce como sistema Wi-Fi Mesh. En este artículo vamos a explicar cómo funciona, de qué manera podemos instalarlo para que funcione lo mejor posible y también qué tener en cuenta para comprar uno. El objetivo es lograr que tu conexión inalámbrica funcione más veloz, con mayor estabilidad y evitar los molestos cortes.

Cómo funciona un sistema Mesh

Los sistemas Mesh se utilizan cuando la cobertura del Wi-Fi es limitada. Por ejemplo si necesitamos conectarnos desde otros puntos de la vivienda y la señal del router no llega o lo hace de forma muy débil. Son diferentes dispositivos que se conectan entre sí. Uno actúa de principal, de base, mientras que el resto son satélites que puedes repartir por toda la vivienda.

Hay que tener en cuenta que existe un punto clave que lo diferencia de un repetidor inalámbrico y es que esos satélites no se conectan directamente al router, sino entre sí. Esto va a permitir que los podamos colocar por diferentes lugares y abarque una mayor superficie. Además, no necesitas desconectar una red para conectarte a otra, sino que mantienes la conexión constantemente y va cambiando en función de la mejor opción en cada momento.

Una red Wi-Fi mallada va a tener un único nombre de red o SSID. También una misma contraseña. Esto es lo que permite que estemos siempre conectados aunque nos movamos por diferentes lugares de la vivienda. Automáticamente irá conectándose a los diferentes satélites en función de la calidad de la conexión para lograr el mejor resultado posible.

Como ves, hay una diferencia clara entre tener un router y varios repetidores o utilizar un sistema Mesh. En el primer caso, esos repetidores se van a conectar cada uno de ellos directamente al router y no entre sí. Una red mallada, en cambio, van a conectarse entre sí todos los satélites, que pueden ser 2, 3 o muchos más.

Qué es un sistema Wi-Fi Mesh

Qué hacer para instalarlos bien

Aunque los dispositivos Wi-Fi Mesh permitan ampliar la cobertura inalámbrica del hogar y llegar mucho más lejos que un repetidor, aun así es importante instalarlos correctamente. El objetivo es optimizar al máximo su capacidad y poder conectarnos sin que haya cortes y problemas típicos de las conexiones inalámbricas.

Ubicación

Por tanto, lo primero que debes tener en cuenta es dónde vas a colocarlos. Esto va a depender de dónde vas a necesitar conectarte y, también, de cuántos satélites tenga esa red mallada que estás instalando. No es lo mismo que tenga un router o base y un satélite a tener 5 o 6 satélites que puedes repartir por toda la vivienda.

Lo ideal es que repartas los satélites en los lugares donde realmente vas a conectarte. Por ejemplo en una habitación donde vayas a conectar un ordenador, en otra donde tengas una televisión, etc. A fin de cuentas, el objetivo de este tipo de dispositivos es llevar la conexión a lugares donde la cobertura es débil y aprovecharla lo máximo posible.

Su instalación es sencilla. Únicamente van a necesitar estar conectados a la electricidad y lo podemos gestionar a través de un software que traen incorporados. Podrás incluso controlarlos desde el móvil.

Seguridad

Respecto a la configuración del sistema Mesh, debes tener en cuenta que todos los satélites van a tener el mismo nombre de red o SSID, así como una misma clave. Esa contraseña es la que necesitas para poder conectarte a ellos y tener acceso a Internet, de la misma forma que si te conectaras a la red inalámbrica del router.

¿Qué debes tener en cuenta por seguridad? Sin duda es imprescindible usar una clave fiable. Esa contraseña debe tener una serie de factores que van a hacer que sea realmente segura. El objetivo es que los intrusos no puedan entrar y estés protegido siempre y así también lograr que funcione lo mejor posible la conexión. Asegúrate de que cumple con lo siguiente:

  • La contraseña es única
  • Totalmente aleatoria
  • Tiene letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos
  • Longitud adecuada (mientras más caracteres, mejor)
  • Cifrado WPA 2 o WPA 3

Router con cifrado WPA3

Qué tener en cuenta al comprar uno

Vas a encontrarte con diferentes tipos de dispositivos de red mallada. Es importante que elijas uno en función de las características que vas a necesitar. Por ello vamos a ver algunos puntos a tener en cuenta y de esta forma poder optar por la opción que mejor te venga para lograr un rendimiento óptimo.

Doble banda

Un factor importante es que ese sistema Mesh que vas a comprar sea doble banda. Los dispositivos actuales pueden funcionar tanto en la banda de los 2,4 GHz como también en la de los 5 GHz. Podemos decir que la primera opción es ideal para conectarte desde más lejos, aunque la velocidad es más limitada. En cambio, la banda de los 5 GHz es la que tiene más velocidad, pero es más sensible a obstáculos y distancia.

Por tanto, tener ambas opciones disponibles va a ser muy útil para elegir en cada momento cuál se adapta mejor a lo que buscamos. De esta forma lograrás que la conexión funcione correctamente y sin cortes.

Velocidad máxima

Por supuesto, también puedes mirar la velocidad máxima que admiten estos dispositivos. Aquí puedes encontrar diferencias importantes. Lo ideal es que ofrezcan una velocidad adecuada para poder conectar varios dispositivos sin problemas, descargar de Internet, ver vídeos en Streaming en buena calidad sin cortes, etc.

En las especificaciones de los dispositivos Mesh verás la velocidad máxima soportada. Por ejemplo 1200 Mbps, 3000 Mbps, etc. Mientras mayor sea, mejor. Esto permitirá que tenga más capacidad para poder conectar más dispositivos al mismo tiempo y sin que aparezcan cortes.

Tecnología Wi-Fi 6

Los aparatos más actuales tienen la última versión Wi-Fi 6 disponible. Esto va a permitir que conectes dispositivos a mayor velocidad y además que no haya tantos problemas cuando conectamos muchos al mismo tiempo. Es interesante que compres dispositivos Wi-Fi Mesh que tengan Wi-Fi 6 incorporado.

Esto va directamente vinculado al apartado anterior, ya que con esta última versión lograrás una mayor velocidad cuando conectes aparatos de forma inalámbrica a la red mallada, lo que hará también que la calidad mejore.

Número de satélites

Esto dependerá de qué superficie quieras cubrir. Lógicamente, mientras más dispositivos tenga, mayor será la capacidad. Podrás distribuirlos por diferentes lugares de la vivienda, ya que se conectan entre sí, y así conectar más aparatos donde realmente vayas a necesitar que la conexión sea buena.

¿Cuántos hace falta? Eso dependerá de cada caso. Normalmente suelen venir en packs de tres dispositivos. Los puedes encontrar con algunos más, también. No hay un número que podamos decir que sea mejor, sino que dependerá de la superficie que haya que cubrir.

Puertos Gigabit Ethernet

Pero no solo vas a poder conectar dispositivos al sistema Mesh a través del Wi-Fi, sino que muchos traen incorporados puertos Ethernet para conectar otros aparatos por cable. Por ejemplo podrás conectar un ordenador, televisión, etc. Es muy útil para mantener la máxima estabilidad en todo momento.

Debes mirar que cuente con Gigabit Ethernet y no Fast Ethernet, ya que la diferencia es notable. Gigabit significa que van a poder funcionar a una velocidad de hasta 1 Gbps, mientras que Fast Ethernet está limitado a 100 Mbps. También tendrás que mirar el número de puertos disponibles, para poder conectar más o menos aparatos.

En definitiva, como has podido ver los sistemas Mesh son muy útiles para mejorar la conexión inalámbrica. Puedes tener en cuenta todo lo que hemos explicado para lograr instalarlos correctamente y tener la máxima velocidad y calidad de la señal. Si vas a comprarlos, asegúrate de que tienen buena velocidad, doble banda y Wi-Fi 6 disponible.

¡Sé el primero en comentar!