Cómo proteger al máximo Windows 11

Cómo proteger al máximo Windows 11

Javier Jiménez

La seguridad es un factor muy importante y es algo que debemos mantener a todos los niveles. Debemos proteger nuestros ordenadores y dispositivos móviles sin importar qué sistema operativo usemos. En este artículo te vamos a explicar qué hacer para proteger Windows 11 al máximo. De esta forma podrás evitar ataques cibernéticos, el robo de contraseñas y cualquier problema que pueda poner en riesgo tu seguridad y privacidad. Se trata del último SO de Microsoft y conviene crear una buena barrera defensiva.

Consejos para mejorar la seguridad en Windows 11

Para mantener una protección total sobre Windows se requieren diferentes métodos y puntos a tener en cuenta. No basta solo con tener un antivirus, por ejemplo. Por ello vamos a hablar de todo lo que debes realizar para que tu seguridad y privacidad estén siempre a salvo a la hora de usar este sistema operativo.

Tener el sistema actualizado

Un punto muy importante es tener siempre Windows 11 actualizado correctamente. Esto ayudará a corregir vulnerabilidades que puedan aparecer. Esos fallos podrían ser aprovechados por los piratas informáticos para lanzar ataques y llegar a robar contraseñas o infectar el sistema con alguna variedad de malware y tener así el control.

Para actualizar Windows tienes que ir a Inicio, entras en Configuración y pinchas en Windows Update. Allí te aparecerán posibles actualizaciones que haya pendientes. Debes asegurarte siempre de instalar todas las que haya y, de esta forma, corregir cualquier vulnerabilidad que haya y que sea aprovechada por un atacante.

Actualizar Windows 11

Esto mismo debes aplicar de forma periódica a cualquier programa que uses. Por ejemplo actualizar el navegador, aplicaciones de mensajería o videollamadas, etc. Debes asegurarte de contar con las versiones más recientes disponibles en todo momento.

Utilizar programas de seguridad

Por supuesto no puede faltar un buen antivirus en Windows 11. Esto te permitirá detectar amenazas de seguridad, como pueden ser virus, troyanos, keyloggers… También analizar cualquier descarga que realices y alertarte en caso de que haya algo extraño que pueda comprometer tu equipo.

Vas a tener muchas opciones disponibles. Una muy interesante es la de Windows Defender, que viene integrada con el propio sistema operativo. Funciona bien, es gratuito y no necesitas instalarlo por tu cuenta. No obstante, hay otras muchas alternativas tanto gratuitas como de pago. Por ejemplo Avast o Bitdefender son algunas soluciones populares.

Pero más allá de utilizar un antivirus, también puedes hacer uso de otras muchas aplicaciones de seguridad. Por ejemplo un firewall o incluso complementos que puedes instalar en el navegador. En todos estos casos el objetivo es mejorar la protección del sistema y evitar así cualquier amenaza.

Descargar solo de sitios fiables

En este caso se trata de un problema muy habitual que puede provocar la entrada de malware de todo tipo. Siempre que descargues algún programa, sea cual sea, debes asegurarte de que lo haces desde una fuente fiable. Por ejemplo debes usar tiendas oficiales como Microsoft Store o ir directamente a la página web de esa aplicación.

Pero esto también lo debes aplicar a la hora de bajar cualquier documento de Internet. Si por ejemplo recibes un archivo Word o PDF por correo, no lo descargues si no reconoces la fuente o sabes que realmente no se trata de una amenaza de seguridad. De lo contrario podrías estar descargando un virus sin que lo sepas.

Tener una revisión constante

Mantener la máxima seguridad en Windows 11 requiere de una revisión constante. Tienes que ver periódicamente que el equipo esté actualizado, que el antivirus funciona bien, pero también las aplicaciones que tienes instalada y comprobar que no generan ningún tipo de problema.

Una revisión constante puede servir para detectar una amenaza lo antes posible. Por ejemplo un fallo de seguridad sin corregir y poder solucionarlo antes de que un pirata informático pueda explotarlo, una aplicación que hayas instalado y esté robando datos sin que lo sepas, etc. Puedes crearte una serie de pautas para realizar periódicamente.

Proteger también otros dispositivos

Para proteger tu ordenador con Windows, no debes centrarte únicamente en este sistema, sino también en cualquier otro dispositivo que vayas a conectar o que tengas en la misma red. Por ejemplo, si vas a enchufar un disco duro debes asegurarte de que no tiene virus. Lo mismo si vas a conectar un móvil por cable, es importante que sigas los mismos consejos también en esos aparatos.

Muchos ataques de seguridad llegan a través de la red. Por ejemplo, un pirata informático podría explotar nuestra red Wi-Fi vulnerable para poder acceder a otros dispositivos. Por ello es fundamental proteger también el router, la red inalámbrica y cualquier otro aparato que vayamos a conectar.

Evita errores humanos

Hay que tener en cuenta que la mayoría de ataques informáticos van a requerir de la interacción de la víctima. Necesitan que hagamos clic en algo, que descarguemos algún archivo y que, en definitiva, cometamos algún error. Por ello queremos dar también ciertas recomendaciones de sentido común para aumentar al máximo la seguridad de Windows 11.

Cuidado con los ataques Phishing

Sin duda algo imprescindible es evitar los ataques Phishing. Son un método muy usado por parte de los ciberdelincuentes para robar contraseñas o colar malware. Suelen usar algún cebo para que hagamos clic en un enlace o descarguemos algún archivo que en realidad es falso. La buena noticia es que estos ataques necesitan que caigamos en esa trampa. Si estamos preparados y no hacemos clic, no tendríamos problemas.

¿Por dónde llegan los ataques Phishing? Principalmente por e-mail y SMS, pero también a través de plataformas como redes sociales o programas de mensajería. Suele ser un link que supuestamente nos lleva a una página para iniciar sesión, para solucionar un problema, obtener un premio, etc. Los cebos que utilizan son muy variados.

Microsoft bloquea ataques Phishing

No hacer clic en sitios sospechosos

Esto es muy importante. A veces al navegar por Internet podemos encontrarnos con enlaces o banners que nos invitan a hacer clic. Incluso puede aparecer un mensaje de alerta indicando que nuestro equipo está en peligro y que debemos instalar algún programa o bajar algún archivo para protegerlo.

Es esencial no hace clic en ningún lugar que pueda ser sospechoso. De lo contrario estaríamos poniendo en serio peligro nuestro equipo. Siempre debemos mantener el sentido común y no cometer errores así. Ante la menor duda, lo mejor es no entrar en un sitio o no bajar un documento que pueda ser peligroso.

No instalar cualquier complemento

Son muchos los complementos y extensiones que puedes instalar en el navegador y en otros programas. Por ejemplo extensiones para Chrome o Firefox que permitan agrupar pestañas o tener ciertas características que de serie no tienen esas aplicaciones y que pueden ser muy útiles para el funcionamiento.

Pero claro, esto también lo utilizan los ciberdelincuentes para lanzar ataques. De hecho, a través de extensiones para el navegador pueden robar datos personales, leer el historial de navegación o robar contraseñas. Siempre debes instalarlos desde tiendas oficiales y nunca hacerlo desde sitios de terceros sin garantías.

Evitar exponer datos

Otra cuestión muy importante para proteger Windows al máximo es no exponer datos personales. A veces cometemos el error de poner un mensaje público en un foro abierto o un artículo en una web. Eso puede ser usado por un atacante para lanzar ataques Phishing, por ejemplo. Incluso puede haber bots que registren nuestro e-mail y nos inunden con mensajes Spam.

Por tanto, es fundamental también proteger la privacidad y no exponer más datos de los que realmente son necesarios. Esto hay que aplicarlo a la hora de registrarnos en cualquier plataforma, como puede ser una red social como Facebook, así como al instalar cualquier aplicación de Windows y no conceder más permisos de los necesarios.

En definitiva, como has podido ver puedes proteger por completo Windows 11 siguiendo una serie de consejos. Es esencial contar con programas de seguridad, tenerlo actualizado y evitar cometer errores. Todo esto permitirá que tengas un sistema seguro, protegido y listo para hacer frente a cualquier amenaza.

¡Sé el primero en comentar!