Muchas aplicaciones con malware se ceban con iOS y Android; aprende a evitarlas

Los dispositivos móviles son cada vez más utilizados para navegar y para sustituir muchas acciones de los ordenadores. Ahora bien, esto lógicamente hace que los piratas informáticos pongan aquí sus miras. Son muchas las aplicaciones maliciosas que podemos encontrarnos. En los últimos días hemos visto cómo decenas de aplicaciones falsas han afectado tanto a usuarios de iOS como de Android. Por ello en este artículo hemos querido hacer un recopilatorio de consejos y buenas prácticas para evitarlas y proteger nuestra seguridad.

Muchas aplicaciones falsas atacan iOS y Android

En los últimos tiempos hemos visto cómo decenas de aplicaciones falsas han infectado dispositivos iOS y Android. Prácticamente cada semana podemos ver algún caso nuevo. En la mayoría de casos el objetivo de los ciberdelincuentes es robar información de la víctima, afectar el buen funcionamiento de los dispositivos o incluso robar dinero a través de la filtración de códigos de autenticación en dos pasos.

La mayoría de las ocasiones estas aplicaciones entran en nuestros dispositivos por errores que cometemos. No solo ocurre en móviles, sino también en tabletas y otros dispositivos que no necesariamente tienen que utilizar iOS o Android. Eso sí, lógicamente los piratas informáticos atacan aquellos sistemas que cuentan con más usuarios.

Lo peor es que en numerosas ocasiones la víctima mantiene una aplicación fraudulenta durante mucho tiempo sin darse cuenta de que realmente es una amenaza. Conviene por tanto saber detectar cuándo el software que instalamos puede ser un problema importante para nuestra seguridad y privacidad.

Aplicaciones fraudulentas

Cómo evitar aplicaciones falsas y peligrosas en nuestros dispositivos

Vamos a dar una serie de consejos importantes para aprender cómo evitar las aplicaciones falsas y que representen un peligro para nuestra seguridad y privacidad. El objetivo es no instalar este tipo de software, pero también saber detectarlo y eliminarlo en caso de que sea demasiado tarde.

Instala solo software oficial

El primer consejo es muy importante: instalar únicamente software oficial. Pero más allá de esto, es vital que lo descarguemos desde tiendas legítimas. Es cierto que en muchas ocasiones podemos toparnos con la posibilidad de bajar un programa desde fuentes de terceros. Esto podría ser un problema importante para nuestra seguridad, ya que no tenemos garantías reales de que ese software no haya sido modificado de forma maliciosa.

Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones también se han detectado aplicaciones fraudulentas dentro de Apple Store o Google Play, pero sin duda el hecho de bajar programas de estas fuentes nos aporta más seguridad y garantías. Por tanto nuestro primer consejo es solo descargar e instalar aplicaciones desde fuentes oficiales y de garantías.

Observa muy bien el funcionamiento, pero también los comentarios

Antes de instalar algo, aunque lo estemos haciendo desde fuentes oficiales, debemos consultar la valoración de ese programa, ver los comentarios y posibles quejas de otros usuarios. Se han dado casos de que los usuarios van a instalar un programa popular pero en realidad están instalando una versión que no es la oficial. Lo podemos detectar si vemos que tiene una valoración baja, muy pocas descargas y comentarios negativos.

Pero además de estos consejos antes de instalar nada, también hay que tener en cuenta que conviene observar muy bien el funcionamiento posterior. Esto significa que hay que mirar si la aplicación funciona como debería y actúa correctamente. En caso de que notemos que el sistema funciona mal, que han aparecido iconos raros o publicidad en pantalla, podríamos estar ante una aplicación fraudulenta.

Ten cuidado con los permisos que das

Conviene tener en cuenta los permisos que damos a una aplicación que instalamos. Esto no solo podría afectar a nuestra seguridad, sino también a la privacidad. Con permisos hablamos de por ejemplo tener acceso a nuestra lista de contactos, imágenes, cámara, micrófono…

En ocasiones una aplicación va a necesitar determinados permisos, pero en muchas otras no necesitarán acceder a la cámara, por ejemplo. Es importante que observemos qué permisos va a requerir esa aplicación, ya que podría tener malas intenciones.

Usa herramientas de seguridad

Esto es algo que podemos aplicar en cualquier tipo de dispositivo que utilicemos. Siempre es conveniente contar con software de seguridad. Una manera más de saber detectar posibles aplicaciones falsas que estemos instalando o incluso eliminar malware que haya podido entrar a través de programas maliciosos.

Nuestro consejo por tanto es tener siempre un buen antivirus y programas de seguridad fiables para detectar posibles complicaciones.

¿Dudas? Usa Google

En ocasiones puede que dudemos de si una aplicación realmente es legítima o puede ser un problema. Incluso aunque sigamos los pasos que hemos mencionado de ver los comentarios, valoración, número de descargas… Puede que tengamos dudas.

Para solucionar estas dudas una buena idea es simplemente utilizar Google. Allí seguro que encontramos más información sobre una aplicación en concreto, posibles problemas que hayan tenido otros usuarios, etc.

Actualiza solo desde fuentes oficiales

No solo hay que tener cuidado al instalar aplicaciones, sino también al actualizarlas. Seguro que en alguna ocasión navegando nos hemos topado con un mensaje que nos indica que tenemos que actualizar el navegador o cierta aplicación.

Esto lo más normal es que simplemente sea un cebo para que descarguemos software malicioso. Nos lleva a un link donde podremos bajar un programa que en realidad está modificado. Por ello nuestro consejo es siempre actualizar desde fuentes oficiales. Es más, debemos mantener actualizadas las aplicaciones y el sistema para evitar posibles problemas.

En definitiva, estos son algunos consejos interesantes para evitar instalar aplicaciones falsas tanto en iOS como en Android, aunque lo podríamos aplicar a cualquier otro sistema. El objetivo es no caer en trampas que pongan en riesgo nuestra seguridad y privacidad.