Consejos para evitar ataques DDoS en tu web

Consejos para evitar ataques DDoS en tu web

Javier Jiménez

Los ataques DDoS son una de las principales amenazas que pueden ocurrir a la hora de contar con una página web. Pueden hacer que nuestro sitio quede bloqueado y eso signifique que los visitantes tengan problemas para navegar, realizar compras o introducir datos para iniciar sesión. Es una de las amenazas que está presente al navegar por Internet y que ha afectado a muchos usuarios y organizaciones. En este artículo vamos a explicar qué podemos hacer para evitar ataques DDoS en un sitio web.

Qué son los ataques DDoS

Antes de nada vamos a recordar que son los ataques DDoS. Los ataques de denegación de servicio es básicamente eso, evitar que el servicio funcione correctamente. Provoca que un servicio determinado sea inaccesible para usuarios legítimos. Algo que puede afectar a la hora de entrar en un sitio web, plataforma o cualquier servicio en la red.

Los ataques DDoS contienen un gran flujo de información. Utilizan diferentes dispositivos que apuntan a un mismo servidor, por ejemplo. Pueden hacer uso de bots, que son dispositivos que han sido atacados previamente y que envían multitud de solicitudes para acceder a una página web, por ejemplo, y se esta forma hacer que el servicio no pueda responder a tanta demanda y se bloquee.

Si no tomamos las medidas adecuadas esto puede afectar a nuestro sitio web. Podríamos ser víctimas de este problema y hacer que el servicio que prestamos no esté disponible y cause problemas importantes.

Cómo evitar ataques DDoS en un sitio web

Para evitar esto vamos a dar algunos consejos sobre cómo prevenir ataques DDoS en un sitio web. Algunos puntos importantes que podemos tener en cuenta para no ser víctimas de este problema y, en definitiva, que no afecte a los usuarios de nuestro sitio web.

Detectar el ataque antes de que ocurra

Existen herramientas para tener un monitoreo continuo y poder analizar nuestro sitio web. De esta forma podremos detectar posibles ataques DDoS antes de que realmente se lleve a cabo y sea un problema.

También podemos hacer uso de firewall y sistemas de detección de posibles intrusos. Por ejemplo podemos ver los patrones de los últimos meses y ver si de repente hay una actividad inusual que pueda indicar que se está llevando a cabo un intento de ataque DDoS. La idea es que cuanto antes podamos detectar un ataque de este tipo, mejor.

Elegir un buen proveedor

El proveedor que elijamos puede ser clave para evitar ataques DDoS. Es importante elegir una empresa que ofrezca garantías y sea fiable. Muchos de los proveedores ofrecen servicio de prevención de ataques DDoS, pero otros no. Por ello es algo que debemos valorar antes de optar por una u otra opción.

Usar la prevención de ataques DDoS en la nube

También podemos hacer uso de la prevención de ataques DDoS en la nube. Podemos hacer uso del hardware propio para intentar evitar ataques DDoS. Sin embargo en muchas ocasiones esto no es suficiente. Ahí es donde entra en juego la prevención de ataques DDoS en la nube.

Además estos servicios de prevención de ataques DDoS en la nube están diseñados precisamente para eso, para evitar este tipo de problemas. Esto significa que van a estar más preparados para ello.

Botnet DDoS

Mantener la seguridad en la web

No puede faltar la seguridad en la web. Hay muchos plugins que podemos instalar y no todos ellos son seguros. En algunos casos puede haber vulnerabilidades que ponga en riesgo la seguridad. Podría haber fallos que son aprovechados por los piratas informáticos para ejecutar sus amenazas.

Por tanto debemos mantener siempre la seguridad en la web. Podemos hacer uso de herramientas diseñadas para ello y también prestar mucha atención a los plugins que instalemos.

Contar con un buen ancho de banda

Una medida de al menos mitigar los ataques DDoS es contar con un buen ancho de banda. Esto significa que en caso de sufrir algún ataque de este tipo habría un mayor margen de maniobra para evitar problemas.

Lo interesante es evitar este tipo de ataques. Sin embargo puede ocurrir que por muchas medidas que tengamos ese ataque ocurra. Si tenemos más ancho de banda significa que vamos a poder hacer frente a esa gran cantidad de solicitudes y no comprometer el buen funcionamiento.

Reducir la superficie expuesta a los ataques

Es importante minimizar la superficie expuesta. Básicamente significa la parte que podría ser atacada y de esta forma limitar esos posibles ataques. Un ejemplo sería restringir el tráfico directo de Internet a ciertas partes de la infraestructura.