Tu información ya es el principal objetivo de los ciberdelincuentes; protégete

A la hora de navegar por la red podemos ser víctimas de múltiples tipos de ataques que comprometan nuestra privacidad y seguridad. Esto es algo que afecta tanto a usuarios particulares como a empresas. Sin embargo estas amenazas pueden estar dirigidas de formas muy diversas. En ocasiones buscarán dañar nuestros equipos, otras puede que introducir malware capaz de obtener beneficio (ransomware, mineros de criptomonedas…), mientras que en otras ocasiones el objetivo principal es nuestra información. Precisamente esto último es lo que ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos.

La información personal, objetivo de los piratas informáticos

En los últimos tiempos la información y datos de los usuarios han ganado valor de cara a los piratas informáticos. Cada vez utilizan más métodos para lograr el robo de datos a la hora de navegar por la red. De hecho un informe de Positive ha alertado del aumento de un 61% en el robo de datos.

Hay que mencionar que no solo afecta a la información personal, a los datos de los usuarios particulares; también está muy presente en las empresas. Los ciberdelincuentes buscan la manera de obtener información privilegiada de los negocios, así como recopilar todos sus movimientos.

Tener información es tener valor. Esa es una realidad, ya que hoy en día los datos de los usuarios son muy cotizados en Internet. Uno de los motivos principales es para llevar a cabo campañas de marketing. Nos incluyen en listas para poder ofrecernos productos en función de una serie de factores como pueden ser nuestros gustos, edad, dónde vivimos, por dónde nos movemos…

Ahora bien, los métodos para obtener toda esta información en ocasiones sobrepasan la línea de lo ético y legal. Ha habido casos en los que plataformas importantes han comercializado con los datos de sus clientes o usuarios. Por ello también corresponde a los propios usuarios tomar medidas para evitarlo.

Proteger la privacidad en la red

Cómo evitar que roben nuestra información en la red

Por suerte podemos tener en cuenta una serie de consejos interesantes para evitar que roben nuestros datos e información en la red. Vamos a dar una lista de lo que consideramos imprescindible si queremos protegernos al navegar por Internet.

Proteger nuestras cuentas

Sin duda un paso principal es proteger nuestras cuentas correctamente. Con esto nos referimos a utilizar contraseñas que sean fuertes y complejas. Una manera de evitar posibles intrusos que recopilen información o que puedan hacer uso de nuestra cuenta.

Es necesario que la clave tenga letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales. De la misma manera es vital que esa contraseña sea única y que la cambiemos de manera periódica para ampliar aún más la seguridad.

Cuidado con el Spam

El Spam es uno de los métodos que utilizan los piratas informáticos para poder obtener información de los usuarios. Un correo Spam puede ocultar un ataque Phishing a través del cual puedan robar datos importantes.

Es importante que nunca contestemos a un correo de este tipo. Tampoco debemos descargar ningún archivo que tenga adjunto o acceder a links que puedan ser una estafa.

Utilizar una configuración correcta de la privacidad

Por supuesto la configuración de privacidad en nuestras cuentas va a ser muy importante. Las redes sociales, por ejemplo, tienen un apartado donde podremos configurar diferentes parámetros que nos protejan a la hora de mostrar información o no. Es necesario que nos tomemos nuestro tiempo en ello.

Herramientas de seguridad

No pueden faltar herramientas de seguridad en nuestros equipos si queremos protegerlos. Esto hay que aplicarlo sin importar el tipo de dispositivo o sistema que estemos utilizando. Un buen antivirus, por ejemplo, puede prevenir la entrada de malware y también detectar posible software malicioso que haya en nuestro equipo.

Los piratas informáticos pueden recopilar información personal de los usuarios a través de keyloggers o troyanos. Es importante que evitemos la entrada de este tipo de malware.

Equipos actualizados

También debemos tener los equipos actualizados correctamente. A veces surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para desplegar sus amenazas. Fallos de seguridad que pueden ocurrir en cualquier tipo de sistema o dispositivo.

Son los propios fabricantes quienes lanzan actualizaciones de seguridad. Estos parches siempre deben ser aplicados lo antes posible. De esta forma estaremos protegidos frente a estos ataques que puedan aprovechar los fallos para robar información.

Usar aplicaciones y páginas oficiales

Siempre hay que utilizar aplicaciones oficiales. Esto significa descargar el software desde tiendas oficiales y de garantías. Hay que evitar hacerlo desde sitios de terceros que puedan poner en riesgo nuestros equipos.

Si descargamos programas desde páginas inseguras podríamos estar agregando software que tenga como objetivo el robo de datos personales. Hay que tener cuidado con ello.

Sentido común

Por último, aunque seguramente lo más importante, el sentido común. Muchos tipos de ataques llegan a través de fallos que cometen los propios usuarios. Por ejemplo descargar un archivo malicioso que llega por correo o entrar en una página ilegítima. Mantener el sentido común será necesario para evitar la entrada de malware y otras amenazas que roben nuestra información.