Malware híbrido: por qué es tan peligroso y cómo protegerse

Malware híbrido: por qué es tan peligroso y cómo protegerse

Javier Jiménez

Son muchas las variedades de software malicioso y ataques que nos podemos encontrar en la red. Muchas estrategias que los piratas informáticos utilizan para robar información y comprometer nuestros equipos. Por suerte también tenemos muchos métodos y herramientas para poder protegernos y evitar que los sistemas se vean afectados. Pero para ello hay que conocer a qué nos enfrentamos. En este artículo vamos a hablar de qué es el malware híbrido. Daremos también consejos para prevenir ser víctimas de este problema.

Los piratas informáticos perfeccionan constantemente los ataques

Hay que indicar que los ciberdelincuentes constantemente mejoran las técnicas de ataque que utilizan. Hablamos de que hacen uso de diferentes métodos que logran saltarse las herramientas de seguridad y entrar en una red o dispositivo sin ser detectados.

Este es un problema que hace que en muchos casos nuestros antivirus y software de seguridad que utilicemos no detecten correctamente las amenazas. Por ello es conveniente no confiar únicamente en los programas que usamos para defendernos, sino también tener siempre presente el sentido común, así como la importancia de tener los equipos actualizados.

Los piratas informáticos suelen adaptar sus ataques al tipo de usuario y al dispositivo o sistema que están utilizando. De ahí que nos encontremos con una gran variedad de amenazas que de una u otra forma pueden poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad.

Qué es el malware híbrido

El malware híbrido también se conoce como malware combinado. Como hemos indicado, hay diferentes tipos de amenazas. Los ciberdelincuentes pueden utilizar métodos distintos incluso para lograr un mismo objetivo. El malware híbrido no es más que varios tipos diferentes de ataques combinados en uno.

Un ejemplo sería la combinación de un troyano con adware o con un archivo malicioso. Sirven como estrategia por parte de los piratas informáticos para lograr entrar en una red o sistema. A veces necesitan la combinación de dos variedades o incluso más para ello.

¿Qué pueden lograr con el malware combinado? Pongamos como ejemplo que un atacante utiliza un virus para alterar el código de un programa determinado, pero además utiliza un troyano para ocultarse en la memoria. Sería un ejemplo de malware híbrido.

Esto hace que un malware híbrido sea muy peligroso. Es posible que lleven a cabo acciones diferentes en un mismo ataque y que la combinación de los elementos diferentes utilizados otorgue al atacante un mayor control.

Ya sabemos que cada tipo de amenaza puede lograr algo diferente. Hablamos por ejemplo de troyanos, keyloggers, spyware… Ahora bien, la combinación de dos o más tipos diferentes en un mismo ataque puede abrir un abanico de posibilidades importantes para los ciberdelincuentes.

Mozi, una nueva amenaza en forma de malware

Cómo evitar ser víctimas del malware combinado

Por suerte podemos tener en cuenta ciertos consejos para evitar ser víctimas de este tipo de amenazas que puede poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestros equipos y dañar la privacidad. Vamos a dar algunas recomendaciones esenciales para ello.

Mantener siempre los sistemas actualizados

Algo fundamental es mantener los equipos y todo tipo de programas que utilicemos correctamente actualizados. Hemos visto que en muchas ocasiones los atacantes pueden basarse en vulnerabilidades que hay presentes para lograr su objetivo.

Los propios desarrolladores lanzan parches y actualizaciones de seguridad que debemos aplicar. Solo así tendremos sistemas realmente seguros y podemos corregir esos fallos que puedan aparecer.

Contar con programas de seguridad adecuados

Por supuesto también debemos tener un  buen antivirus y otras herramientas de seguridad que nos proteja. Esto es algo que debemos aplicar sin importar el tipo de sistema operativo o dispositivo que estemos utilizando. Las amenazas de seguridad pueden estar presentes para todos los equipos.

Tenemos una gran cantidad de opciones, tanto gratuitas como de pago, para utilizar software de seguridad. Es importante que nos informemos correctamente de cuál se adapta mejor a lo que realmente necesitamos.

Evitar descargar de sitios de terceros

A veces una simple descarga de una página que no es fiable puede poner en riesgo nuestro equipo. Podemos ser víctimas del malware híbrido. Por tanto nuestro consejo es siempre descargar programas desde sitios y tiendas oficiales. De esta forma nos aseguramos que no estamos instalando software que ha podido ser modificado por parte de terceros de forma maliciosa.

Controlar los complementos instalados

Otra cuestión interesante es la de controlar qué complementos tenemos instalados y cuál es su función real. Hablamos especialmente de los navegadores, ya que en ocasiones podemos instalar extensiones que jueguen un papel favorable para los atacantes.

Es conveniente que sepamos en todo momento qué herramientas pueden estar recopilando datos de nosotros y podrían compartirlos con terceros para llevar a cabo sus ataques.

Configurar el sistema

No debemos olvidarnos de la posibilidad de hacer uso de diferentes funciones y características que podemos configurar en un sistema y en herramientas que utilicemos. A veces nos aportan un extra de seguridad. Debemos por tanto dedicar tiempo a este punto y configurar correctamente nuestros equipos.

Usar navegadores fiables

El navegador es hoy en día una pieza fundamental para nuestro día a día. Lo utilizamos para acceder a la red, para entrar en páginas web y los diferentes servicios que usemos. Esto hace que debamos utilizar programas que sean fiables, que nos aporten garantías.

Sentido común

Un último punto, aunque quizás lo más importante, el sentido común. En la mayoría de casos podemos decir que los piratas informáticos para colar malware combinado van a necesitar un error de la víctima. Puede ser por ejemplo un archivo adjunto que hemos recibido por e-mail y hemos descargado sin contrastar la fuente, un enlace al que hemos accedido y es malicioso, etc.

Por tanto siempre debemos tener presente el sentido común y evitar a toda costa cometer errores que puedan comprometernos. De esta forma tendremos mucho ganado para protegernos no solo del malware híbrido, sino de cualquier otra amenaza que pueda afectarnos en la red.