¿Usas eBook? Consejos para que no te infecten

¿Usas eBook? Consejos para que no te infecten

Javier Jiménez

La seguridad es algo que hay que mantener siempre sin importar el tipo de dispositivo que estemos utilizando. Hoy en día son muchas las amenazas que pueden poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestros equipos, así como afectar a nuestra privacidad. En este artículo vamos a centrarnos en un tipo de dispositivo que se ha hecho muy popular en los últimos años: el eBook. Vamos a dar una serie de consejos para mantener siempre la seguridad y evitar que nos infecten.

Mantener la seguridad es clave para los eBook

Es una realidad que mantener la seguridad es un factor clave para que los dispositivos funcionen correctamente. Esto es algo que también debemos aplicar en el caso de los eBook. Los libros electrónicos han ganado peso en los últimos tiempos y están muy presentes en nuestro día a día.

El hecho de ser dispositivos tan populares y utilizados también abre una ventana para que los piratas informáticos pongan aquí sus miras. Es un problema que puede afectar al rendimiento, así como a la seguridad y privacidad de los usuarios.

Por tanto conviene tener en cuenta una serie de consejos para prevenir y evitar ser víctimas de ataques que supongan un problema para nuestra seguridad. Vamos a dar una serie de recomendaciones para no poner en riesgo nuestro eBook, aunque muchas de ellas las podremos aplicar en otros dispositivos similares.

Cómo mantener la seguridad en nuestro eBook

Los libros electrónicos pueden infectarse como cualquier otro dispositivo. Muchos de ellos, especialmente los más modernos, tienen acceso a la red. Esto significa que podrían ser atacados de forma remota si no tomamos las precauciones necesarias.

Descargar de sitios seguros

Algo esencial para proteger la seguridad de nuestro eBook es descargar libros únicamente desde sitios seguros. Ya sabemos que podemos contar con muchas páginas y plataformas que nos permiten descargar contenido online. Sin embargo hay que tener en cuenta que no todas ellas van a ser seguras. Podemos toparnos con determinados sitios que ofrecen supuestos libros electrónicos gratis pero en realidad es un malware.

Por tanto, nuestro primer consejo es utilizar únicamente fuentes oficiales y fiables para descargar libros. Esto es algo básico que debemos aplicar siempre.

Cuidado con los complementos que instalamos

También hay que cuidar los posibles complementos que vamos a instalar. Son muchas las opciones que tenemos a nuestra disposición en algunos equipos. Programas que nos ayudan a llevar a cabo diferentes tareas.

Una vez más, el consejo es instalar únicamente complementos desde fuentes fiables y no poner en riesgo nuestra seguridad y privacidad. Esto es un punto importante para proteger nuestro eBook.

Mantener la seguridad en la red

Cifrar el eBook con contraseña

La contraseña es algo fundamental para proteger nuestras cuentas y dispositivos. Es importante que cifremos correctamente nuestros equipos y el eBook no es una excepción. Esa contraseña tiene que contar con letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros símbolos especiales.

Hay que tener en cuenta que una buena contraseña tiene que ser aleatoria, no contener nombres o números que nos relacionen y ser única.

Mantener el eBook actualizado

Por supuesto el eBook tiene que estar siempre actualizado. Esto es algo vital, ya que en ocasiones surgen vulnerabilidades que pueden ser aprovechadas por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Es fundamental que tengamos siempre los últimos parches y actualizaciones instalados.

Los dispositivos del Internet de las Cosas representan una amenaza de seguridad importante, ya que los usuarios no siempre los actualizan correctamente y no corrigen por tanto las vulnerabilidades.

Acceder a redes seguras

Por último, un consejo más es el hecho de acceder siempre a redes seguras. Hoy en día la mayoría de los eBook modernos cuentan con conectividad inalámbrica. Esto es muy útil para descargar libros en cualquier lugar, navegar por la red, etc. Sin embargo no todas las redes son seguras.

Esto es algo que hay que aplicar siempre que nos conectemos a una red pública, como puede ser en un centro comercial o aeropuerto. Hay que evitarlas siempre que sea posible y no introducir datos personales.