Códigos QR: ¿pueden ser un peligro?

Códigos QR: ¿pueden ser un peligro?

Javier Jiménez

Son muchos los métodos que pueden utilizar para infectar dispositivos o robar datos cuando navegamos por Internet y uno de ellos puede ser a través de un simple código QR. Los piratas informáticos pueden generar códigos únicamente con la misión de colarnos un malware o de llegar a conseguir nuestra información. Vamos a ver qué tipos de ataques habituales pueden lograr y cómo estar protegidos.

Cómo funciona un código QR

En primer lugar vamos a explicar qué es un código QR. Es algo que en los últimos años ha comenzado a ser muy popular para entrar en páginas web, descargar aplicaciones o incluso dar nuestro contacto a otros. Por ejemplo lo podemos ver en un restaurante, puesto en la mesa, para poder ver la carta en nuestro móvil.

Básicamente es un cuadrado, como si fuera un código de barras, lleno de puntos. Es capaz de almacenar información y cuando lo leemos con nuestro móvil nos muestra los datos almacenados. Por ejemplo puede ser un código QR que nos lleve a una URL para abrirla con el navegador.

Podemos ver este tipo de códigos en muchos sitios. Muy habitual por ejemplo son los lugares turísticos. Estamos delante de un monumento o una obra de arte y solo con escanear ese cuadrado con nuestro móvil nos mostrará una página con toda la información. Esto evita tener que imprimir papeles o poner paneles informativos.

Por qué los códigos QR pueden ser peligrosos

El problema es que estos códigos QR pueden llegar a ser peligrosos. En realidad cualquiera puede crear uno y no vamos a ver ninguna diferencia entre uno legítimo y uno que es falso, a simple vista. Es decir, incluso en una mesa de un bar podríamos encontrarnos con una pegatina que los dueños del local han puesto y otra al lado que haya puesto cualquiera y nos lleve a una página falsa y no seríamos capaces de diferenciarlas.

Método para enviar malware

Uno de los objetivos de los códigos QR falsos es colar malware a las víctimas. Pongamos que abrimos un código con nuestro móvil para acceder a la carta de un restaurante o ver información de cualquier sitio. Ese código va a abrir una URL. Sin embargo no nos lleva a una página legítima, sino que nos deriva a otra controlada por el atacante.

Esa web puede contener malware. Por ejemplo podría invitarnos a descargar un programa. Incluso podrían haber creado ese código para simular que es del restaurante y aparecer un archivo para descargar la carta de ese sitio.

Sin embargo al abrir ese archivo o link, en realidad estamos bajando malware. Puede ser un virus, troyano, keylogger… Cualquier archivo malicioso que tenga como objetivo robar datos o hacer que el equipo funcione mal.

Ataques Phishing

También es muy habitual que puedan usar un código QR para robar contraseñas a través de ataques Phishing. A fin de cuentas estamos entrando en una página web a través de una URL que ha podido ser falsificada fácilmente. Esa dirección puede llevarnos a un sitio que simule ser una red social como Facebook o Twitter, la cuenta de correo electrónico, etc. Al poner la contraseña, en realidad la estamos enviando a un sitio falso.

Los ataques Phishing son muy utilizados por los piratas informáticos hoy en día y también este tipo de códigos han servido para potenciarlos. A fin de cuentas solo necesitan que la víctima entre en la página que han creado similar a la original y pongan los datos.

El Phishing es ahora más peligroso

Recopilar datos de los usuarios

Otra cosa que podrían conseguir con un código QR creado de forma fraudulenta es recopilar información de los usuarios. Por ejemplo podrían pedir que rellenemos un formulario para poder acceder a la carta de un restaurante o para ver el contenido de cualquier lugar turístico en el que estemos.

Esos datos pueden incluir el nombre, apellidos, dirección, correo electrónico, número de teléfono… Podrían usarlo para incluirnos en listas de Spam y enviar así publicidad orientada. Es algo que buscan muchas empresas de marketing y una técnica para lograrlo es esta.

Cómo estar protegidos y evitar problemas

Después de ver qué es un código QR y de qué manera podrían llegar a infectar nuestros equipos o robar contraseñas, vamos a dar algunos consejos para estar protegidos. De esta forma, solo con tener en cuenta algunas recomendaciones podremos mejorar la seguridad.

Sentido común en todo momento

Lo primero y más importante es el sentido común. Es imprescindible verificar bien qué URL estamos intentando abrir y ver la dirección. A veces solo con esto podremos detectar un posible ataque Phishing o saber si estamos entrando en la versión oficial de cualquier página.

Por supuesto también habrá que estar alerta en caso de que tengamos que descargar algún archivo. Esto podría hacernos sospechar si por ejemplo solo queremos ver cierta información pero nos piden descargar algún programa. Nunca hay que bajar archivos sin saber realmente si son fiables.

Instalar antivirus

Otro consejo es tener siempre programas de seguridad instalados. No importa si estamos navegando desde el ordenador o móvil, en cualquier momento que abramos un código QR podemos ser víctimas de intentos de ataques. Qué mejor para estar protegidos que tener un antivirus como Windows Defender, Avast, Kaspersky o cualquier otro de garantías.

Si por algún error que cometamos llegamos a descargar un archivo o entramos en cualquier página que pueda insertar algún complemento o código que ponga en riesgo la seguridad, un antivirus podrá ayudarnos a eliminarlo rápidamente.

Proteger seguridad

Tener actualizados los dispositivos

A veces puede que al bajar un archivo o incluso al entrar en una página puedan aprovecharse de problemas en nuestro móvil u ordenador. Esto ocurre si están desactualizados y hay vulnerabilidades. Por ejemplo algunos virus pueden llegar a instalarse si tenemos ciertos fallos en el sistema que no se han corregido.

Por tanto, otro consejo más es tener siempre los equipos actualizados. Hay que instalar las últimas versiones tanto del sistema operativo como de cualquier programa que usemos. Esto incluye lógicamente la aplicación con la que abramos los códigos QR y el propio navegador.

Usar un generador de códigos seguro

Hemos visto cómo evitar problemas si vamos a abrir un código QR, pero ¿cómo podemos crear códigos de forma segura? Lo principal es utilizar un generador de códigos que sea fiable. Hay muchas opciones que podemos ver en Internet o con aplicaciones para el móvil. No todos van a ser seguros, lógicamente.

Si por ejemplo somos responsables de un restaurante y queremos que los clientes puedan ver la carta con un código QR, ese código tiene que ser seguro. Así evitaremos que los clientes lleguen a otra página que no es o que descarguen algún archivo indebido.

Por tanto, los códigos QR pueden llegar a ser un problema de seguridad importante. Siempre debemos saber si estamos abriendo uno seguro o podría tratarse de un fraude. Es esencial tener el equipo protegido y también mantener el sentido común.

¡Sé el primero en comentar!