¿Te han hackeado? Seguro que estos son los motivos

¿Te han hackeado? Seguro que estos son los motivos

Javier Jiménez

Recibir un ataque a través de las redes es algo más habitual de lo que parece. Son muchas las amenazas, tipos de malware y riesgos que hay cuando navegamos por Internet. Nuestros datos, nuestra información personal, tienen un gran valor. Muchos piratas informáticos buscan la manera de robar nuestras contraseñas y acceder a nuestras cuentas. En este artículo vamos a explicar cuáles son los métodos más frecuentes a través de los cuales los ciberdelincuentes pueden hackear nuestras cuentas. Esto significa que si nos han hackeado es más que probable que la causa sea alguna de estas que mencionamos. Así también los usuarios podrán mejorar sus defensas.

Los ataques informáticos no entienden de sistemas ni plataformas

Hay que tener en cuenta que los ataques a través de la red pueden ocurrir en cualquier circunstancia, sistema operativo que utilicemos o dispositivo. No importa si estamos usando un ordenador, un móvil o incluso dispositivos de lo que se conoce como el Internet de las Cosas.

Hoy en día no existe ningún sistema operativo que sea 100% seguro. Es cierto que hay algunos que pueden ser más propensos a sufrir ataques, pero no es más que por pura lógica: son los que más usuarios tiene y por tanto donde los piratas informáticos ponen sus miras.

Son muchos los ataques que podemos sufrir. En ocasiones nuestros sistemas pueden verse infectados por algún tipo de malware. Otras veces nuestra información puede verse comprometida o incluso llegar a robar las claves de acceso.

También hay que mencionar que hay ataques que pueden quedar por completo nuestro equipo sin poder funcionar o sin acceso a los datos. Por ejemplo en caso de sufrir un ataque de ransomware, que tiene como objetivo cifrar todos los archivos y que no podamos acceder a ellos.

Cómo podrían hackearnos

Vamos a explicar cuáles son los principales métodos por los cuales nos pueden hackear. De esta forma también podremos mejorar nuestra seguridad en caso de que estemos haciendo algo mal. Ya sabemos que la seguridad y privacidad tienen que estar siempre presentes.

Equipos desactualizados

Una de las causas por las cuales nos pueden hackear es por tener los sistemas y dispositivos desactualizados. Esto ocurre más de lo que nos podamos imaginar, y no nos referimos únicamente a ordenadores y móviles, sino especialmente a otros aparatos que están conectados a la red y que pueden no tener la última versión instalada.

En muchas ocasiones surgen vulnerabilidades. Errores de seguridad que pueden ser utilizados por los ciberdelincuentes para llevar a cabo sus ataques. De esta forma podrían robar nuestras contraseñas, infectar el sistema con malware y, en definitiva, comprometer nuestra privacidad y seguridad.

Siempre es conveniente tener actualizados los equipos con las últimas versiones. Esto hay que aplicarlo sin importar el tipo de sistema operativo que tenemos instalado o si estamos ante un equipo de escritorio, móvil o simplemente una televisión. Cualquier aparato conectado a Internet puede sufrir algún ataque que comprometa la seguridad.

Sistemas sin protección

Cuando un usuario es hackeado una de las causas puede ser tener un sistema sin protección. Esto significa que no tenemos instalado un buen antivirus ni herramientas de seguridad. Un archivo malicioso que descarguemos sin querer, por ejemplo, podría dañar el sistema y desplegar amenazas.

Es conveniente contar siempre con herramientas de seguridad. Así podremos hacer frente a este tipo de problemas. Las hay muy variadas y para todo tipo de sistemas, tanto gratuitas como de pago.

Contraseñas débiles y reutilizadas

Sin duda es una de las causas principales de ser hackeados. Muchos usuarios cuentan con contraseñas débiles, que no tienen las mínimas garantías y que además las reutilizan en diferentes lugares.

Nuestro consejo es siempre tener claves que sean únicas. Estas contraseñas tienen que contener letras (mayúsculas y minúsculas), números y otros caracteres especiales. Siempre que sean totalmente aleatorias y tengan una longitud adecuada.

Contraseña débil

Ataques Phishing

Uno de los métodos de ataques más frecuentes hoy en día es el Phishing. Como sabemos tiene como objetivo robar nuestras credenciales y contraseñas. Utilizan cebos para llevar a cabo estrategias para robar esa información.

Se hacen pasar por una empresa legítima y pueden pedirnos información personal, iniciar sesión para solucionar un problema, etc. Suelen jugar con el tiempo para no dar margen a la víctima.

Has descargado software malicioso

También es una de las razones más comunes. Ocurre cuando descargamos un programa, por ejemplo, de un sitio de terceros que no es seguro. Creemos que estamos agregando software legítimo pero en realidad estamos instalando un programa que ha sido modificado de forma maliciosa.

De esta forma podríamos estar agregando un troyano a nuestro equipo capaz de posteriormente robar nuestros datos y contraseñas. Un método de hackeo muy extendido tanto en equipos de escritorio como en dispositivos móviles.

Redes inseguras

Una última causa de que nos hackeen y que puede ser muy frecuente en determinados casos es el hecho de conectarnos a redes inseguras. Hoy en día es muy común tener una red Wi-Fi disponible en casi cualquier lugar. Ahora bien, no todas ellas son seguras. Podemos toparnos con una red inalámbrica que ha sido modificada de forma maliciosa para robar nuestros datos.

Hay que tener cuidado con las redes a las que accedemos. Siempre hay que asegurarse de su legitimidad y en cualquier caso no introducir datos personales o información sensible. Podemos también hacer uso de servicios VPN para que nuestros datos vayan cifrados.