Cómo saber si un archivo de registro de Windows es seguro

Mantener la seguridad es algo muy importante para tener un buen funcionamiento a la hora de utilizar dispositivos y conectarnos a la red. Son muchas las amenazas que hay hoy en día y que pueden afectarnos de una u otra forma. Muchos tipos de virus, troyanos y, en definitiva, malware que pueden infectarnos a través de métodos muy diversos. A veces incluso pueden llegar a afectar a componentes del sistema operativo y ejecutarse cada vez que lo iniciamos. En este artículo vamos a hablar de ello. Vamos a explicar cómo un registro de Windows podría ser peligroso, qué hacer en caso de que sepamos que lo es y de qué manera podemos averiguar si es o no malicioso.

Las amenazas de seguridad nos afectan de muchas formas

Como decimos, los piratas informáticos pueden utilizar diferentes métodos y estrategias para lograr su objetivo. Podrían robar contraseñas, información personal, comprometer el buen funcionamiento de los equipos e incluso acceder a otros dispositivos conectados a una red.

Por ello debemos tomar acción de manera permanente. Debemos evitar la entrada de software malicioso, de intrusos que de una u otra forma puedan comprometer nuestros equipos. Esto incluye el hecho de contar también con herramientas de seguridad que puedan ayudarnos a mantener alejados a los ciberdelincuentes.

Ahora bien, ¿Hasta qué punto una amenaza externa podría afectar al sistema de Windows? Lo cierto es que podríamos toparnos con registros maliciosos, programas que se inician junto al sistema operativo y que podrían estar recopilando datos sin que nos demos cuenta.

Por un lado es importante saber qué herramientas podrían ejecutarse de inicio con Windows y podrían ser una amenaza. Pero también conviene analizar qué registros del sistema podrían ser un problema, podrían haber sido insertados por parte de cibercriminales.

Comprobar programas que se ejecutan al iniciar Windows

De una manera sencilla podemos ver qué aplicaciones se ejecutan en Windows al iniciar el sistema operativo. También podremos observar si al deshabilitarlas podemos tener problemas o todo funcionaría con normalidad.

Esto lo podemos ver a través del Administrador de tareas de Windows. Podemos ir a Inicio, escribir Administrador de tareas y abrirlo. También simplemente pulsando la combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr y seleccionamos Administrador de tareas.

Una vez dentro nos mostrará una serie de pestañas y la que nos interesa es la de Inicio. Allí nos mostrará los programas que se ejecutan al arrancar Windows. Podemos darle a deshabilitar. También podemos dar a Procesos y ver todo lo que hay en ejecución en ese momento.

¿Vemos algo raro en alguna de las dos opciones? Podemos hacer clic con el segundo botón del ratón y pinchar en Propiedades para encontrar más información al respecto. Pero además, algo muy útil sería realizar una búsqueda en Google. De esta forma sabremos si ese proceso en concreto puede ser algún virus o cualquier variedad de malware.

Ver los programas de arranque en el registro

Para que un programa, como los que hemos visto, pueda iniciarse en Windows es necesario que cuenten con un registro en el sistema. Tienen que tener una entrada. De esta forma, simplemente con eliminar esa entrada podremos hacer que un programa en concreto no se ejecute cuando inicie Windows.

Podemos analizar esto que mencionamos si entramos en el Registro de Windows. Podemos pulsar la combinación de teclas Win+R y ejecutar Regedit. También ir a Inicio, escribir Registro y abrir el Editor de registro.

Posteriormente hay que ir a la ruta EquipoHKEY_CURRENT_USERSOFTWAREMicrosoftWindowsCurrentVersionRun. Allí nos aparecerán exactamente los programas que aparecían cuando veíamos las aplicaciones que se ejecutan desde el inicio del sistema operativo.

Eliminar el registro de Windows

Si algo no nos interesa, si vemos que algún registro podría ser una amenaza, simplemente tenemos que hacer clic con el botón derecho del ratón y le damos a Eliminar. De esta forma estaremos limitando que pueda iniciarse junto a Windows. Si sabemos que se trata de algo sospechoso, algo que podría ser inseguro, podría ser interesante eliminarlo.

Buscar información para ver si un registro es fiable

No hay nada mejor que buscar información en Internet para comprobar si un posible programa, archivo o registro de Windows realmente es inseguro o no. De esta forma podremos evitar problemas que puedan facilitar la tarea a los piratas informáticos. El objetivo no es otro que mantener nuestros equipos correctamente protegidos.

Es común que nos encontremos en ciertos momentos con la duda de saber si un programa en concreto, un archivo determinado o incluso un registro del sistema operativo puede ser o no una amenaza. Por ello puede ser interesante realizar una búsqueda en Google o cualquier buscador y encontrar la solución.

Pero también podemos realizar un análisis del sistema con la misión de descubrir posibles amenazas. De esta forma no solo podremos ver si tenemos algún tipo de archivo malicioso o bloquear una descarga peligrosa, sino también detectar posibles registros que puedan dañar nuestro equipo.

Consejos para mantener el sistema seguro

Vamos a dar una serie de consejos esenciales para lograr que nuestro sistema funcione correctamente, que esté seguro y no tener ningún tipo de problema. Podemos tener ciertas recomendaciones para que todo funcione correctamente.

Tener programas de seguridad

Algo básico, algo que no puede faltar en ningún momento, es tener un buen antivirus y otras herramientas que protejan nuestra seguridad. Por ejemplo hablamos  también de un firewall o incluso extensiones para el navegador que eviten la entrada de software malicioso.

Mantener los sistemas actualizados

Otra cuestión a tener muy en cuenta es la importancia de mantener los equipos actualizados. En muchas ocasiones pueden aparecer fallos de seguridad que son explotados por los piratas informáticos. Debemos siempre tener los sistemas con las últimas versiones disponibles.

Descargar solo de fuentes fiables

Además, no debemos descargar software ni instalar programas desde fuentes que no sean oficiales y seguras. De lo contrario no sabríamos si estamos agregando algo que ha podido ser modificado por algún intruso.

Sentido común

Pero sin duda algo que no puede faltar es el sentido común. Debemos cometer cualquier tipo de error que pueda afectarnos de forma negativa. Por ejemplo descargar algún archivo que sea peligroso, abrir un enlace fraudulento que nos llegue por e-mail, etc.

En definitiva, un archivo de registro de Windows podría llegar a ser peligroso en caso de que hayamos sido víctimas de algún ataque. Hemos visto cómo ver cuáles corresponden al inicio de Windows, cómo eliminarlos y también hemos dado algunos consejos para estar mejor protegidos.