Aprende a saber si un PDF o imagen que recibes es una amenaza

Son muchos los tipos de archivos que podemos recibir y que son en realidad una amenaza para nuestra seguridad. Como sabemos, a la hora de navegar por Internet nos enfrentamos a muchos tipos de ataques que pueden poner en riesgo los sistemas. Por suerte también podemos hacer uso de muchas herramientas y técnicas que pueden protegernos. Sin embargo en general podemos decir que el sentido común es lo más importante. En este artículo nos vamos a centrar en explicar cómo saber si un PDF o imagen que recibimos pueden ser maliciosos.

El peligro de los archivos recibidos

Hay que tener en cuenta que ni mucho menos los PDF o imágenes son los únicos tipos de archivos que pueden ser un peligro. Sin embargo sí podemos decir que son archivos bastante utilizados por los piratas informáticos para llevar a cabo sus ataques. Son archivos que pueden pasar desapercibidos, que pueden parecer inofensivos, pero en realidad pueden ser un problema importante.

Simplemente con enviar un archivo malicioso a través del correo electrónico nuestro equipo puede infectarse. De ahí lo que mencionábamos antes del sentido común. Es esencial estar alerta siempre y evitar que una simple imagen o archivo PDF que hemos recibido pueda poner en problemas nuestros equipos.

Normalmente los piratas informáticos ocultan código malicioso en los archivos que envían por correo. Simplemente con abrirlos o descargarlos puede ejecutarse ese código y poner en riesgo nuestra seguridad.

Cómo saber si un PDF o imagen son maliciosos

Siempre es importante proteger nuestros equipos y para ello es esencial saber si los archivos que recibimos o que vamos a instalar pueden ser peligrosos. En caso de tener algún documento que contenga malware podría comprometer el buen funcionamiento del sistema y además llegar a afectar a otros equipos que tengamos conectados a esa red. De ahí que debamos detectar lo antes posible una hipotética amenaza de seguridad.

Ver quién lo envía

Una de las primeras cuestiones a tener en cuenta cuando recibamos un archivo PDF o imagen por correo electrónico es ver quién lo envía. Es sin duda una de las principales claves para detectar posibles archivos maliciosos que puedan afectarnos. Eso sí, hay que tener en cuenta que no es algo que muestre al 100% que va a ser seguro.

¿Conocemos la dirección del que lo envía? ¿Es una dirección que parece sospechosa? Ahí tenemos algunas pistas de lo que puede contener ese correo. También podemos realizar una  búsqueda en Google para encontrar información de ese e-mail en concreto. Seguro que algún usuario ha mostrado información en caso de que sea algún tipo de estafa confirmada.

Asunto del mensaje

Sin duda el asunto del mensaje también es muy importante. Normalmente los piratas informáticos van a utilizar asuntos de mensaje que inciten a abrirlos. Por ejemplo pueden utilizar mensajes donde nos indican que hemos ganado un premio, que nos ha tocado algo en un sorteo o que nuestra cuenta ha sufrido algún problema y hay que abrirlo para tener más información.

Pueden utilizar estos cebos para posteriormente hacer que la víctima abra ese PDF o imagen. Si vemos este tipo de mensaje podemos comprobar que efectivamente puede tratarse de una estafa y que, en definitiva, esos archivos son peligrosos. Nunca deberíamos descargarlos, salvo que lo hagamos en un sitio seguro y que no pueda afectar a nuestro dispositivo.

Seguridad del e-mail

Analizar el mensaje

También una prueba importante es el propio mensaje. Puede aparecer un texto que se ve claramente que es una estafa. Puede ser una mala traducción, mensajes que alerten de que debemos llevar a cabo una acción que normalmente se resume en tener que abrir ese archivo para obtener más información, etc.

Por tanto el cuerpo del mensaje también nos puede ayudar a detectar si un archivo PDF o imagen que viene adjuntos pueden ser una amenaza para nuestra seguridad. Un simple vistazo puede bastar para darnos cuenta que realmente es un intento de engaño, que podría tratarse de un ataque Phishing o similar. Son muchas las amenazas de este tipo que pueden llegar a nuestro correo electrónico y conviene estar al tanto de ello.

Nombre del archivo

Por otra parte el nombre del archivo también es algo que debemos analizar. Es otra pista que puede indicarnos si realmente es algo legítimo o es un archivo que han colado ahí para infectar nuestros sistemas. Es importante analizarlo.

Usar servicios de análisis

En ocasiones esos archivos adjuntos tienen un link. Tenemos que entrar a un enlace para descargarlos. Pueden utilizarlo también para evitar que el proveedor de e-mail pueda detectarlo como una amenaza.

Por suerte tenemos servicios que nos permiten analizar esos enlaces. Simplemente tenemos que copiar el link y este tipo de herramientas nos indican si hay algún tipo de problema y, en definitiva, puede representar una amenaza para nuestra seguridad. Os dejamos un artículo donde mostramos una herramienta online para analizar URL.

En definitiva, con estos consejos podemos saber si un PDF o imagen que hemos recibido pueden ser una amenaza. Sin embargo esto podemos aplicarlo a cualquier tipo de archivo. Pero también queremos dar algunas recomendaciones para estar protegidos y que un hipotético archivo adjunto no afecte a nuestra seguridad:

  • Usar antivirus: los programas de seguridad son muy importantes para no tener problemas. Un buen antivirus, por ejemplo, podría detectar si un archivo adjunto es una amenaza y así poder corregirlo lo antes posible. Es algo que debemos aplicar independientemente del SO que usemos.
  • Tener el sistema actualizado: por supuesto es muy importante tener nuestros equipos con las últimas versiones. Son muchas las ocasiones en las que pueden aparecer fallos de seguridad que podrían ser explotados por los piratas informáticos y comprometer nuestra privacidad. Debemos siempre actualizar todo lo que tengamos.
  • Evitar programas no oficiales: a veces podemos utilizar software de terceros para abrir el correo electrónico. Pueden tener funciones interesantes que vengan bien para nuestro día a día. Sin embargo a veces podría ser peligroso y servir para atraer correos basura, recopilar datos personales, etc.

Por tanto, siguiendo estos consejos podemos también evitar problemas de seguridad con posibles archivos adjuntos. Debemos en todo momento mantener la fiabilidad de los equipos y no cometer errores.