Banda 2.4GHz : Los 40MHz de ancho de canal condenados a desaparecer

Todos los que tenemos routers o puntos de acceso compatibles con el estándar 802.11N o más conocido como Wireless N, habréis observado en el menú de vuestros equipos que aparece una opción llamada «Channel Width» o también conocida como «ancho de canal«.

Por defecto, en las redes 802.11G el ancho de canal de un cliente es de 20MHz, de ahí que los canales que no se solapan son el 1, 6 y el 11 ya que entre cada canal hay 5MHz de «distancia». Con esta configuración en el estándar 802.11N, y con las tarjetas inalámbricas adecuadas, conseguimos entre 130Mbps y 144Mbps de velocidad de sincronización como máximo, lejos de los hasta 300Mbps prometidos.

Para conseguir velocidades más altas, en el menú tenemos el conocido Channel Width con las opciónes: AUTO 20/40Mhz o incluso en algunos equipos lo muestra como 40MHz. En esta parte es donde tenemos el «problema» que os contamos a continuación.

Con la configuración en 40MHz, la ocupación de canales adyacentes aumenta (como es lógico…hemos duplicado el ancho de banda), y por tanto nuestros vecinos se verán perjudicados por esta configuración ya que tendrán interferencias con nuestra red.

Hasta aquí todo ha quedado claro, hemos expuesto lo que los 40Mhz son y lo que hacen (aumentar la velocidad), sin embargo, lo que no sabíamos es que la Wi-Fi Alliance para «proteger» a nuestros queridos vecinos y que el entorno inalámbrico sea más amigable, ha decidido incluir una característica nueva (y obligatoria siempre que el firmware integre compatibilidad con 40MHz) que sirve para lo siguiente:

– Si el dispositivo, ya sea router o punto de acceso, está en modo AUTO 20/40MHz funcionará a 40Mhz (y por tanto tendremos una velocidad de hasta 300Mbps si las tarjetas wireless son compatibles con este ancho de canal) siempre y cuando no haya canales vecinos alrededor que el router «detecte». Si hay canales vecinos automáticamente funcionará obligatoriamente a 20MHz para que el espectro radioeléctrico sea más «amigable» con todos los que emiten Wi-Fi, aunque esos vecinos no estén usando su red, funcionaremos a 20MHz.

Por tanto, si tu router tiene la opción de AUTO, y hay muchas redes wireless en tu zona, es muy probable que no consigas los 300Mbps del wireless N y te quedes en la mitad debido a ésta característica.

Podemos ver en el siguiente router certificado por la Wi-Fi Alliance la característica explicada (Cisco Linksys E4200):

Y aquí el Cisco Linksys E3000:

Por tanto, como podéis ver, todos los equipos nuevos incorporan esta característica.

Puntos fuertes de esta política:

– Tendremos menos interferencias con nuestros vecinos y lograremos una velocidad asequible.

Puntos negativos:

– No conseguiremos la máxima velocidad si hay equipos vecinos en el «ambiente».

La solución a ésto sería migrar a la banda de 5GHz para conseguir altas velocidades inalámbricas o instalar firmwares alternativos siempre que podamos.