Protege tu seguridad y privacidad en Internet: modo paranoico

Escrito por Rubén Velasco
Seguridad
0

Aunque desde hace muchos años se sabía que las telecomunicaciones, y especialmente Internet, son controladas por los gobiernos, no ha sido hasta hace apenas 3 cuando se ha demostrado gracias a Edward Snowden. Desde entonces, la seguridad informática y la privacidad han ganado una gran importancia entre los usuarios del día a día, sin embargo, nunca podremos garantizar nuestra privacidad mientras utilicemos una sola herramienta o plataforma controlada por una gran empresa privada.

En los últimos años también han ganado popularidad series de televisión sobre espionaje informático y anonimato, por ejemplo, Mr. Robot o Person of Interest. En estas dos series, la paranoia sobre el espionaje gubernamental y de las grandes empresas de Internet está presente constantemente. Aunque la ficción, en este caso, no difiere tanto de la realidad, sí que hay usuarios que buscan, por todos los medios, evitar dejar el más mínimo rastro en la red.

En este artículo vamos a ver cómo podemos proteger nuestra privacidad en la red en modo paranoico, es decir, asegurándonos de no dejar ningún rastro ni a gobiernos ni a las grandes empresas de Internet. Ser anónimos, ser invisibles en la red.

Debemos evitar los buscadores de Internet de las grandes empresas

Lo primero que debemos hacer es olvidarnos de los servicios comúnmente conocidos y de los buscadores de las grandes empresas que registran todo lo que pasa por sus servidores.

Por ello, en vez de Google o Bing, para buscar por Internet podemos utilizar alternativas seguras y privadas como DuckDuckGo o a través de aplicaciones como Disconnect Search que nos permite realizar búsquedas en los principales motores de forma totalmente anónima y privada, evitando dejar el más mínimo rastro sobre nosotros.

La comunicación a través de Internet, si es con herramientas y plataformas libres, mucho mejor

En el caso del correo electrónico, las plataformas más utilizadas son Gmail y Outlook, de Google y Microsoft respectivamente. Para evitar que estas dos empresas puedan revisar nuestros correos electrónicos debemos utilizar otros servidores de correo como los que vamos a ver a continuación:

  • OpenMailBox (Un servidor de correo gratuito y abierto).
  • ProtonMail (Si lo que queremos es un servidor de correo electrónico con cifrado extremo a extremo).
  • 10 Minute Mail (Si queremos una bandeja de entrada temporal, útil para registros).
  • RiseUP (Proporciona cuentas de correo electrónico seguras y privadas, pudiendo acceder a ellas por web, shell, IMAP, o POP).
  • También podemos utilizar combinaciones como Thunderbird + Enigmail + un par de claves GPG generadas por nosotros mismos.

En el caso de la mensajería instantánea, igualmente debemos evitar el uso de las aplicaciones convencionales como WhatsApp, Hangouts y Skype, utilizando en su lugar otras como:

  • Pidgin + OTR (Aplicando cifrado, autenticación y privacidad a Pigdin).
  • Tox (Para mensajería de texto, voz y vídeo).
  • Chat Secure (Añade una capa de seguridad OTR a la mensajería de Facebook y Google Talk).
  • Signal Private Messenger (Similar a Tox, pero para móviles).
  • Jitsi (Audio y vídeo cifrado de extremo a extremo).

Las contraseñas y el cifrado siempre privados

Hoy en día los administradores de contraseñas están a la orden del día. Para evitar que usuarios no autorizados puedan acceder a nuestras cuentas solemos utilizar contraseñas muy complejas, tanto en, en ocasiones, son incluso complicadas de recordar. Para ello solemos utilizar estas plataformas, pero no nos damos cuenta que, sin querer, estamos regalando nuestras claves a una empresa privada, y encima pagando por ello.

Si queremos utilizar un programa para almacenar nuestras contraseñas debemos utilizar herramientas libres y gratuitas, donde todos los datos se almacenen localmente, por ejemplo:

También, a la hora de cifrar los archivos, debemos utilizar aplicaciones libres, asegurándonos de que en el código no se esconde ninguna puerta trasera que pueda dar acceso no autorizado a los datos, por ejemplo:

Navegación segura por Internet, algo imprescindible

Por último, no debemos olvidarnos de una de las partes más importantes: la navegación.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de blindar un navegador libre, como Firefox, frente a todo el código que se ejecuta sin nuestro permiso. Para ello, instalaremos extensiones como:

  • NoScript
  • HTTPS Everywhere
  • Better Privacy
  • Beef Taco

También debemos utilizar la red Tor de manera que nuestras conexiones permanezcan siempre seguras y protegidas. Un sistema operativo libre, gratuito y seguro, basado en Linux y que se ejecute en modo LIVE como TAILS nos permite utilizar, además de muchas de las aplicaciones que hemos mencionado anteriormente, el navegador Tor Browser (Firefox + extensiones + Tor) sin tener que configurar nosotros nada, asegurándonos de que ningún dato se guarda en nuestros discos duros, al ejecutarse todo el sistema operativo y todas las aplicaciones completamente desde la RAM y quedando los datos eliminados una vez se corta la corriente del ordenador.

¿Te preocupa tu privacidad en Internet? ¿Qué haces para evitar que gobiernos y empresas analicen tus movimientos?

Quizá te interese:


Últimos análisis

Valoración RZ
10
Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
10