Utiliza tu dominio personal como un DDNS para conectarte a tu red

Escrito por Rubén Velasco

Hoy en día, la mayoría de los usuarios que nos conectamos a Internet lo hacemos a través de direcciones IP dinámicas, direcciones que con el paso del tiempo, o cuando reiniciamos el router, fácilmente pueden cambiar. Por ello, si tenemos un pequeño servidor en nuestra cada (un Raspberry Pi, un NAS, etc) y queremos poder conectarnos siempre desde fuera de la red, es necesario depender de un DDNS, una especie de dominio gratuito que se actualiza automáticamente para apuntar siempre a nuestra IP, sea cual sea.

Un DDNS debe registrar nuestra IP en todo momento

Los DDNS son muy útiles y suelen funcionar bastante bien, sin embargo, no son precisamente bonitos, ni fáciles de recordar, ya que dependen muchas veces de subdominios extraños, especialmente, como decimos, los gratuitos. Si tenemos comprado un dominio, por ejemplo, para una página web, o queremos que nuestro DDNS sea muy profesional, bonito y fácil de recordar, es posible utilizar este dominio para configurar un reenvío de manera que siempre apunte a nuestra IP dinámica, como vamos a ver a continuación.

Lo primero que necesitamos será tener un DDNS. Como lo más probable es que queramos uno gratuito, en esta ocasión recomendamos No-IP, ya que DynDNS dejó hace tiempo de ser gratuito. Una vez tengamos nuestro DDNS, es recomendable configurarlo en nuestro router, servidor o NAS para que este esté siempre actualizado y siempre apunte a nuestra IP, aunque esta cambie.

Debemos comprar el dominio que queramos utilizar, como si se tratara de una página web

Una vez que nuestro DDNS esté listo, el siguiente paso será comprar un dominio. Si ya lo tenemos, podemos continuar, pero si aún no lo tenemos debemos irnos a cualquiera de las webs de venta de dominios, como GoDaddy, por ejemplo. Si queremos utilizar el dominio directamente (midominio.com) para esta tarea, los subdominios son opcionales, sin embargo, si tenemos ya una página web con un dominio y queremos aprovechar ese mismo, entonces debemos asegurarnos de que la web donde tenemos nuestro dominio permite la creación y el reenvío de subdominios.

Debemos crear un subdominio y reenviarlo a nuestro DDNS

Una vez tengamos ya nuestro dominio, lo que debemos hacer es configurar un reenvío. Para ello, entraremos en la administración de nuestro dominio web (según la web donde tengamos nuestro dominio el proceso es diferente). La opción de reenvío suele encontrarse cerca de la configuración de DNS o de subdominio.

Una vez la localicemos, debemos crear el subdominio que queramos (por ejemplo, nosotros vamos a utilizar “ssh” para todo lo relacionado a conexiones remotas a nuestra red) y diremos que queremos que dicho subdominio sea redireccionado a nuestro dominio DDNS.

Reenviar subdominio DDNS No-Ip GoDaddy

Pulsamos sobre “Guardar”, “Aplicar” o la opción correspondiente y listo. Ahora, hasta que los cambios surtan efecto, tendremos que esperar unas horas. Una vez que los cambios se han distribuido por la red a los DNS, nuestro dominio DDNS ya está totalmente funcionando.

*Si nuestro servidor no permite los reenvíos, también podemos hacerlo fácilmente utilizando CNAME de forma similar a la siguiente:

  • ssh.midominio.com CNAME middns.no-ip.org

De esta manera, si nos conectamos a través de SSH o Escritorio Remoto, por ejemplo, a ssh.midominio.com, el tráfico se reenviará directamente a nuestro No-IP, el cual reenviará a nuestra IP pública dinámica actualizada y nos permitirá acceder a nuestra red, sin embargo, si entramos a midominio.com, el tráfico viajará a la web que de verdad tenemos vinculada a nuestro dominio.

Queremos agradecer a edkalrio por habernos propuesto este tema.

Últimos análisis

Valoración RZ
7
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10