Los virus del Messenger siguen existiendo en Skype; cómo protegernos de los virus que se envían automáticamente por Skype

Escrito por Rubén Velasco

Si hemos vivido antes de la era del WhatsApp seguramente hayamos utilizado MSN Messenger, la herramienta de chat de Microsoft que tanto éxito tuvo entre los años 2000 y 2010, y seguramente hayamos sufrido uno de los problemas de esta aplicación: los virus del Messenger, un tipo de malware (concretamente un gusano) que se enviaba automáticamente a todos los contactos de la víctima infectando sus ordenadores. Aunque MSN Messenger está ya cerrado y su sucesor, Skype, cuenta con nuevas medidas de seguridad, este tipo de malware sigue afectando a la aplicación de mensajería de Microsoft.

A día de hoy aún hay virus que utilizan Skype para tomarse nuevas víctimas. Cuando este tipo de virus infecta un ordenador de alguna forma (por ejemplo, siendo descargado de Internet o llegando a través de un archivo adjunto), automáticamente este se envía, como archivo adjunto, a todos nuestros contactos de Skype con el fin de tomarse nuevas víctimas. Además, este tipo de virus se envía una y otra vez y, si el destinatario pregunta qué es, responde automáticamente.

Ejemplo virus skype

Si somos usuarios de Skype es muy importante aprender a identificar estas amenazas y saber cómo protegernos de ellas para evitar caer víctimas de este tipo de amenaza informática. A continuación, os explicamos cómo protegernos.

Cómo protegernos de los virus de Skype

Siempre que un contacto nos envía un archivo adjunto, lo que debemos hacer es comprobar que efectivamente lo ha mandado él. Para ello lo único que debemos hacer es preguntarle (a ser posible por otra aplicación, como WhatsApp) para que nos garantice que el archivo lo ha mandado él y no es cosa del virus.

En caso de que no lo haya mandado él debemos bloquear el contacto cuanto antes para evitar que siga enviando archivos a nuestro ordenador. Con el contacto bloqueado, si no hemos ejecutado el archivo en un principio no pasaría nada, simplemente eliminamos los archivos que hemos recibido y listo.

En caso de haber abierto uno de los archivos, o que sospechemos que podamos estar infectados, lo primero que debemos hacer es cambiar la contraseña de nuestra Cuenta Microsoft (a ser posible desde otro PC) y activar la autenticación en dos pasos para que nadie más pueda conectarse a ella.

Una vez hecho esto, lo siguiente será eliminar toda la información de los archivos recibidos por Skype. Para ello nos desplazamos hasta el apartado “C:\Users\[usuario]\AppData\Roaming”, buscamos la carpeta “Skype” y dentro de ella eliminaremos el archivo “shared.xml“. También debemos eliminar, si los hemos guardado, los archivos que hemos recibido a través de Skype de este troyano.

Por último no debemos olvidarnos de reiniciar nuestro ordenador en Modo Seguro para poder analizarlo en busca de virus, troyanos u otro tipo de malware que se haya podido quedar en nuestro ordenador y eliminarlo para volver a estar seguros.

Como vemos, las viejas amenazas nunca desaparecen, sino que se adaptan a los nuevos tiempos. Por ello, siempre que estemos conectados a Internet debemos actuar con sentido común, evitando caer en este u otro peligro similar.

¿Usas Skype? ¿Alguna vez te has encontrado con este tipo de malware?