Cuidado con los falsos instaladores de aplicaciones con malware y adware; aprende a identificarlos

Escrito por Javier Jiménez

Cuando navegamos por la red son muchos los peligros a los que podemos enfrentarnos. El malware puede infectar un dispositivo de múltiples maneras. Sin embargo una de las más comunes es a través del software que instalamos. Herramientas que bajamos y que realmente no son las que deberían y ponen en riesgo el buen funcionamiento de nuestros equipos. Esto es bastante común. En este artículo vamos a explicar cómo asegurarnos de que un programa es legítimo y que realmente estamos instalando lo que queremos. Algunos consejos para instalar software de manera segura.

Cuidado con los programas que instalamos en nuestros equipos

Es a través de los programas que instalamos como nuestro equipo puede infectarse con malware o adware. Sin duda una de las maneras más frecuentas. Esto ocurre por descuidos, cuando confiamos en links que encontramos y que realmente no son legítimos. También puede pasar cuando hacemos caso de mensajes que nos aparecen en el navegador o incluso de extensiones que agregamos.

Los ciberdelincuentes cada vez perfeccionan más sus técnicas. Eso significa que es posible que nos encontremos con una aplicación que sea casi calcada a la original. Y esto hay que aplicarlo tanto a equipos de escritorio como en dispositivos móviles. Podemos descargar e instalar una aplicación para editar fotos, por ejemplo, y realmente acabamos por agregar un programa que incluso puede hacer las funciones esperadas, pero viene cargado de adware. En ocasiones incluso se trata del programa original, solo que lo han modificado maliciosamente.

Por tanto vamos a dar algunos consejos para instalar software en nuestro equipo con las máximas garantías. Todo ello para evitar ser víctima de ataques informáticos que comprometan nuestra privacidad y seguridad.

Instalar programas sin adware

Consejos para instalar software de forma segura

El primer consejo es no fiarnos del software gratuito que podamos encontrar. Es cierto que existen muchas herramientas gratuitas y de código libre totalmente legítimas. Sin embargo en muchas ocasiones podemos encontrarnos con programas que dicen ser gratuitos y ofrecer funciones que deberían ser de pago, y realmente lo podemos estar pagando a través de adware y otras complicaciones que comprometan nuestros sistemas.

También hay que tener muy en cuenta el lugar de donde descargamos los programas. Siempre hay que hacerlo de tiendas oficiales o de sitios del propio desarrollador. Esto es así tanto en dispositivos móviles como en equipos de escritorio. En ocasiones tendemos a bajar programas del primer link que vemos y no sabemos realmente si ese es el archivo legítimo o ha podido ser modificado de manera maliciosa.

Por otro lado, cuando estemos instalando el programa hay que fijarse bien de posibles cláusulas que estemos aceptando. Con esto nos referimos a la posibilidad de incluir software adicional, adware, que pueda perjudicar el buen uso que demos a esta herramienta. Es, en ocasiones, una alternativa a tener que pagar. Sin embargo puede hacer que nuestro equipo no funcione correctamente.

Cómo detectar un instalador falso

Una de las primeras pistas puede ser el nombre. Hay que fijarse bien de si realmente estamos instalando justo lo que queremos. En ocasiones pueden agregar apartados distintos al nombre y nos da una señal de que algo raro hay.

También hay que observar posibles anomalías que encontremos al abrirlo. Por ejemplo que nos aparezcan ventanas emergentes, una visualización en general extraña o cualquier síntoma de que no funciona como debería. Podríamos estar ante un programa modificado de forma maliciosa y que contiene adware que comprometa nuestro sistema.