Guía para elegir los mejores programas para proteger mi PC

Guía para elegir los mejores programas para proteger mi PC

Javier Jiménez

No hay dudas de que la seguridad es un factor fundamental para lograr que nuestros dispositivos y sistemas funcionen bien. Para lograrlo es necesario usar programas que nos protejan. En este artículo vamos a hablar de por qué son importantes, qué tener en cuenta al instalar un software de seguridad y también qué tipos hay. Veremos que existen múltiples herramientas para evitar que los piratas informáticos infecten los sistemas.

Por qué usar programas de seguridad

Son muchos los virus y malware en general que hay en la red. Podemos infectarnos simplemente con abrir un archivo adjunto que nos llega por correo, entrar en un enlace malicioso o instalar un programa que, por error, hemos descargado de donde no deberíamos. Esto va a hacer que nuestros sistemas puedan verse comprometidos.

Los ciberdelincuentes tienen la capacidad de robar contraseñas, datos personales o hacer que un dispositivo empiece a funcionar mal simplemente con colar un malware. Además, hay virus para todo tipo de sistemas. Puedes sufrir ataques en el ordenador, móvil, así como en cualquier sistema operativo que tengas instalado.

Por todo ello es imprescindible contar con programas de seguridad. Un buen antivirus, por ejemplo, va a ayudar a detectar software malicioso y evitar que llegue a comprometer nuestra información personal. Pero no basta con instalar cualquiera, sino que debemos elegir bien para que realmente estemos protegidos.

Medidas de seguridad de Windows

Cómo elegirlos

Vamos a mostrar una serie de puntos importantes que debes tener presentes siempre que vayas a instalar un programa de seguridad. Es importante que los elijas bien, ya que si instalas una aplicación que no sea buena, realmente no te protegerá y no ganarás nada. Incluso puede que termines instalando un software que más que proteger suponga una amenaza.

Siempre fuentes oficiales

Lo primero que debes tener en cuenta es de dónde instalar los programas de seguridad. Nuestro consejo es que utilices únicamente fuentes oficiales. Puedes ir a la página web de ese programa que vas a instalar o bien utilizar tiendas de aplicaciones fiables, como puede ser Google Play o Microsoft Store.

Debes evitar instalar aplicaciones desde fuentes que no sean fiables, como pueden ser sitios de terceros, páginas que te llegan por e-mail sin saber realmente la fuente, anuncios emergentes que aparezcan al navegar, etc. En estos casos podrías estar ante un intento de estafa y tus datos personales podrían verse comprometidos.

Buscar información previa

Es buena idea que busques información previamente. Una vez seleccionas un programa de seguridad, puedes mirar en Internet qué opinan otros usuarios de esa aplicación. Puedes ver valoraciones, posibles errores que tenga, experiencias en la detección de virus… Todo esto va a ayudarte a elegir.

Además, si entras en páginas especializadas podrás ver análisis completos donde ponen a prueba un antivirus, por ejemplo. Verás de qué manera actúa cuando es necesario detectar un antivirus y verificar que realmente va a servir para lo que esperas y tus datos van a estar siempre a salvo de amenazas.

Verificar que funcionan bien

Pero no basta con instalarlo y dejarlo ahí sin más. Para elegir un buen programa de seguridad también debes comprobar que realmente funciona bien. De lo contrario, si en un futuro entra algún tipo de virus a tu equipo y no está activo o no funciona correctamente, tu seguridad podría verse comprometida.

Por tanto, cuando instales una aplicación de seguridad es importante que revises que está funcionando bien, que está activa y que está protegiéndote. Si por ejemplo es un antivirus que debería estar en funcionamiento constante, confírmalo.

Programas con actualizaciones frecuentes

Siempre que instales un programa de seguridad debes observar que está actualizado. Esto es importante, ya que de esta forma puedes tener las últimas novedades, mejorar el rendimiento y, también, corregir posibles vulnerabilidades que pueda haber y que podrían ser explotadas por un virus o malware.

Ahora bien, ¿cada cuánto tiempo reciben actualizaciones? En ciberseguridad todo cambia constantemente. Es esencial utilizar aplicaciones adaptadas a los cambios y si reciben actualizaciones de forma frecuente va a ser muy interesante. De esta forma evitarás problemas y tendrás siempre un programa en perfecto estado.

Consumo reducido

¿Consume muchos recursos del sistema? Este punto puede ser fundamental especialmente si utilizas equipos más limitados. Puede que agote la memoria RAM o consuma demasiado procesador y eso haga que el sistema no vaya bien o que incluso otros programas no puedan funcionar con normalidad.

Antes de instalar un antivirus o cualquier herramienta de seguridad puedes informarte de cuánto consume y de si tu equipo lo soporta bien. Además, siempre puedes instalarlo y hacer la prueba por ti mismo y si ves que no funciona bien, buscas otro que consuma menos recursos y todo vaya más fluido.

Qué tipo de aplicaciones de seguridad usar

Vas a encontrar diferentes tipos de programas para proteger tus equipos. Cada uno de ellos puede actuar frente a ataques diversos. Algunos pueden bloquear conexiones inseguras, otros detectar virus, otros encargarse más del adware… ¿Puedes tener más de un programa de seguridad? Lo cierto es que sí, aunque siempre debes tener en cuenta que funcionen bien y sean buenos.

Antivirus

La primera opción, el tipo de programa que más solemos utilizar, es un antivirus. Su misión es analizar archivos que tengamos en el sistema, programas que descarguemos o cualquier documento que nos envíen por correo. Va a compararlos con una base de datos y, en caso de que detecte que es una amenaza, lanzará un aviso de advertencia.

Antivirus hay muchos, tanto gratuitos como de pago. Uno muy útil y que además viene con los sistemas de Windows es Microsoft Defender. No obstante, puedes usar otros como Avast o Bitdefender, que también funcionan muy bien. Los hay para todo tipo de sistemas operativos y dispositivos.

Protección en la nube de Windows Defender

Firewall

Otra opción muy común es la de un firewall o cortafuegos. En este caso permite bloquear o no conexiones. Por ejemplo, puedes hacer que un programa instalado tenga o no acceso a Internet. Es muy útil también para ahorrar datos, aunque en este caso lo que nos interesa es mejorar la seguridad.

Algunos como TinyWall o ZoneAlarm son muy útiles para Windows. También el propio de Microsoft, que podemos configurar según nos interese y ayudar a mejorar la seguridad cuando navegamos por la red.

Antispyware

Los antispyware se encargan principalmente de detectar software diseñados específicamente para robar datos, espiarnos, robar contraseñas… Por ejemplo puede detectar un keylogger, que es un tipo de malware que registra todas las pulsaciones de teclas y de esta forma es capaz de robar las claves de acceso que ponemos.

Debes tener en cuenta que algunos antivirus también incluyen antispyware, pero no todos. Los hay también específicos, por lo que pueden ser compatibles con otros programas de seguridad como Microsoft Defender sin problemas.

Extensiones de seguridad

Una opción más de tener software de seguridad son los complementos que puedes instalar para Google Chrome, Mozilla Firefox y otros navegadores. Son extensiones que ayudan a proteger al usuario cuando navega por Internet, descarga algún archivo o incluso a la hora de abrir algún enlace que llega por correo.

Hay muchas extensiones disponibles, pero nuestro consejo es que las descargues desde la tienda oficial del navegador. Allí encontrarás información sobre ese software, valoraciones de otros usuarios, etc. Algunas como HTTPS Everywhere o Privacy Badget son muy utilizadas y útiles para estar protegidos.

En definitiva, como ves es importante elegir muy bien los programas de seguridad que vas a instalar. El objetivo es lograr que los sistemas estén totalmente protegidos y no instalar software que pueda llegar a ser un problema. Hay muchas opciones disponibles en la red, según el uso que necesites.

¡Sé el primero en comentar!