Los mejores sitios para colocar nuestro router para tener mejor Wi-Fi y lugares que debemos evitar

Hoy en día todos los que tenemos una conexión a Internet tenemos un router Wi-Fi, ya sea propio o cedido por nuestra compañía, que nos permite conectar cualquier dispositivo a Internet. Normalmente lo primero que solemos hacer cuando contratamos Internet es pensar dónde debemos colocar este router, y la mayoría de las veces lo hacemos dando prioridad a esconderlo todo lo posible en vez de pensar en mejorar la cobertura, y es aquí donde empiezan luego los problemas de cobertura y de velocidad.

Los routers Wi-Fi suelen montar todos antenas omnidireccionales, es decir, antenas que emiten señal en360 grados, siendo la cobertura mejor cuando nos colocamos a la misma altura que las antenas, y peor cuando más encima estamos de ellas. Si queremos enviar la señal Wi-Fi a puntos mucho más concretos, entonces podemos optar por instalar antenas sectoriales o direccionales, siendo conscientes de su radio de emisión según la intensidad.

Señal antenas Wi-Fi

La tecnología MIMO y las antenas ajustables nos ayudan a solucionar un poco este problema, aunque de poco sirve tener el mejor router del mercado si lo colocamos dentro de un cajón de metal.

Los mejores sitios para colocar un router Wi-Fi

Al contrario de lo que solemos hacer, para garantizar la mejor señal posible es necesario que el router esté lo más libre posible. Lo más común es que los instaladores nos coloquen los routers o bien en el pasillo o bien en el salón, salvo que seamos nosotros quienes indiquemos que lo queremos en una habitación concreta.

Si queremos que el router abarque sin problemas toda nuestra casa, lo más importante es que este esté lo más céntrico posible. Si es en un pasillo, en el pasillo. Si es en una habitación, en la habitación. De esta manera, las antenas omnidireccionales llegarán por igual (aproximadamente) a todos los sitios de la casa.

Radio cobertura Wi-Fi casa

El router debe estar a una altura media, ni cerca del techo ni del suelo. Lo ideal es colocarlo encima de una mesa o un mueble, preferiblemente de madera, y con el menor número de obstáculos alrededor, sobre todo de dispositivos electrónicos.

Sobre cómo colocar las antenas hay muchos mitos y realidades. Algunos dicen que hay que colocarlas a 45 grados, mientras que otros aseguran que deben estar colocadas en perpendicular, sobre todo cuando tienen dos o más antenas. Dado que las antenas Wi-Fi omnidireccionales tienen más potencia en su centro que en sus extremos, lo ideal es colocarlas para que estos centros apunten directamente a los dispositivos que conectamos de forma inalámbrica, ya sean smartphones, portátiles, consolas, etc.

Sitios comunes donde debemos evitar colocar nuestro Wi-Fi

A nadie se le ocurriría, por ejemplo, decir al instalador que quiere colocar el router en la cocina, y es que, aunque se puede, los electrodomésticos como el microondas, el frigorífico y muchos otros pueden generar todo tipo de interferencias o ruido en la señal del Wi-Fi, lo que se traduciría en problemas de señal, velocidad e incluso desconexiones del Wi-Fi.

También debemos colocar el router lo más alejado posible de la base de los teléfonos inalámbricos que tengamos en casa, ya que estos suelen generar también bastantes interferencias en la señal. Ordenadores, controlas y otros dispositivos electrónicos generan ruido eléctrico que igualmente pueden desencadenar estos problemas.

Router Microondas

Todos queremos tener un buen Wi-Fi, pero no queremos que el router se vea, y por eso muchos usuarios suelen optar por esconderlo en armarios o cajones. Esto merma drásticamente la señal de Wi-Fi, y debemos evitarlo siempre. También debemos evitar colocar el router cerca de superficies de metal o cristal, ya que eso haría que la señal rebotara y generaría problemas.

Si queremos cubrir el exterior de una casa (un patio, por ejemplo), debemos evitar colocar el router directamente en el exterior, ya que la lluvia y el sol no le harán ningún bien. Lo mejor que podemos hacer es colocar antenas cerca de una ventana, incluso equipos especiales para exterior, que nos permiten llevar la conexión a este patio. Además, debemos tener en cuenta que los árboles, arbustos e incluso el agua pueden interferir en la señal Wi-Fi.

Factores que influyen en la señal Wi-Fi y que debemos alejar todo lo posible

Además de lo que hemos visto en los puntos anteriores, debemos tener en cuenta que hay muchos factores en nuestra cada que pueden interferir de forma activa o pasiva en el funcionamiento del Wi-Fi. Además de los electrodomésticos, teléfonos inalámbricos y dispositivos electrónicos, las paredes suelen influir mucho en la velocidad y cobertura del Wi-Fi. Si desde el lugar donde tenemos el router hasta la última habitación de la casa tenemos muchas paredes de por medio, es muy probable que tengamos problemas de cobertura en el punto más alejado, sobre todo si son de materiales robustos, como hormigón.

Si nuestra casa tiene dos o más pisos, saber que los techas también interfieren mucho en la conexión. Si tenemos muchos vecinos con otras redes cerca, debemos intentar colocar nuestro router lo más alejado del suyo, utilizando herramientas, como Wi-Fi Analyzer, para medir la señal de las redes de alrededor y poder colocar nuestro router donde menos señal haya. Igualmente, es recomendable analizar los canales por los que emiten los vecinos y elegir un canal diferente a ellos para reducir las interferencias.

Redes y canales WiFi Analyzer

Peor que las pareces tenemos los azulejos y las baldosas de ciertas partes de nuestra casa, como los baños y la cocina. Aunque no aíslan tanto como el metal, si nos encerramos en la cocina podemos ver cómo la señal del Wi-Fi baja drásticamente, y lo mismo pasaría si colocásemos el router en uno de estos espacios, sumando las interferencias de los electrodomésticos.

Cómo mejorar nuestra cobertura Wi-Fi

Colocando el router en una buena ubicación, como las que hemos visto en estos puntos, podremos aprovechar al máximo su potencial. Eso sí, debemos tener en cuenta que no es lo mismo el router que nos presta nuestra compañía que un router de gama alta que podemos comprar nosotros mismos y que mejorará mucho la señal, velocidad y estabilidad de la red Wi-Fi.

Si nuestra casa es muy grande, o tiene serios problemas de cobertura Wi-Fi, siempre existen otras formas de ampliar y mejorar la señal, por ejemplo, comprando un router Wi-Fi Mesh que nos permita instalar una red inalámbrica de malla para cubrir el mayor espacio posible, u optar por dispositivos, como puntos de acceso, e incluso PLC, que nos permitan llevar Internet a todos los puntos de nuestra casa.

Por último, recordamos que la red de 5 GHz es mucho más rápida que la red de 2.4 GHz, pero también pierde mucha más señal y velocidad con la distancia, las paredes y demás elementos intermedios. Por ello, si la red de 5 GHz no nos funciona bien en las habitaciones más alejadas, tendremos que optar por la red de 2.4 GHz que, aunque tenga menos velocidad, nos dará mayor cobertura.