10 pistas que nos deberían hacer sospechar que una web no es de fiar

Cuando navegamos por Internet son muchos los riesgos de seguridad a los que nos podemos enfrentar. La red se ha convertido en un lugar repleto de información, servicios y plataformas de todo tipo. Utilizamos Internet para buscar información, estar en contacto con otros usuarios, aprender, entretenernos… Las utilidades son muy amplias, así como el gran abanico de páginas web que tenemos disponibles. Pero claro, todas no son legítimas. En este artículo vamos a nombrar 10 pistas que pueden indicar que una página web es insegura o que no es de fiar.

Pistas de que una página es insegura

      1 Aspecto general

Lo primero que tenemos que hacer es mirar el aspecto general de la página. Si por ejemplo notamos que el menú, la estructura, la visión general no es correcta y vemos cosas raras, puede tratarse de una web fraudulenta.

      2 Si cuenta o no con HTTPS

Especialmente si es una página en la que vamos a introducir datos personales o realizar un pago, hay que fijarse bien si cuenta o no con HTTPS. De no tenerlo, podría tratarse de una página que no sea de fiar. En cualquier caso, nunca deberíamos de poner datos personales o pagar en este tipo de sitios.

      3 Información sospechosa

Si vemos que la información que ofrece, el contenido en general, es sospechoso, podría tratarse de una página ilegítima. Con esto nos referimos a por ejemplo encontrarnos con textos que se ven que están traducidos de otro idioma y mal escrito. Información en general que podría dar lugar a dudas.

      4 Nombre de la página

Otra pista muy importante para ver si una página es de fiar o no es su nombre. Pongamos como ejemplo que vamos a entrar en una web de un banco determinado. De repente notamos que el nombre de la página no concuerda con el contenido que muestra. Podría tratarse de un intento de ataque Phishing.

      5 URL

Esto va ligado a lo anterior. Hay que fijarse muy bien en la URL del sitio. En caso de ver algo raro, como puede ser el nombre cambiado, un dominio que no corresponde o algo similar, podríamos estar ante un sitio inseguro.

      6 Excesiva publicidad y ventanas emergentes

Un supuesto muy evidente es cuando entramos en una página y vemos que está repleta de publicidad y nos saltan ventanas emergentes constantemente. Es un indicativo importante de que ese sitio no es de fiar.

      7 No cuenta con una sección de contacto correcta

Normalmente las páginas serias y fiables tienen una sección de contacto e información. Allí podemos ponernos en contacto con el sitio, así como encontrar información interesante referente a correos electrónicos, por ejemplo. Si buscamos esto y no lo encontramos o no es correcto, podría hacer que sospechemos.

      8 Contenido difuso y que no concuerda

El contenido es muy importante. Si vemos que los textos son difusos, que no concuerdan con lo que es la página, haría que sospechemos. Por ejemplo si estamos en una web donde queremos buscar información concreta de un dispositivo y llegamos a una sección con contenido muy variado, con información que nada tiene que ver con lo que buscamos.

      9 No hay información al buscar

Algo que podemos hacer para saber si una página es fiable o no es buscar información en Google. Especialmente si se trata de una web para realizar compras, por ejemplo. Allí también podremos encontrar información y opiniones de otros usuarios. Si al buscar no encontramos nada o lo que hay es confuso, podría ser una mala señal.

      10 La manera por la que llegamos a ese sitio

Por último, otra pista puede ser la manera por la que llegamos a ese sitio. Puede ocurrir que lleguemos a través de un link desde un tercer sitio. Hay que analizar también este otro sitio y la manera en la que llegamos.