Causas y soluciones al problema de mandar un email y que no llegue al destinatario

Tenemos muchas formas de comunicarnos hoy en día. La red ofrece un gran abanico de posibilidades en este sentido. Sin duda el email es una de las formas más comunes tanto para usuarios particulares como para empresas. Una forma rápida, segura y eficaz de contactar a través de Internet. Sin embargo en ocasiones no funciona como nos gustaría. Hay problemas que hacen que un correo electrónico que enviamos a un destinatario no llega. En este artículo vamos a hablar de ellos. Vamos a explicar qué problemas puede haber y cómo podemos solucionarlo.

Por qué no llega un email al destinatario

Es posible que en algún momento veamos que nuestros correos electrónicos no llegan al destinatario. Las causas pueden ser variadas, como también las soluciones. A veces únicamente se trata de un pequeño error, mientras que en otras ocasiones el problema puede estar en el destinatario.

En cualquier caso conviene conocer qué problemas puede haber al enviar un correo electrónico y cómo podemos solucionarlos.

Uno de los errores que pueden ocurrir es que nuestro correo sea considerado como Spam. Como sabemos, los servicios de correo electrónico tienen un filtro para evitar que entren correos basura o que puedan provocar problemas de seguridad. Pero claro, no siempre este filtro actúa correctamente. En ocasiones pueden suceder falsos positivos.

En este sentido puede que un email que mandemos que sea totalmente inofensivo y no sea Spam, sea considerado así por el proveedor del destinatario. Esto ocurre en función del asunto del mensaje que ponemos, así como el contenido que incluimos. Hay que evitar palabras como “gratis”, “compra ahora”, “oferta”… También puede ser negativo el uso de símbolos de admiración, así como incluir demasiados links en el mensaje.

También puede ocurrir que un correo no llegue debido a que el destinatario tiene la bandeja de entrada llena. Aunque los archivos adjuntos están limitados, no todos los servidores ofrecen lo mismo. Quizás el destinatario cuenta con un servicio de correo más limitado o tiene la bandeja llena. En estos casos lo que podemos hacer es subir los archivos a la nube y mandar simplemente el link en el mensaje. En un artículo anterior explicamos cómo mandar grandes archivos por correo.

Por otra parte, puede ocurrir que la IP desde la que mandamos un correo pueda ser considerada como problemática. Esto puede deberse a las malas prácticas utilizadas desde esa dirección. Quizás si estamos usando una red Wi-Fi pública o a través de un VPN, por ejemplo.

Evitar fallos al mandar correos

Errores básicos, los más comunes

Pero si hablamos de los errores más comunes, a veces son los más presentes. Pequeños fallos como que se cuele un punto en la dirección, introducir una letra mal, etc. También puede ocurrir que hayamos adjuntado algún archivo que pueda ser detectado como inseguro (los .EXE, por ejemplo).

Es importante evitar enviar archivos que puedan ser considerados inseguros. Del mismo modo, conviene verificar siempre que la dirección o direcciones que estamos poniendo sean correctas.

Hay que tener en cuenta también que el hecho de enviar un mensaje a muchos contactos a la vez puede derivar en problemas y que no lleguen. Si es así, nuestro consejo es dividir por bloques y no enviarlo de golpe a tantos usuarios.