Motores de búsqueda privados vs tradicionales: diferencias y cómo afectan a la privacidad y seguridad

Los motores de búsqueda son muy importantes para navegar por Internet. Son los servicios que nos ofrecen encontrar la información o términos que estamos buscando. Sin embargo esto hace que sea de vital importancia mantener nuestra privacidad y seguridad. No todos son iguales y en ocasiones podrían utilizar nuestra información para comercializar con ella. En este artículo vamos a explicar qué diferencias hay entre motores de búsqueda privados y motores de búsqueda normales o tradicionales, como puede ser Google. Recientemente hablamos de UR Browser, un navegador basado en la privacidad y seguridad.

Tanto la privacidad como la seguridad son factores muy importantes para los usuarios. Son muchas las formas por las cuales podrían recopilar información personal y poder tener datos relacionados con la navegación, intereses, etc.

Diferencias entre motores de búsqueda privados y normales

Cuando hablamos de buscadores normales o tradicionales nos referimos a aquellos como Google o Bing, por nombrar algunos de los más conocidos. Son los motores de búsqueda que recopilan información de los usuarios. Esto significa que pueden enviar publicidad orientada en las búsquedas que realizamos o los sitios que visitamos.

Sin duda esto puede atentar contra la privacidad de los usuarios. Muchos no aceptan que su información o la manera en la que navegan puedan quedar expuestas. Lo que hacen este tipo de navegadores, o al menos su mayoría, es crear un perfil de usuario. Allí almacenan todo lo relacionado con lo que comentamos: búsquedas, sitios visitados, historial de navegación…

Por ese motivo surgen los motores de búsqueda privados. Hay muchas alternativas y cada vez son opciones más utilizadas por los usuarios. En general ofrecen una navegación más anónima, donde no se recopilan datos personales ni información de la propia navegación.

Una de las diferencias principales reside en la manera en la que este tipo de buscadores gestiona nuestros datos e información. No utilizan rastreadores para determinar qué sitios visitamos o qué búsquedas realizamos.

Motores de búsqueda privados

Dos tipos de motores de búsqueda privados

Hay que mencionar que dentro de los motores de búsqueda privados hay dos tipos. Por un lado están los motores de búsqueda independientes y por otro los metabuscadores. En el primer caso utilizan su propio motor para indexar resultados y no dependen de terceros. Por otra parte, en el segundo caso utilizan motores de terceros para poder ofrecer el servicio a los usuarios.

En cualquier caso, ambas opciones tienen como objetivo proteger los datos e información de los usuarios. No comercializan con ello. Los buscadores que necesitan otros de terceros, utilizan sistemas cifrados y proxis para proteger los datos de los usuarios.

En definitiva, hoy en día es esencial utilizar motores de búsqueda. Es la manera en la que encontramos información y navegamos por la red. Pero hay que tener en cuenta que no siempre nuestra privacidad y seguridad están a salvo. Podemos toparnos con buscadores que pongan en riesgo ambos aspectos.

Ya vimos en un artículo anterior algunas opciones de buscadores basados en la privacidad. Alternativas a Google y otros buscadores populares que tienen como objetivo proteger nuestra identidad y hacer que realicemos búsquedas de manera más anónima.