Estos son los principales errores que cometes al escribir un e-mail

Escrito por Javier Jiménez

Escribir un correo electrónico es algo muy habitual hoy en día. Es un proceso que realizan tanto usuarios particulares como empresas. Sin embargo en muchas ocasiones cometemos errores al escribirlos. Estos fallos pueden generar problemas para su lectura o que incluso lleguen al destinatario. A veces pueden ser bloqueados por el proveedor de correos y en otras ocasiones pasar desapercibido por la persona que lo recibe. Vamos a poner una lista de los principales errores que cometemos al enviar un e-mail.

Errores que cometemos al redactar un e-mail

Utilizar demasiadas mayúsculas

Un error común y que puede generar problemas al enviar un correo electrónico es utilizar demasiadas mayúsculas. Por ejemplo escribir el asunto del mensaje completamente en mayúsculas puede suponer que la persona que lo recibe no lo abra al creer que puede ser Spam. Lo mismo podría ocurrir con el propio proveedor de e-mail que lo detecte como un correo basura.

Por tanto nuestro consejo es evitar introducir palabras con todas las letras en mayúsculas. Es algo que hay que controlar.

Uso abusivo de las exclamaciones

Siguiendo un poco con lo que comentábamos anteriormente, otro error que hay que evitar es el introducir excesivamente las exclamaciones. También puede ocasionar que el proveedor de e-mail del destinatario lo considere Spam y no llegue a su bandeja de entrada.

A veces puede que enviemos un correo con un asunto en el que incluimos muchos símbolos. Una forma de expresar un saludo, por ejemplo. El problema es que esto podría dar lugar a que no llegue al destino.

Fallos al enviar un correo

No escribir un asunto adecuado

Muchas empresas tienen un filtro para seleccionar correos electrónicos y que terminen en una carpeta en concreto. Una manera de facilitar el trabajo y distribuir la gran cantidad de e-mails que reciben.

Por ello es importante el asunto del mensaje. De esta forma podrán derivar correctamente a la sección de la empresa que le corresponda. Así ahorraremos tiempo y podemos tener un mejor servicio. Incluso puede que un e-mail no lleguen a leerlo según el asunto. Por tanto hay que tener cuidado con esto.

Enviar un correo a muchas direcciones a la vez

Esto podría ser también considerado como Spam. Es cierto que en algún momento puede que necesitemos enviar un mensaje a varios usuarios a la vez. Sin embargo hay que controlar esto y no poner un exceso de direcciones. De lo contrario podríamos tener problemas.

Adjuntar archivos demasiado pesados

Sí, este es un error que podría derivar en que el destinatario no reciba el correo. Como sabemos los e-mails tienen un límite de tamaño. Normalmente suele rondar los 25 MB. Sin embargo no siempre es así. Puede que a nosotros nos permitan enviar una cantidad determinada pero la otra persona, o mejor dicho su proveedor, no acepte esa cantidad, sino una inferior. Esto podría provocar que no le llegue el correo.

Es conveniente tener esto en cuenta. Siempre que sea posible debemos limitarnos a no mandar archivos adjuntos muy pesados, a no ser que sepamos que la otra persona puede recibirlos. Siempre podemos hacer uso de otros métodos. Os dejamos un artículo donde explicábamos cómo mandar correos pesados.