Conoce Network Meter para monitorizar el tráfico de tu red local

Actualmente, la mayoría de los usuarios tiene una red local con una velocidad cercana a 1 Gbps, siempre y cuando estemos conectados por cable de red. No obstante, que nuestra LAN tenga esa velocidad nada tiene que ver con la velocidad contratada a nuestro ISP. Por eso podríamos compartir datos a nivel local hasta 1 Gbps, pero en Internet podríamos estar limitados a una velocidad inferior. Incluso teniendo una conexión a Internet de la misma velocidad, no siempre estamos trabajando a la máxima velocidad a la que podemos operar en la LAN o en Internet. Por ese motivo, para saber el ancho de banda real que está generando nuestra tarjeta de red podemos recurrir a un software gratuito para Windows como Network Meter para monitorizar nuestro tráfico de red.

Lo primero que vamos a hacer es conocer qué nos puede aportar el uso de este programa. Luego veremos cómo ponerlo en marcha y cuáles son sus requisitos mínimos para que funcione. Terminaremos viendo cómo trabaja Network Meter para monitorizar nuestra red local con ejemplos, utilizando uno y varios interfaces de red.

Qué ofrece Network Meter para monitorizar nuestra LAN

Network Meter podríamos definirlo como un programa gratuito que busca interfaces y adaptadores de red en el sistema para la supervisión de la LAN. Así, es capaz de proporcionar una información detallada de cada interfaz. Su forma de operar es sencilla, cada monitor de interfaz tiene una vista con estadísticas simples y una pantalla gráfica en la que se muestra el historial de tiempo. Este sería un ejemplo de la pantalla principal del programa para que os hagáis una idea mejor:

Se trata de una herramienta para medir el tráfico de la red. Así, podemos usar Network Meter para monitorizar en tiempo real nuestra red de área local seleccionando uno o varios interfaces de red. Se trata de un software fácil de usar en el que simplemente para empezar a trabajar seleccionaremos uno de los adaptadores Ethernet o Wi-Fi disponibles pudiendo trabajar incluso con virtuales.

En resumen, podemos afirmar que no se trata de una aplicación compleja, y que ha sido desarrollada como una herramienta fácil de utilizar. También nos ofrece el tráfico de entrada y salida, y, además, nos muestra los resultados en una gráfica. En cuanto a la licencia, hay que señalar que es de uso gratuito tanto para usuarios privados como comerciales, por lo que todos podríamos utilizarla.

Requisitos mínimos y uso del programa

En cuanto a los requisitos mínimos, necesitamos un ordenador con Windows 2000, XP, 2003, Vista, 7, Server 2008, 8, 8.1 o 10. Respecto al espacio en disco duro, la versión que hemos utilizado la 2.3.0, con 20 MB tendréis suficiente. Por lo tanto, prácticamente en cualquier de ordenador de los últimos 20 años podríais ejecutar este software sin problemas. Lo primero que debemos hacer es descargarla de forma gratuita de desde su sitio web. Entonces veréis una pantalla como esta:

En este caso, lo que tenéis que hacer es pulsar sobre el botón Download, señalado con un recuadro y una flecha roja para guardarlo en vuestro disco duro.

También hay que señalar que, además de gratuita, es portátil. Esto quiere decir que una vez descargada, tan solo debemos descomprimirla y ejecutarla para empezar a utilizarla. En caso de no tener instalado un descompresor de archivos, el explorador de Windows tiene uno y los archivos con extensión .zip como es el caso, puede descomprimirse sin problemas.

Primeros pasos con Network Meter

Para comenzar a utilizar esta herramienta deberemos hacer doble clic sobre el archivo NetMet que va a ser el único que tengamos tras descomprimir el archivo que descargamos.

La herramienta Network Meter para monitorizar nuestra red local la primera vez que la ejecutemos tendrá un aspecto como este:

No os preocupéis si al principio lo veis muy simple y no veis ningún dato en pantalla. Eso es porque no hemos seleccionado las opciones adecuadas. Lo primero que vamos a ver es el menú principal con sus opciones principales, que tenéis marcado en un recuadro rojo. Aquí disponemos de estos apartados:

  • File: tenemos la opción para refrescar los resultados, también podremos hacerlo directamente usando la tecla F5.
  • Monitor: para seleccionar el adaptador de red que queremos monitorizar. Se pueden seleccionar uno o varios.
  • View: aquí escogeremos las opciones de visualización y el periodo de actualización de los gráficos.
  • Help: sirve para consultar la versión del programa e ir a la web del desarrollador.

Del menú principal vamos a ver a fondo y con más detalle dos, son «Monitor» y «View». A continuación, si pulsamos en Monitor veremos una pantalla parecida a es esta:

Su funcionamiento es muy sencillo, si seleccionamos un adaptador que esté en funcionamiento, inmediatamente veremos un resumen de su tráfico de red y evolución actual. La primera vez que lo uséis recomendamos seleccionar simplemente vuestra tarjeta Ethernet o Wi-Fi. En nuestro caso es una tarjeta de red Gigabit Ethernet que pulsaré más adelante. También admite trabajar con una interfaz virtual.

El siguiente apartado del menú principal es View que nos ofrece estas opciones:

Uno es Update Period en el que podremos elegir el periodo de actualización en el que se refrescan los datos. Lo mejor es dejarlo en normal para que actualice cada segundo, y en rápido cada 0.5 segundos si necesitamos una información más precisa. Por otra parte, un apartado que recomiendo activar es Interface View, entonces veríamos las interfaces disponibles.

Aquí podríamos hacer lo mismo que en «Monitor«, es decir, seleccionar nuestra interfaz de red. Lo único que hay que tener en cuenta es que dejará menos espacio disponible para visualizar el resto. También, en esa ventana se podrá ver el tráfico que ha generado ese adaptador en las categorías de Download (descarga) y de Upload (subida). Además, en la parte de la derecha tenéis una barra de desplazamiento para ver el resto de adaptadores cuando tengáis más de cinco.

Por otro lado, en la barra de tareas de Windows, para mayor comodidad podéis encontrar un icono Network Meter para monitorizar vuestro tráfico de red y que da acceso al programa, por si lo queréis dejar en segundo plano.

Ejemplos prácticos de uso de Network Meter

Ahora vamos a seleccionar nuestra tarjeta de red Ethernet, entonces Network Meter nos mostrará una gráfica, junto a un resumen de estadísticas de mi tráfico de red.

En el lugar donde aparece el nombre de la tarjeta de red podremos ver dos elementos a tener en cuenta. El primero «Transfer» nos permite cambiar para ver la cantidad de MB enviados y recibidos a través de la red. El segundo «Speed» hace referencia a la velocidad de transferencia medido en Mbps. Además, pulsando en el botón Properties se abrirá una ventana que nos ofrecerá información sobre la tarjeta de red y su configuración.

También puede ofrecer información de varios interfaces de red a la vez. Esto es ideal, por ejemplo, por si estás trabajando con una interfaz virtual:

Cuando ya no queda espacio para la visualicen el resto de adaptadores de red, tendréis que ir viéndolos desplazando la barra que tenéis situada a la derecha.

Tal y como habéis visto, Network Meter permite monitorizar nuestra red local de forma rápida y sencilla, además, lo hace de forma muy completa por lo que podremos ver en detalle el tráfico de descarga y subida de las diferentes interfaces de red, ideal para saber qué está ocurriendo. También podremos ver la cantidad de tráfico intercambiado en la red local e Internet, todo ello de forma muy intuitiva.