No todo es bueno; puntos negativos de domotizar tu casa

No todo es bueno; puntos negativos de domotizar tu casa

Javier Jiménez

Cada vez tenemos más dispositivos disponibles para hacer nuestra casa más inteligente. Podemos utilizar sensores que midan la temperatura, detecten movimiento o nos ayuden a encontrar fugas. También podemos contar con bombillas inteligentes, frigoríficos con Wi-Fi o aires acondicionados que podemos controlar en remoto. Aunque todo esto tiene muchos puntos positivos, también podemos tener problemas. En este artículo vamos a hablar de las desventajas de la domótica.

Puntos negativos de hacer una vivienda inteligente

El objetivo es que conozcas cuáles son los puntos negativos que puedes encontrarte y así analizar si te conviene o no domotizar tu vivienda. Aunque tengas muchas ventajas, también verás que hay ciertas desventajas con las que debes contar.

Inversión económica

Lo primero que debes tener en cuenta es que domotizar la vivienda requiere de una inversión económica. Es cierto que hoy en día muchos dispositivos para hacer la casa inteligente han bajado notablemente de precio, pero igualmente suponen un coste y si vas a comprar muchos, de diferentes tipos, vas a gastar un dinero.

Lógicamente esto es algo que también te va a traer beneficios. Por ejemplo, hay electrodomésticos inteligentes que a la larga pueden ayudarte a ahorrar en la factura de la luz. Por tanto, aunque hagas una inversión económica importante de inicio puede que más adelante lo recuperes.

Necesidad de buena conexión

También debes saber que necesitas una buena conexión de Internet. Vas a conectar muchos dispositivos en tu hogar y eso requiere de una conexión inalámbrica que permita que tengan buena cobertura y además un buen router para que la red no se sature al tener tantos equipos conectados al mismo tiempo.

Esto va a hacer que a veces tengas que mejorar la red inalámbrica del hogar. Puede que tengas que instalar un sistema Mesh o dispositivos PLC para llevar la conexión de un lugar a otro sin problemas.

Aprendizaje

Otra cuestión a destacar es que domotizar la vivienda requiere también de un aprendizaje. Vas a tener que saber cómo funcionan los electrodomésticos inteligentes, pero especialmente cómo aprovechar realmente sus funciones para ahorrar energía o evitar problemas que puedan afectar al uso cotidiano.

Esto para algunas personas puede ser algo complicado. El salto de pasar de usar ciertos aparatos a otros más sofisticados e inteligentes puede ser algo difícil. Es un proceso necesario, pero que puede necesitar de un tiempo.

Necesidad de actualización

Además, un punto más que debemos mencionares que normalmente va a necesitar de una actualización constante. Esto quiere decir que tal vez compres un electrodoméstico inteligente, como puede ser un frigorífico, y en cuestión de pocos años quedar obsoleto al salir nuevas versiones mejoradas.

Esto de primeras puede no suponer un problema grave, pero sí lo es cuando ves que hay incompatibilidad con ciertas aplicaciones o que necesitas cambiar de dispositivo para que sea compatible con otro aparato que tienes en casa. Es algo que también va a requerir de una inversión siempre que ocurra.

En definitiva, como ves domotizar una vivienda es muy interesante pero también tiene sus puntos negativos. Es conveniente que los conozcas para que puedas poner en una balanza si te interesa o no.

1 Comentario