Nunca conectes estos aparatos antiguos o te arruinarás

Nunca conectes estos aparatos antiguos o te arruinarás

Javier Jiménez

Para poder ahorrar en la factura de la luz, algo fundamental es controlar qué tenemos enchufado en casa. Lógicamente no todos los aparatos consumen lo mismo y puede llegar a haber grandes diferencias incluso en un mismo tipo de dispositivo. Por ello en este artículo queremos hablar de qué aparatos o electrodomésticos antiguos no deberías conectar en casa si no quieres pagar mucho en la factura de la luz.

Qué aparatos antiguos gastan mucha luz

Los aparatos antiguos pueden llegar a consumir una parte muy importante de tu factura de la luz. Pueden consumir muchísimo más que un mismo equipo pero más moderno. Por un lado está el deterioro, ya que con el paso del tiempo pueden dejar de funcionar igual de bien y eso hacer que consuman más. Pero también están los avances en eficiencia energética que tienen los más modernos.

Frigoríficos

Sin duda el frigorífico es uno de los electrodomésticos que más consume. Es algo que está siempre encendido y, por tanto, necesita mantener una temperatura constante. Pero si hablamos de modelos antiguos, la diferencia en consumo puede ser realmente elevada si lo comparamos con los más actuales.

Por tanto, nunca conectes un frigorífico antiguo. No pienses que por enfriar poco o por no ser muy grande no va a consumir en exceso. Especialmente aquellos que tienen más de 20 años el consumo puede ser excesivo y para nada conviene tenerlos encendidos. Sale más rentable comprar uno nuevo, ya que en poco tiempo recuperarás la inversión.

Aires acondicionados

Algo similar ocurre con los aires acondicionados. Los que son muy antiguos pueden llegar a consumir mucho más que los actuales. No importa si lo utilizas en verano para enfriar la casa o si es invierno y solo quieres subir unos grados la temperatura ambiente. Además, ten en cuenta que pueden estar deteriorados y eso va a hacer que necesiten más recursos para funcionar.

Evita utilizar aparatos de este tipo. Incluso si no tienes uno tan antiguo pero necesitas cambiar la bomba de aire o repararlo por algún motivo, piénsalo bien antes ya que por poco más puedes comprar uno nuevo mucho más eficiente y seguro que te sale más a cuenta por el ahorro energético.

Estufas

También puede que tengas alguna estufa antigua en casa y tengas la tentación de usarla para calentar tu casa en invierno. Ten en cuenta que el consumo puede ser realmente excesivo si es muy antigua. Además, es posible que no caliente tanto como un modelo mucho más reciente y que además sea más pequeño.

Debes mirar bien el modelo que tienes, los años y el consumo que pueda tener. Es probable que si compras una estufa más moderna acabes ahorrando dinero y no gastes más de lo necesario en la factura de la luz.

Ahorrar luz al usar estufas en invierno

Lavadoras

También puede que tengas alguna lavadora vieja en casa, en un garaje o en cualquier lugar y pienses en utilizarla. Pero igual que en los casos anteriores, este tipo de electrodoméstico consume bastante y si se trata de un modelo antiguo puedes notar un incremento importante en la factura de la luz.

Los modelos más actuales son mucho más eficientes, utilizan programas eco y, en definitiva, van a ayudar a ahorrar en la factura de la luz mientras que los antiguos van a consumir mucho más.

Televisiones

Aunque no sea un aparato que consume tanto como los anteriores, el hecho de usarlo durante mucho tiempo sí que puede hacer que represente una parte importante de la factura. Por tanto, según el modelo que utilices puedes gastar más o menos dinero. Ahorrar con este tipo de electrodoméstico es importante.

Las televisiones actuales de pantalla LED consumen mucho menos que las antiguas. Especialmente si tienes un modelo muy viejo, de hace 20 años o más, no deberías utilizarlo puesto que va a consumir mucha luz. Evítalo siempre que sea posible. No pienses que por tener peor calidad van a consumir menos.

¡Sé el primero en comentar!