Si infectan tu equipo con ransomware tendrás que pagar más que nunca

Si infectan tu equipo con ransomware tendrás que pagar más que nunca

Javier Jiménez

Normalmente los ataques de seguridad informática se hacen más sofisticados, logran saltarse las medidas de seguridad y, también, llegan a más víctimas. Son muchas variedades, muchos tipos de malware que de una u otra forma pueden robar información, afectar al rendimiento del equipo, acceder a servidores y cuentas… Sin duda uno de ellos es el ransomware. Es una amenaza muy importante. Ahora nos hacemos eco de cómo una víctima va a tener que pagar más dinero que nunca en caso de un ataque de este tipo.

Aumenta el precio del rescate en un ataque ransomware

El objetivo de un pirata informático que lleve a cabo un ataque ransomware es cifrar los archivos o el sistema de un equipo. De esta forma la víctima no va a poder acceder con normalidad e incluso podría perder todo el contenido. Es algo que puede afectar tanto a usuarios particulares como también a empresas y organizaciones.

Ahora bien, lo cierto es que con el paso del tiempo la cantidad de rescate ha ido aumentando. Normalmente solicitan un pago a través de criptomonedas. En el último trimestre el precio medio ha crecido un 43%. Así lo indica la empresa de seguridad informática Coveware, en un informe.

Hay que tener en cuenta que esto es aún más significativo si vemos que unos meses atrás descendió algo el coste de tener que pagar un rescate de ransomware. Se debe principalmente a nuevas organizaciones que han comenzado a lanzar sus ataques o a otras ya existentes que han incrementado ahora sus amenazas. Es el caso de CloP, un grupo que ha estado muy activo y ha provocado que el precio del rescate suba considerablemente apuntando a empresas y organizaciones, principalmente. El tiempo de un ataque ransomware disminuye también.

Protección frente al ransomware

Ahora los ataques roban datos y amenazan con publicarlos

Si hablamos de un cambio importante que ha habido con el ransomware en los últimos tiempos es la manera en cómo buscan lucrarse. Ya no cifran únicamente archivos y sistemas y piden un rescate a cambio para lucrarse, sino que ahora también roban información confidencial y amenazan con publicarla.

Esto especialmente afecta a las empresas. Un grupo de ciberdelincuentes puede robar información importante de una organización y amenazar con enviarla a la competencia o publicarla en Internet para que cualquiera pueda ver el contenido.

Sin duda esto es un problema muy importante para muchas empresas que pagarán un cuantioso rescate para evitar ese problema, el cual podría causarle aún más pérdidas. Pero hay que tener en cuenta que en muchos casos incluso pagando no evitan que los sistemas no se recuperen o que los datos queden expuestos en la red. Ya vimos motivos para no pagar el ransomware.

Todo esto hace que sea fundamental evitar ser víctimas del ransomware. Hay que proteger los equipos correctamente, contar siempre con programas de seguridad, tener los sistemas actualizados y, lo más importante, el sentido común. Hay que evitar cometer errores que puedan permitir la entrada de ataques de este tipo y poner en riesgo nuestra privacidad. Esto es algo que debemos aplicarlo sin importar qué tipo de sistema operativo o dispositivo estemos utilizando.