Qué pasa si abro un correo Spam en mi PC o móvil

Qué pasa si abro un correo Spam en mi PC o móvil

José Antonio Lorenzo

El correo electrónico cada vez es un elemento más importante para nosotros. Ya sea para utilizarlo para el trabajo o la vida privada, se constituye como una forma importante de comunicación. Además, con la reducción del correo postal en papel por motivos ecológicos ha hecho que cada vez cobre más importancia. Los ciberdelincuentes no son ajenos a esta realidad y buscan maneras de sacar beneficios. Uno de los recursos que pueden utilizar para obtener réditos es el Spam. En este artículo vamos a hablar sobre qué pasa si abro un correo Spam y los riesgos conlleva.

Cuando hablamos de Spam nos enfrentamos a uno de los problemas más populares del correo electrónico. En un primer instante nos puede parecer que es algo molesto e inofensivo, pero en realidad también puede ser peligroso. A continuación, hablaremos de qué es el Spam, de sus riesgos y también de qué medidas podemos tomar para protegernos.

Qué es un correo Spam y peligros al abrir uno

Un correo Spam hace referencia a un correo basura o correo no deseado. Generalmente, se trata de mensajes de correo electrónico no solicitados, no deseados o con un remitente desconocido.

Hay que señalar que, en bastantes ocasiones, no son peligrosos. A veces, simplemente se trata de publicidad molesta que inunda la bandeja de entrada de nuestro correo electrónico. El Spam ralentiza toda la red y va a provocar un incremento en los costes de conexión para todos los usuarios de Internet.

Aunque hay que reconocer que los filtros anti-Spam han mejorado bastante, todavía se cuelan algunos mensajes a nuestra bandeja de entrada. Esto provoca pérdida de tiempo entre los trabajadores al tener que borrarlos, y una consecuente pérdida de productividad para la empresa. A esto tenemos que añadirle la irritación y descontento del usuario que tiene que lidiar con un correo Spam.

Luego también hay correos de Spam que tratan de recopilar datos personales. Este tipo de información tiene un gran valor comercial. Así, podrían utilizarse para los siguientes aspectos:

  • La inclusión en campañas publicitarias orientadas.
  • Para la suplantación de identidad.
  • Venta de la información a terceros.

Por lo tanto, hay que estar atentos y no rellenar ni responder a este de formularios en la que nos solicitan datos personales. No obstante, hay más riesgos que podrían afectar a nuestra seguridad como el Phishing y más que veremos a continuación.

El peligro del Phishing y el malware en un correo Spam

Por si no lo sabéis, un ataque de Phishing tiene como finalidad robar nuestras credenciales y contraseñas. Especialmente es un enlace o link a una página falsa, que aparenta ser legítima. Allí los usuarios tienen que introducir sus credenciales y esa información va a un servidor controlado por los atacantes.

El caso de los correos Spam relacionados con el Phishing es que tienen una particularidad. Este tipo de correos intentan parecer e-mails legítimos en la que nos muestran algún tipo de información importante.

En bastantes ocasiones tiene que ver con la banca on-line. Si os piden contraseñas o información personal desconfiad. El banco tiene una base de datos muy completa sobre nosotros y tiene todos los datos que necesita. Ante la duda, lo mejor es comprobarlo con la app del móvil de tu banco, entrando con un PC a través de un navegador web. Si es una cosa importante, seguro que se verá reflejada en la correspondencia del banco que viene, por ejemplo, en la app. Una cosa que os puede ayudar a profundizar sobre el tema es conocer la relación entre el Spam y el Phishing.

Por otro lado, a veces un correo Spam contiene archivos adjuntos. Estos archivos pueden tratarse de algún tipo de malware que termine infectando nuestros dispositivos. Por lo tanto, una forma de prevención básica, sería no abrir links de correos de fuentes desconocidas o de Spam y tampoco descargar archivos adjuntos. Por último, también conviene tener nuestros sistemas operativos actualizados, un buen antivirus y, si es posible, software anti-malware. Eso sin olvidarnos de otra herramienta muy importante: el sentido común.