¿Por qué va más rápido el Wi-Fi en el móvil que en el ordenador?

Cuando navegamos por Internet, descargamos archivos o trabajamos en la nube queremos que esas acciones se realicen lo más rápido posible. En este caso, lo que debemos hacer es tener una conexión a Internet que nos proporcione la velocidad necesaria para hacer nuestras cosas de forma fluida. Si no es así, nuestro siguiente paso sería contratar otra tarifa que nos ofrezca más velocidad. No obstante, aunque tengamos una conexión adecuada a nuestras necesidades veremos cosas que no concuerdan. Una de ellas puede ser que, con un equipo o dispositivo, vaya muy bien y en otro no tanto. Hoy vamos a ver por qué en algunas ocasiones va más rápido el Wi-Fi en el móvil que en el ordenador.

Lo primero que vamos a ver es por qué va más rápido el Wi-Fi en el móvil que en el ordenador, explicando sus posibles causas. Luego aportamos una serie de posibles soluciones que nos van a poder ayudar a solventar este problema.

Razones de por qué va más rápido el Wi-Fi en un móvil

Lo que tenemos que hacer para tener claras nuestras expectativas sobre lo que podemos esperar respecto a la velocidad de nuestros dispositivos, será conocer sus especificaciones inalámbricas. Aquí nos tendríamos que fijar en la normativa que soporta y la velocidad máxima teórica que puede alcanzar, por ejemplo, la 802.11ac. También las bandas en las que puede operar, lo normal sería que pudiesen operar tanto en la banda de 2.4 GHz como la de 5 GHz. Luego tendríamos que averiguar estos aspectos en los siguientes equipos:

  1. El router.
  2. Ese ordenador de sobremesa o portátil.
  3. El smartphone.

Un caso que explica por qué va más rápido el Wi-Fi en un smartphone que en un ordenador puede ser debido a un simple error en la configuración. Así, puede ser que tengamos el ordenador conectado a la banda de 2.4 GHz que es más lenta, en vez de a la de 5 GHz. Entonces, simplemente nos conectamos a ella para lo que deberemos introducir la contraseña si no lo hemos hecho antes. Este fallo es muy típico cuando estamos relativamente cerca del router.

Por otra parte, se puede dar este fallo a la inversa si estamos muy alejados del router. En ese caso las conexiones de la banda de 2.4 GHz que soporta mejor la distancia en situaciones puntuales podrían superar en velocidad a las de 5GHz. Por lo tanto, un error muy típico que solemos tener es la elección equivocada de banda. Quizás os pueda interesar conocer algunas soluciones para resolver problemas con la velocidad de Internet.

El otro caso tendría que ver con que tuvieran unas capacidades inalámbricas muy diferentes y en las que el router no fuera un factor limitante. Esto se daría cuando:

  1. El smartphone soporta el mismo estándar Wi-Fi que el router o superior.
  2. Ese ordenador tiene un adaptador con una normativa Wi-Fi inferior a la del router.

Cómo hacer que el PC obtenga la misma velocidad que el móvil

El causante de por qué va más rápido el Wi-Fi en un smartphone que en ese ordenador tiene un claro culpable. Está claro que no está dotado del hardware necesario para poder conectarse a esa velocidad. El elemento que no nos permite hacerlo es el adaptador de red Wi-Fi de nuestro ordenador de sobremesa o portátil. Luego, tras realizar su sustitución si no obtenemos los resultados deseados, puede ser porque el equipo es muy antiguo. Por lo tanto, no siempre poner un adaptador Wi-Fi último modelo puede ser la solución. Antes de comprar nada lo ideal sería hacer un test de velocidad por cable de red para ver qué velocidad podría alcanzar como mucho.

En portátiles relativamente modernos que todavía dan buen rendimiento, en bastantes ocasiones nos encontramos con que su tarjeta Wi-Fi soporta el estándar 802.11n. Esto significa que sólo soporta la banda de 2.4 GHz y no va a poder utilizar la de 5GHz que proporciona una mayor velocidad. También podemos tener una velocidad del Wi-Fi baja relacionada con la velocidad de sincronización.

En resumen si queremos obtener una mayor velocidad en estos equipos compraremos:

  • Una tarjeta mini PCI Express para el portátil que sea compatible con su placa base.
  • La tarjeta de red Wi-Fi PCI Express para el ordenador de sobremesa.
  • Una adaptador Wi-Fi USB 3.0, que podríamos usar tanto en ordenadores de sobremesa como portátiles. Mínimo sus puertos deberían ser USB 3.0, de lo contrario no podremos conseguir velocidades superiores a los 300Mbps aproximadamente.

Como habéis podido observar, las causas de por qué va más rápido el Wi-Fi en el móvil que en el ordenador suelen tener que ver con un error de configuración o una tarjeta de red Wi-Fi anticuada en el ordenador portátil, debemos tener en cuenta que los smartphones los cambios con mayor frecuencia, cada dos o tres años, sin embargo, los portátiles los solemos cambiar cada 5 o 7 años aproximadamente.

¡Sé el primero en comentar!