Synology DS718+


Esta ocasión, nuestro protagonista es un servidor NAS del fabricante taiwanés Synology. Para ser más precisos, se trata del modelo Synology DS718+, orientado sobre todo a aquellos usuarios que necesiten un alto rendimiento y capacidad de transcodificación de contenido multimedia. Podríamos decir que está ubicado dentro de la gama media-alta de este fabricante. Este NAS permitirá al usuario disfrutar de contenido Full HD y 4K en streaming sin ningún problema.

Si por algo destaca Synology es de ofrecer un catálogo de productos lo suficientemente amplio como para que un usuario sea capaz de encontrar el dispositivo que mejor se adapte a sus necesidades. Además de esto, el equipo de este portal posee especial predilección por DiskStation Manager (es decir, DSM), el sistema operativo con el que el usuario podrá configurar y gestionar de forma sencilla los dispositivos de este fabricante. Y es que, lo verdaderamente importante de estos dispositivos es el sistema operativo, permitiendo que los usuarios puedan instalar programas adicionales para dotarle de más funciones, y así cumplir con lo requerido.

El Synology DS718+ cuenta con un procesador Intel de 4 núcleos a una velocidad de 1.5GHz, capaz de alcanzar hasta los 2,3 GHz de frecuencia de reloj cuando se le exija. Está acompañado de 2 GB de RAM, pudiéndose ampliar hasta los 6 GB, según la documentación del fabricante. La unidad que vamos a analizar posee 2 GB, es decir, la cantidad por defecto. Si se quisiera ampliar, deberíamos utilizar memoria física de tipo SO-DIMM DDR3. O lo que es lo mismo, las utilizadas en Mini PCs o equipos portátiles.

Es compatible con discos duros de 3,5″ y de 2,5″, tanto mecánicos como en estado sólido (SSD). Las bahías están adaptadas para poder realizar el montaje de los discos en muy poco tiempo y de forma sencilla. Relacionado con esto, indicar que el usuario dispondrá de hasta 24 TB de almacenamiento, una cifra que variará en función del tipo de volumen escogido. Además de los conocidos RAID 0, RAID 1 y JBOD, el usuario tendrá disponible la posibilidad de hacer uso de SHR (Synology Hybrid RAID). Un volumen desarrollado por el equipo de Synology que permite maximizar la utilización de los discos.

EUR 457,12 EUR

En lo que se refiere a conexiones, cuenta con tres puertos USB 3.0, dos puertos Gigabit Ethernet compatibles con Link Aggregation y una conexión eSATA.

Pero no queremos desgranar más detalles antes de comenzar con el análisis propiamente dicho. Antes de nada, vamos a enumerar aquellas características del NAS Synology DS718+ que consideramos más importantes.

Características Técnicas del Synology DS718+

  • CPU: Intel Celeron J3455 Quad-Core a 1.5GHz, con posibilidad de aumentar la frecuencia hasta los 2,3 GHz y soporte para cifrado AES-NI.
  • RAM: Memoria RAM de 2 GB, ampliable hasta 6GB. El modelo analizado posee 2 GB.
  • Puertos USB: Tres USB 3.0. Uno en la parte delantera y dos en la trasera.
  • LAN: 2 puertos Gigabit Ethernet (10/100/1000 Mbps) con soporte Link Aggregation.
  • Tipos de disco duro soportados: dos discos de 3,5 pulgadas o 2,5 pulgadas (Sata II/III) y con unidades de estado sólido SSD.
  • Capacidad máxima por disco: 12TB por disco lo que hace una capacidad máxima de 24TB.
  • Fuente de alimentación: Externa, ofreciendo una tensión de corriente de 12V y una intensidad de 5,4A, lo que hace un total de 65W.
  • Sistema operativo: Sistema operativo propietarios Synology DiskStation Manager (DSM)
  • Dimensiones: 157 mm x 103.5 mm x 232 mm

Análisis Externo

Después de un vistazo rápido a las características de este dispositivo, nos metemos de lleno con el análisis externo tanto del embalaje, como del hardware protagonista. Pero antes, os dejamos el videounboxing que está disponible en el perfil de RedesZone en Youtube:

Para que el proceso sea mucho más ordenado, vamos a dividir el análisis externo en:

  • Embalaje
  • Accesorios
  • NAS

Embalaje

Comenzamos con el embalaje. Lo primero que nos encontramos es una caja bastante compacta (no hay que dejarse engañar por las imágenes). En el frontal de la misma nos topamos con una pegatina que permite vislumbrar alguna de las características hardware de este dispositivo. Para ser más precisos, está adherida a la parte superior derecha, donde también podemos apreciar una imagen en tamaño reducido del dispositivo, el modelo y el número de bahías. En nuestro caso, dos que permiten obtener una capacidad total de 24 TB, como ya hemos mencionado.

En esta etiqueta observamos que el NAS posee una CPU de 4 núcleos con el motor de cifrado AES-NI, transcodificación de vídeos en resolución 4K, dos puertos Gigabit Ethernet compatibles con la funcionalidad Link Aggregation y la posibilidad de aumentar tanto el espacio de almacenamiento como la memoria RAM.

Synology DS718+ imagen frontal de la caja

Los laterales también los utiliza el fabricante para ofrecer información adicional. Por ejemplo, si nos dirigimos al derecho tomando como referencia la imagen anterior, nos encontramos con que el fabricante ha indicado que el dispositivo permite la compartición de archivos de forma sencilla entre varios dispositivos, incluido a través de servicios cloud propios, acceso al dispositivo desde Internet, gracias a la nube del fabricante y al servicio de DNS dinámico totalmente gratuito o la posibilidad de sincronizar contenidos vía cloud. A todo esto, es necesario añadir las funciones multimedia, permitiendo la descarga y el visionado de contenidos a través del “Media Center”. Por último, destacar su compatibilidad con Windows, Linux y macOS si hablamos de sistemas operativos de escritorio o Android, iOS o Windows Phone en lo que se refiere a dispositivos móviles.

La información que alberga el otro lateral podríamos considerarla mucho más técnica, o al menos, no tan comercial, como la del otro lateral. El usuario cuenta con aplicaciones compatibles con dispositivos móviles, la capacidad de grabar cámaras de videovigilancia, la realización de copias de seguridad manuales o programadas de equipos o de otros NAS o la securización de los archivos almacenados en el volumen.

En la parte trasera de la caja de este dispositivo encontramos otra pegatina con más información del NAS. Además de algunas especificaciones técnicas, nos topamos con un esquema en el que aparecen identificadas aquellas partes o elementos más importantes del dispositivo.

En lo que se refiere a especificaciones, podemos encontrar:

  • Compatible con discos de 3,5″ y 2,5″
  • 3 puertos USB 3.0 y conexión eSATA
  • Dos puertos Gigabit Ethernet
  • El tamaño del dispositivo (157 mm x 103.5 mm x 232 mm)
  • Peso de 1,74 kilogramos (Sin discos)
  • Garantía del fabricante de tres años

Apertura de la caja del Synology DS718+

Aprovechando que hemos llegado al final del análisis externo del embalaje, y que hemos realizado la apertura del mismo, indicar que, en la pegatina de la parte trasera, también se puede observar el contenido del embalaje que procedemos a continuación a citar:

  • NAS Synology DS718+
  • Cable de alimentación
  • Transformador de corriente
  • Accesorios varios (Tornillos para anclaje de discos SSD y llave para bloqueo de apertura de bahías)
  • Guía rápida de instalación
  • 2 cables de red RJ-45

dejando atrás el análisis externo del embalaje, ha llegado el momento de echar un vistazo a todos los accesorios que acompañan a este NAS.

Accesorios

El apartado anterior le hemos finalizado con una imagen de todo el contenido en la caja. Esta comenzamos con una instantánea de todo el contenido del embalaje presentado encima de la mesa.

Accesorios contenidos en el embalaje del Synology DS718+

Ahora procederemos a dedicar unas palabras a cada uno de los accesorios del NAS, antes de meternos de lleno con el unboxing del Synology DS718+.

En primer lugar, es el turno para los cables de red, para ser más precisos dos CAT5e. Es un detalle por parte del fabricante realizar la inclusión de dos unidades, sobre todo porque el dispositivo es compatible con Link Aggregation, y los tendremos que utilizar si queremos sacar el máximo partido. Su longitud es de aproximadamente 1,5 metros, suficiente en la mayoría de los casos para salvar la distancia que separa el NAS del router/switch al que debe conectarse.

Cables de red incluidos con el Synology DS718+

En lo que se refiere a la fuente de alimentación y su cable, indicar en primer lugar que es el “mal” al que deben hacer uso los usuarios y que deben tener en cuenta a la hora de adquirir uno de estos dispositivos. No es un problema aislado, sino que es algo común a todos los fabricantes. Se busca minimizar el máximo el tamaño de la unidad de almacenamiento. Por este motivo, es necesario externalizar algunos componentes, entre ellos el transformador.

El cable de alimentación posee unos 70 centímetros de longitud, mientras que el propio de la fuente de alimentación que servirá para alimentar el NAS alcance unos 1,25 metros. Tal y como sucede con los cables de red, deben ser unas medidas más suficientes para salvar la distancia que separa el enchufe de la ubicación final del NAS. Proporciona una tensión de corriente eléctrica de 12V, y una intensidad de 5,41A

Cable de alimentación del transformador del Synology DS718+

En el apartado de “accesorios varios”, podríamos decir que, además de una guía de instalación rápida que encontramos en inglés y donde el usuario puede consultar las conexiones o cómo realizar la primera configuración del dispositivo, se incluye una llave de plástico y 8 tornillos. No os equivoquéis. Los tornillos se utilizarán para anclar las unidades de disco de 2,5″ a las bahías. Las de 3,5″ se anclan con la ayuda de unas piezas de plástico laterales. La llave incluida permite bloquear la apertura de las bahías del NAS, para que no se produzca su apertura de forma accidental.

Guía rápida de instalación del Synology DS718+

En lo que se refiere al apartado de accesorios, hemos terminado. Destacar el detalle de incluir los dos cables de red para que el usuario pueda hacer uso del NAS con una configuración de puertos Link Aggregation. También puede resultar más que interesante la llave para el bloqueo de las bahías del NAS. Son pequeños detalles, pero al final podría decirse que marcan la diferencia, sobre todo a la hora de confeccionar las conclusiones finales y echar un vistazo al precio de esta unidad.

NAS Synolgy DS718+

Por fin, el momento que muchos esperabais. Vamos a descubrir todo lo relacionado con el NAS Synology DS718+. Indicar que, todo lo que contiene la caja está correctamente plastificado para evitar que sufra desperfectos. En el caso del dispositivo no es una excepción, y esto queda claro si observamos la siguiente imagen:

NAS Synology DS718+ embalado

Una vez nos hemos desecho de la funda de plástico, queda clara una cosa: la altura del NAS es inferior a las de otros modelos de este fabricante de dos bahías. En RedesZone hemos tenido la oportunidad de probar varios modelos con configuraciones de dos bahías, y este nos ha sorprendido.

En lo que se refiere a la carcasa, decir que se mantiene el negro característico de la mayoría de modelos del fabricante. Los laterales quedan reservados al logotipo de la marca, utilizados para ubicar una rendija que sirve como ventilación. La parte superior es completamente lisa y limpia de cualquier elemento. El frontal, queda de nuevo reservado para las dos bahías, los indicadores LED, el botón de encendido y apagado, el botón de reset y el puerto USB 3.0.

La parte trasera queda reservada para el ventilador que será el encargado de refrigerar el sistema, tanto a nivel de hardware como los discos duros. Acompañando al ventilador trasera encontramos los dos puertos USB 3.0, los dos puertos de red Gigabit Ethernet compatibles con Link Aggregation y el puerto eSATA. Además, podemos encontrar el puerto Kensington y el botón de reset, para devolver el sistema a valores de fábrica (no afecta a los datos de los volúmenes).

Una vez más, Synology nos sorprende con un diseño básico pero muy robusto, algo que se puede verificar en la siguiente imagen:

Detalle del aluminio de la parte inferior de la carcasa del NAS Synology DS718+

La parte inferior nos deja ver que el chasis interior es de aluminio, mientras que la carcasa sirve para aderezar la apariencia. Por lo tanto, la robustez de este dispositivo y la protección de la electrónica interior está más que asegurada.

Dentro nos encontramos con la CPU Intel Celeron J3455, con una frecuencia base de 1,5 GHz, utilizada para aquellas tareas más básicas y con menos necesidades de CPU, y los 2,3 GHz, siempre y cuando sea necesarios, gracias al modo boost. En el caso del dispositivo de pruebas, estamos hablando de 2 GB de RAM, ampliables hasta los 6 GB. Es decir, el usuario puede confeccionar un gran dispositivo NAS. Con la presencia de ese procesador, entendemos que la transcodificación 4K sea un juego de niños.

Aún no hemos hablado de su precio, pero creemos que es un buen momento, al menos para mencionarlo. Si es adecuado o no lo justificaremos con la valoración final y después de las pruebas a las que le someteremos. Esta unidad, sin discos duros y con esa RAM posee un valor en el mercado que ronda los 460 euros.

En el apartado de accesorios hemos hablado de una llave de plástico que sirve para bloquear la apertura de las bahías. Ahora es el momento de ver esto con mucho más detalle.

Cierres de las bahías del NAS Synology DS718+ abiertas

Al extraer las dos bahías, observamos que son completamente de plástico. La sensación que ofrecen es de cierta debilidad. Pero esto es una percepción nuestra y que puede resultar incluso subjetiva para más de uno. En nuestro caso, hubiésemos preferido la utilización de una mezcla de aluminio con plástico, ofreciendo de esta forma una mayor solidez. El sistema de anclaje o cierre de la bahía radica en un pulsador que acciona unas pestañas ubicadas en la parte superior. Con este sistema se retiene la bahía. Si a esto añadimos la llave de bloqueo, se evita la extracción de forma accidental o no autorizada de las unidades de almacenamiento instaladas.

Como ya hemos indicado anteriormente, el frontal queda reservado para los indicadores LED, botones de apagado y reinicio y el puerto USB 3.0. En las dos imágenes siguientes se aprecia estos que comentamos en mayor detalle:

Las funciones de los indicadores LED son:

  • Status: Indicar si el sistema funciona de forma correcta. En caso de fallo de algún componente parpadeará en color naranja y emitirá un pitido.
  • LAN 1 y LAN 2: Si existe o no actividad en los puertos de red y si están correctamente conectados a un switch/router.

De la parte trasera, queremos destacar:

  • Los dos puertos USB 3.0
  • Puerto e-SATA
  • Botón de reset
  • Puertos de red Gigabit Ethernet

Por parte del fabricante es un acierto incluir en el frontal del dispositivo un puerto USB 3.0 que podríamos considerar de fácil acceso. Adicionalmente, el usuario podrá encontrar una pegatina con el número de serie del dispositivo y las dos direcciones MAC, correspondiente con las dos tarjetas de red existentes en el Synology DS718+.

Para ir poniendo el punto y final a este análisis externo del Synology DS718+, indicar que todo el interior se encuentra correctamente organizado y su espacio optimizado. De esta forma, el fabricante ha podido reducir la altura. 24 TB en un dispositivo de dimensiones más que reducidas y que se puede ubicar sin ningún problema en un entorno de escritorio. Aunque es cierto que aún nos queda por evaluar si resulta ruidoso y molesto.

En la siguiente imagen se pueden ver los dos puertos SATA, con la correspondiente alimentación del disco. Al fondo, el ventilador, junto con el disipador del procesador en el lateral derecho.

Conectores SATA del NAS Synology DS718+

En la siguiente imagen buscamos otro enfoque del dispositivo. Aunque no se ve tan claro como queríamos, podemos apreciar el disipador de la CPU Intel, basado única y exclusivamente en ventilación pasiva, junto con el módulo de 2 GB de memoria RAM. Justo en la parte delantera, se puede observar el slot para que el usuario realice la ampliación hasta los 6 GB, siempre y cuando crea necesario y utilizando módulo SO-DIMM.

Detalle del disipador del procesador del Synology DS718+

Hasta aquí llega nuestro análisis externo. Destacar sobre todo el cuidado diseño del dispositivo y la optimización del espacio, lo que ha permitido la reducción de la altura. Un detalle positivo es sin lugar a dudas el sistema de extracción e instalación de las bahías y la llave de cierre. Ampliar la memoria RAM no es un problema. El usuario dispone de un acceso relativamente fácil al slot vacío. Para ser más precisos, es el primer elemento con que se topa el usuario, justo antes del procesador y su disipador.

Banco de Pruebas

Después del análisis externo, es necesario comprobar cuál es el rendimiento que ofrece este servidor NAS. Es decir, determinar cuál es la velocidad de escritura y lectura reales, tanto en los discos internos, como en aquellos extraíbles conectados a través de los puertos USB. También comprobaremos el funcionamiento del servidor DLNA.

Para realizar estas pruebas nos vamos a servir de los siguientes elementos:

  • NAS Synology DS718+
  • Router TP-Link Archer C9 (Configuración)
  • Switch Edimax GS-5008PL (Aportará la posibilidad de utilizar Link Aggregation)
  • PC sobremesa con Windows 10, tarjeta Gigabit Ethernet y software Cristal Disk Mark
  • MacBook Pro con Windows 7, tarjeta de red Gigabit Ethernet y software Crystal Disk Mark
  • Discos duros WD Red de 4 TB

Prueba discos duros WD Red en Synology DS718+

Pruebas de velocidad de los discos duros internos

Para comprobar el rendimiento, vamos a utilizar diferentes configuraciones del volumen de los discos duros internos. Teniendo en cuenta que disponemos de dos bahías, las combinaciones posibles son, por decirlo de alguna manera, reducidas, o al menos en comparación con un NAS de 4 o más discos. Utilizaremos las siguientes configuraciones:

  • RAID 0 sin cifrado de disco
  • RAID 0 con cifrado de disco
  • RAID 1 sin cifrado de disco
  • RAID 1 con cifrado de disco
  • JBOD sin cifrado de disco
  • JBOD con cifrado de disco
  • SHR sin cifrado de disco
  • SHR con cifrado de disco

Antes de nada, queremos hacer un pequeño inciso en el análisis para explicar brevemente en qué consiste el volumen SHR. Muchos cometen el error de compararlo con un RAID 1 desarrollado por Synology. Sin embargo, no es del todo correcto. Imaginemos por un momento que se utilizan dos discos para crear un RAID 1. Uno de ellos es de 1 TB y el otro de 2 TB. La confección del volumen se realizará de acuerdo al más pequeño. Es decir, 1 TB en espejo, desperdiciando 1 TB. El funcionamiento de SHR es diferente con respecto a este. Esta optimizado para crear redundancia de datos, pero utilizando el espacio total de almacenamiento. De esta forma será posible hacer uso de los 3 TB. Si no se poseen discos de igual tamaño, sin lugar a dudas, se trata de una buena opción. Desde el fabricante indican que también se trata de una buena opción si no se tiene suficiente experiencia a la hora de configurar volúmenes.

Dicho esto, retomamos el análisis con las pruebas utilizando el protocolo CIFS/SMB, FTP y la opción segura FTPES.

Antes de comenzar la prueba, nos hemos molestado en configurar un escenario con Link Aggregation, gracias al switch citado anteriormente y los dos equipos. La idea es lanzar de forma simultánea el software en ambos dispositivos y al finalizar en cada uno realizar la suma de los valores.

A continuación, podemos ver las diferentes velocidades de lectura y escritura obtenidas a través del protocolo CIFS/SMB se pueden comprobar en la siguiente tabla (rendimiento secuencial utilizando bloques de 64 KB):

Volumen Cifrado Velocidad de lectura máxima Velocidad de escritura máxima
RAID0 Sin cifrado de disco 218 MB/s 170 MB/s
Con cifrado de disco 207 MB/s 162 MB/s
RAID1 Sin cifrado de disco 215 MB/s 170 MB/s
Con cifrado de disco 206 MB/s 166 MB/s
JBOD Sin cifrado de disco  217 MB/s 172 MB/s
Con cifrado de disco 204 MB/s 168 MB/s
SHR Sin cifrado de disco 217 MB/s 169 MB/s
Con cifrado de disco 208 MB/s 164 MB/s

En cuanto a los resultados de las pruebas utilizando los protocolos FTP y FTPES, los recogemos en la siguiente tabla:

Volumen Cifrado Servicio Velocidad de lectura máxima Velocidad de escritura máxima
RAID0 Sin cifrado de disco FTP 215 MB/s 170 MB/s
Sin cifrado de disco FTPES 212 MB/s 166 MB/s
Con cifrado de disco FTP 210 MB/s 168 MB/s
Con cifrado de disco FTPES 209 MB/s 160 MB/s
RAID1 Sin cifrado de disco FTP 211 MB/s 171 MB/s
Sin cifrado de disco FTPES 210 MB/s 167 MB/s
Con cifrado de disco FTP 208 MB/s 167 MB/s
Con cifrado de disco FTPES 206 MB/s 166 MB/s
JBOD Sin cifrado de disco FTP 211 MB/s 172 MB/s
Sin cifrado de disco FTPES 210 MB/s 168 MB/s
Con cifrado de disco FTP 207 MB/s 170 MB/s
Con cifrado de disco FTPES 207 MB/s 166 MB/s
SHR Sin cifrado de disco FTP 209 MB/s 169 MB/s
Sin cifrado de disco FTPES 208 MB/s 168 MB/s
Con cifrado de disco FTP 204 MB/s 168 MB/s
Con cifrado de disco FTPES 204 MB/s 165 MB/s

Tal y como se ha podido apreciar, los resultados son más que destacables y se cumple lo que nos temíamos: haciendo uso de un solo PC, no se le saca todo el partido a este dispositivo. El cuello de botella radica sobre el puerto Gigabit Ethernet. El rendimiento haciendo uso de Link Aggregation es muy bueno, aproximándose a las cifras ofrecidas por el fabricante en la página web del producto, donde se pueden observar velocidades de escritura de hasta 188 MB/s y de lectura de hasta 226.

Pruebas de velocidad de lectura y escritura de discos duros externos

Un elemento importante del NAS son los tres puertos USB 3.0. Por este motivo, tampoco hemos querido desaprovechar la oportunidad de hacer unas pruebas utilizando Samba, FTP y FTPES. Para estas pruebas, además de un disco duro externo Silicon Power Armor A80, al igual que en las pruebas anteriores, nos hemos valido de una configuración Link Aggregation y los dos PCs, utilizando de forma concurrente Crystal Disk Mark en ambos.

SAMBA:

  • NTFS-> Lectura: 107 MB/s ; Escritura: 106 MB/s.

FTP:

  • NTFS-> Lectura: 105 MB/s ; Escritura: 102 MB/s.

FTPES:

  • NTFS-> Lectura: 103 MB/s ; Escritura: 102 MB/s.

A diferencia del uso de disco internos, en el caso de los externos conectados a través de los puertos USB, un PC con tarjeta Gigabit Ethernet podría sacar el máximo partido de acuerdo con las pruebas realizadas. Es cierto que se encuentra muy cerca del límite del estándar, pero en ningún momento se alcanza. A pesar de todo, son unas velocidades de lectura y escritura muy buenas.

Servidor DLNA

Teniendo en cuenta que nos encontramos ante un dispositivo enfocado hacia un uso multimedia, no podíamos desaprovechar la oportunidad de hacer la prueba. Para ello nos hemos valido de la aplicación propietaria. Hemos utilizado el cliente de descargas para realizar la obtención de un vídeo y llevar a cabo su reproducción en un televisor. El resultado ha sido satisfactorio. No solo es muy fácil de configurar. El servidor posee mucho margen con ese procesador. Si finalmente se opta por un aumento de la RAM será capaz de hacer frente a cualquier tarea con máxima determinación y soltura. Pero como hemos probado la unidad de 2 GB, decir que para el uso que nosotros hemos dado (reproducción de contenido multimedia, servicio en la nube y transferencias SAMBA) es más que suficiente y ofrece muy buenos resultados.

Y lo más importante para muchos: Es compatible con Plex.

Primeras conclusiones del rendimiento de este NAS

Solo podemos decir una cosa: un rendimiento sobresaliente. Indicar que, se cumple lo que esperábamos: la aparición de cuello de botella si se utiliza una sola interfaz de red. De ahí que hayamos decidido llevar a cabo las pruebas desde el primer momento con dos equipos y un switch compatible con Link Aggregation. En las pruebas con los diferentes volúmenes, haciendo uso de SAMBA y FTP/FTPES, el rendimiento es muy próximo al marcado por el fabricante como límite, obteniendo valores cercanos a los 226 MB/s de lectura y 188 MB/s de escritura.

La utilización de cifrado con el procesador Intel equipado no es un problema, y se mantienen las velocidades con respecto a las mediciones en las que no se aplica ningún tipo de cifrado.

Donde apreciamos una bajada de las prestaciones es en las operaciones con unidades conectadas al puerto USB 3.0, alejándose un poco de estas cifras que hemos citado. Para descartar posibles problemas, hemos repetido las pruebas con un disco duro USB WD. Los valores obtenidos han sido similares a los del Silicon Power Armor A80, así que hemos optado por dejar las de este. A pesar de todo, velocidades de lectura y escritura de más de 100 MB/s son muy buenas.

Dado que uno de los platos fuertes es la capacidad multimedia de este NAS, hemos querido realizar la descarga y reproducción de contenido en nuestro televisor. El resultado ha sido fantástico, sin ningún problema y con máxima fluidez. Desde luego, este NAS ofrece muchas posibilidades, y es capaz de hacer frente varias tareas de forma concurrente sin ningún problema.

Evaluación de la usabilidad y confort durante el uso del NAS

Menú de configuración web (Evaluación de DSM)

Tal y como es habitual, queremos realizar un breve repaso al menú de configuración de DSM, por el que tenemos especial predilección en RedesZone. Si seguís nuestros análisis con frecuencia, sabréis que, para acceder a este menú, es necesario introducir la dirección IP en nuestro navegador web. Por este motivo, resulta más que recomendable asignar una IP estática.

Para localizar el NAS por primera vez, nos podemos valer de Synology Web Assistant.

Con esta aplicación web, será sencillo hasta reutilizar discos de otros NAS Synology sin perder la información ni el volumen previamente configurado.

Si se quiere empezar desde cero, tampoco existe ningún impedimento:

No hay mejor forma de hacerlo que a través de un vídeo, sobre todo por la gran cantidad de opciones existentes. Por lo tanto, os dejamos con el recorrido virtual por la interfaz de configuración del NAS Synology DS718+:

Tal y como se puede observar, una gran cantidad de opciones, pero configurables de una forma muy sencilla. Al igual que en versiones anteriores, desde Synology continúan haciendo un buen trabajo con DiskStation Manager.

Temperatura de funcionamiento

En el análisis externo del Synology DS718+ ya hemos tenido la oportunidad de comprobar la ubicación del único ventilador, cuyas dimensiones recordamos a continuación: 92 mm x 92 mm x 1 pcs. Cuenta con tres posibles modos de funcionamiento:

  • Silencioso
  • Fresco
  • Máximo rendimiento (Uso total de las RPM)

En nuestro caso, hemos querido hacer todas las pruebas de rendimiento anteriores con el ventilador configurado en Modo Fresco (evitando los extremos), ni muy silencioso ni muy ruidoso. De entrada, indicar que el ventilador no se oye. Es cierto que los discos duros WD no destacan por ser de los más silenciosos, pero en ningún momento se precia que está encendido el ventilador del NAS, incluso con los discos en hibernación.

Al iniciar el sistema, pronto la temperatura de los discos sube hasta los 32 grados (lo normal) y en el caso del chasis del sistema hasta los 47 grados. La realización de las pruebas nos ha permitido comprobar que la temperatura de los discos y la del sistema apenas ha variado. En el caso de los primeros ascendió hasta los 35-36 grados, mientras que el sistema se quedó en 50 grados. Temperaturas que no están nada mal, sobre todo teniendo en cuenta que el ventilador no estaba girando al régimen máximo de revoluciones.

En este apartado, ha quedado patente la importancia de dejar siempre despejada la parte trasera u frontal de los dispositivos, de esta forma ayudaremos a que el flujo de aire sea el correcto y ayudar a la ventilación del NAS.

Ruido y consumo energético

Dos aspectos importantes y que cada vez son más observados por parte de los usuarios. Durante nuestro uso, hemos querido recoger nuestras impresiones sobre estos dos aspectos, el ruido generado por la unidad y el consumo energético y como el NAS lo cuida.

En el caso del primero, se trata de algo fundamental si se trata de un equipo que vamos a instalar en un escritorio. Durante las pruebas que hemos realizado, indicar que el ruido ha sido nulo por parte del NAS. Es cierto que los discos duros WD no destacan por ser unidades especialmente silenciosas, sobre todo si hay procesos de lectura/escritura involucrados. El ventilador ha funcionado en todo momento en “Modo Fresco”. En este modo no solo se consigue mantener el sistema dentro de unas temperaturas de funcionamiento adecuadas, sino que el ruido del ventilador es imperceptible. Entra en juego, sobre todo, que el dispositivo es nuevo. Sin embargo, si el ventilador trasero se deteriora en exceso, podemos llevar a cabo su sustitución por otro. Al fin de cuentas, el precio aproximado y tirando a lo alto será como mucho de 15 euros.

Hablando del consumo energético, se trata de algo bastante refinado por parte de Synology. El sistema realiza un consumo en carga máxima de 20,1 W. Sin embargo, DSM posee unas funciones que permiten maximizar el ahorro de energía. De esta forma, en situaciones en las que el uso es poco intensivo o con operaciones escasas de lectura/escritura de disco duro, el sistema entra en modo hibernación, apagando todo aquello que no es necesario, incluyendo los discos duros o los puertos USB. De esta forma, se logra reducir el consumo energético hasta los 9,1 W, una cifra a tener en cuenta y destacable.

Sin lugar a dudas, el fabricante ha realizado un buen trabajo en estos dos aspectos.

Conclusiones Finales

Puntos Fuertes

  • Rendimiento: Velocidades de lectura y escritura superiores a los 200 MB/s y 170 MB/s, respectivamente.
  • Buena refrigeración gracias al ventilador trasero, además de silencioso.
  • Sistema operativo DSM
  • Transcodificación de vídeo 4K
  • Carcasa de plástico muy robusta que contribuye a la reducción del peso
  • Link Aggregation en los puertos de red que permite obtener el máximo rendimiento del dispositivo.
  • Aunque en plena carga puede consumir más de 20W, con el modo ahorro de energía el NAS puede funcionar utilizando solo 9W.

Puntos Débiles

  • El plástico de las bahías de los discos duros parece algo débil. Un diseño conjunto con partes de aluminio habría sido lo idóneo.
  • Tiempo de creación de nuevos volúmenes. Aunque es un problema que se puede extrapolar a todos los NAS.
  • Precio: Aunque el rendimiento es bueno y muy destacable, existen dispositivos con un rendimiento similar, con 4GB y algún añadido en el apartado multimedia por menos incluso de 400 euros.

Valoración Final

Las especificaciones técnicas de este NAS asustan. Un procesador de cuatro núcleos como es el Intel Celeron J3455 y con modo boost, además de los 2 GB de RAM, son sinónimo de solvencia a la hora de realizar las tareas que necesite el usuario, incluso las más exigentes. Por si fuera poco, el usuario puede ampliar la RAM hasta los 6 GB si lo necesita. Es decir, tiene un buen aliado en el apartado del almacenamiento doméstico.

En el laboratorio de pruebas hemos hecho valer los dos puertos Gigabit Ethernet, obteniendo cifras de lectura y escritura superiores a los 200 MB/s y 170 MB/s, respectivamente. Un switch que soporte el estándar IEEE 802.3ad no posee un precio prohibitivo, y permitiría al usuario disfrutar de toda la potencia de este NAS, que insistimos, es uno de los más rápidos que hemos probado hasta este momento.

Otro aspecto destacable es el rendimiento de los 3 puertos USB 3.0. Hemos obtenidos velocidades superiores a 100 MB/s, desmarcándose de las cifras obtenidas por algunos rivales del mismo segmento que ya hemos tenido la oportunidad de probar.

La eficiencia energética y comodidad de funcionamiento en lo que se refiere a ruido es un aspecto que muchos valorarán de forma positiva, sobre todo lo segundo, ya que si se quiere como equipo de escritorio se necesita que sea lo más silencioso posible.

¿Qué podemos decir de DSM? Es uno de los mejores sistemas operativos de NAS que existe desde hace tiempo, y continúa manteniendo ese título, gracias a las novedades que introduce Synology de forma periódica. No es sencillo introducir funciones sin aumentar la complejidad. Por ese motivo, nos quitamos el sombrero en este apartado.

No podemos olvidarnos del apartado multimedia de este dispositivo, tanto para bien, como para mal. Con este gran procesador el usuario podrá transcodificar vídeo en calidad 4K sin ningún problema. Además, el usuario cuenta con herramientas propias de Synology para exprimir al máximo este NAS, aunque también es cierto que puede decantarse por otras de terceros, como, por ejemplo, Plex. Sin embargo, creemos que en este mercado es necesario renovarse, y por el momento Synology es reacia a incluir un puerto HDMI en sus NAS. Nosotros creemos que es algo fundamental y muy valorado por los usuarios. De momento, no es el caso.

El precio podríamos decir que no es su punto fuerte. Para ser más precisos, existen dispositivos con el mismo rendimiento, algún añadido más en el apartado multimedia y 4 GB de RAM por menos de 400 euros. Teniendo en cuenta que no se incluyen los discos y hay que comprarlos a posteriori, se trata de un aspecto fundamental y a tener en cuenta.

EUR 457,12 EUR

El Synology DS718+ se trata de uno de los dispositivos más rápidos que hemos probado en RedesZone. Además, ofrece una gran cantidad de opciones y versatilidad, sobre todo a la hora de compaginar tareas. Por todo lo que hemos mencionado, el equipo de esta web ha tomado la decisión de otorgar la siguiente puntuación a este NAS:

 

Esperamos que os haya gustado el análisis de este NAS. Si tienes alguna duda puedes dejarnos un comentario y estaremos encantados de responderte.

Publicado por Adrián Crespo el 26 febrero 2018

  • Pingback: Synology DS718+: Análisis de este NAS de alto rendimiento con CPU Intel y transcodificación de vídeos 4K | Nexus Móvil()

  • Hyperborea2008

    Fantástica “rewiew”, no es fácil encontrar los detalles importantes en ellas, y aquí están. Ya soy usuario de un Synology DS212+, con el cual estuve conforme, sobre todo de su SO, hasta que el rendimiento cayó desmesuradamente. No puedo identificar todas las causas exactamente; el cambio de domicilio a una casa más grande y con un tendido de cable no sólo más amplio, sino con “switchs” intermedios, probablemente mal configurados… pero aún cableando todo nuevamente con cat6, no obtuve mejoras importantes, y las descargas han terminado siendo desesperantes, también es cierto que el volumen de los archivos han cambiado drásticamente (mi cámara anterior tenía 10 mpx y la actual 24 mpx, y del tamaño de los videos ni hablar, el audio no sufre tanto). Finalmente el 212+ ha tenido un fallo de placa, según entiendo: el led de encendido parpadea en azul mientras el ventilador intenta arrancar durante un segundo, para volver a intentarlo periódicamente y el led de “status” parpadea en verde. Desde luego prefiero subir de tecnología a reparar una antigua, por precio seguro estoy acertado. Ahora vienen las consultas con tu permiso: 1º – Hablas en la “rewiew” de opciones parecidas a mismo o menor precio de NAS (sólo me imagino el QNAP TS-453, no he visto otras, ruego me ilustres con las alternativas). 2º – Deseo mantener de momento mis dos WD RED de 3 TB que equipaba en el DS212+, por lo que pregunto si los datos se mantendrán al equiparlos en el DS718+ o esa operación requerirá su formateo, si es así, hago un “back up” del contenido de mis WD RED (están en espejo). Eso es todo, ha sido un placer leerte, saludos.

    • Hola,

      1. Adrián se refiere a estos QNAP que también tienen 2 bahías, aunque existe la versión de 4 bahías:

      https://www.redeszone.net/qnap/ts-253a/
      https://www.redeszone.net/qnap/ts-251a/

      2. Si te compras un Synology y mueves los discos, creo recordar que no es necesario formatear, pero si compras un NAS diferente sí tendrás que hacerlo. No obstante, te recomendaría realizar una copia de seguridad de los datos en un disco externo “por si acaso”.

      Saludos!

Últimos análisis

Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
9
Valoración RZ
8
Valoración RZ
10
Valoración RZ
10