Diferencia entre dominio web y hosting

Diferencia entre dominio web y hosting

Javier Jiménez

Hosting y dominio son dos términos muy importantes cuando vamos a crear una página web. A veces los usuarios que comienzan a crear su sitio por primera vez y que no tienen la suficiente experiencia en estos temas pueden confundirlos. Por ello en este artículo vamos a hablar de qué significa dominio web y hosting. Vamos a ver cuáles son sus diferencias.

Hosting y dominio: dos elementos importantes en una web

Cuando entramos en una página web, cuando queremos crear nuestro propio sitio, debemos tener en cuenta que existen algunos elementos que son vitales para que esto sea posible. Hablamos por ejemplo del dominio y del hosting. Van a permitir alojar contenido y que cuando alguien ponga la dirección en un navegador les lleve directamente a la web.

Ambos elementos deben estar vinculados, lógicamente. El dominio debe apuntar a ese servidor hosting para leer los archivos y permitir así que el visitante pueda acceder al contenido que tenemos.

Pero, como decimos, en ocasiones estos dos términos se confunden. Los usuarios que van a crear una web no saben bien por dónde empezar y cómo registrar su sitio. Vamos a explicar por tanto qué significa dominio y qué es hosting.

Qué es el dominio web

En primer lugar vamos a hablar de qué es el dominio. Se trata del nombre que tiene nuestro sitio. Por ejemplo en nuestro caso sería redeszone.net. Es la dirección que utilizan los usuarios para entrar en la web.

Básicamente el dominio web es lo que indica a los navegadores dónde tienen que encontrar la información, el contenido de ese sitio, y mostrarlo a los visitantes. Es por así decirlo como la tarjeta identificativa de esa web.

Cada dominio está asignado a una dirección IP. No obstante gracias a los servidores DNS podemos traducir esa dirección en algo más visual para los usuarios. No necesitamos recordar números sin sentido, sino simplemente ese nombre de dominio.

Sin duda el dominio es clave para una página web. Necesitamos registrar el nombre de nuestro sitio, que sería nuestra marca o lo que queramos darle a la página que vamos a crear. Cada dominio lógicamente es único.

En definitiva, el dominio básicamente es el nombre de nuestro sitio. Por sí mismo, sin haber alojado contenido en otra parte, no hace nada. Es simplemente la dirección que apunta a una determinada IP del servidor donde sí está alojado el contenido.

Dominio web

Qué es un hosting web

Respecto a lo último que mencionábamos, ahí es donde entra en juego el hosting web. Es el servidor donde se aloja todo el contenido de ese sitio web. Aquí podemos guardar las imágenes, vídeos, complementos que instalemos… En definitiva, todo lo que compone nuestra página.

El dominio lo que hace es apuntar a ese hosting, que es donde está toda la información. Por ello debemos vincular un dominio a un servidor web. La capacidad de almacenamiento o la transferencia de datos puede variar según el plan que tengamos contratado.

Podemos decir por tanto que el hosting es el alojamiento de nuestro sitio web. Es donde vamos a guardar todos los archivos, todo el contenido que hace que sea posible que una web se vea como la vemos al entrar.

Hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de hosting. Podemos nombrar el hosting compartido, el dedicado o los servidores VPS. Según nuestros intereses podremos elegir una de estas opciones para nuestra página.

Un servidor compartido es aquel en el que vamos a compartir los recursos con otros usuarios. El dedicado, como su nombre indica, va a ser un equipo físico asignado a un único cliente. Por último, un servidor físico está más orientado a negocios y es aquel en el que se divide un servidor físico en varias máquinas virtuales.

Cómo elegir un buen hosting

A la hora de buscar entre todos los servicios de hosting, tendremos que ver varias cosas las cuales pueden hacer que la decisión sea buena o mala. Tener un servicio correctamente adaptado puede ser muy importante a nivel productivo, seguridad y económico. Siempre buscando las características que mejor se adapten a nuestras necesidades.

  • Ver diferentes opciones: Lo primero que tenemos que hacer es realizar una búsqueda de los mejores servicios. Para ello nos podemos basar en muchas opciones, pero lo ideal siempre es buscar los que son considerados como los mejores.
  • Soporte técnico: Es un apartado muy importante, pues lo más probable es que en algún momento sea necesario contactar con su soporte a usuarios. Que este se encuentre disponible 24 horas al día los 7 días de la semana, y todos los días del año, es una garantía para que nuestro sitio web permanezca online todo el tiempo posible. A mayores, este debe ser de calidad, ágil y eficiente, de forma que se minimizan las pérdidas de tiempo ante los posibles problemas que pueden surgir.
  • Revisar historial: Buscar opiniones de otros usuarios nos puede ayudar a ver si el servicio es de calidad, y que garantiza el mayor tiempo de conexión posible. Esto lo podemos hacer en foros de opiniones o las redes sociales. Siempre buscando el compromiso que tiene el servicio, y descartando todo aquel donde los fallos sean recurrentes.
  • Relación calidad / precio: Si hay algo que tenemos claro en el mundo de la informática, es que muchas veces lo barato puede salir caro, por lo cual si optamos por servicios gratuitos puede que dispongamos de poca fiabilidad, un mal servicio o tecnología antigua. Por la contra podemos ver los servicios muy caros, los cuales pueden contener muchas herramientas y funciones que no vamos a necesitar, por lo cual estaríamos pagando de más. Buscar el equilibrio nos ayuda a tener el servicio correcto, por el precio correcto.
  • Escalabilidad: A medida que un negocio crece, siempre será necesario expandirlo en todos los sentidos. Por lo cual buscar un servicio que se pueda escalar de forma sencilla nos ayuda mucho en este aspecto. A mayores, que este se adapte a nuevas tecnologías, puede ser muy bueno en cuanto a eficiencia, rapidez y seguridad.

Podemos resumir en que el dominio es la llave para llegar al hosting. Los visitantes siempre van a llegar a nuestra página a través del nombre de dominio, ya que es muy raro el caso en el que vayan a acceder poniendo la dirección IP correspondiente a ese servidor web.

¡Sé el primero en comentar!