NTP: en qué consiste este protocolo de red

Son muchos los protocolos de red que sirven para permitir que nuestros equipos se conecten a Internet y puedan recibir y emitir señal. Hay muchos factores que son necesarios para nuestra navegación diaria. En este artículo vamos a hablar de qué es NTP y por qué es algo importante para nuestras conexiones. Vamos a ver los principales aspectos a tener en cuenta si nos topamos con este término y queremos comprobar para qué funciona realmente.

Qué es el protocolo NTP

NTP son las siglas de Network Time Protocol. En español lo podemos traducir como Protocolo de tiempo de red. Su función principal es la de sincronizar los relojes de los sistemas informáticos. Para ello utiliza el enrutamiento de paquetes en redes con latencia variable. Estamos ante uno de los protocolos de red más antiguos y sigue siendo importante para mantener el funcionamiento correcto de las conexiones.

Como capa de transporte utiliza UDP a través del puerto 123. Surgió en el año 1981 y actualmente se encuentra en la versión 4, que es la que utilizan los equipos. Podemos decir que la mayoría de sistemas operativos que se basan en Linux y Windows utilizan este protocolo como sistema de control.

El protocolo NTP va a servir para lanzar una petición de sincronización. En primer lugar se envía un mensaje por parte del cliente y comprueba y si el desfase de tiempo entre el servidor y el solicitante supera los 17 minutos. Posteriormente ese mensaje llega al servidor de destino. En caso de que efectivamente supere los 17 minutos, el proceso se pararía y no continuaría adelante. Esto significa que finalizaría sin sincronización.

Ahora bien, en caso de que ese tiempo sea inferior a 17 minutos (o lo que es lo mismo, 1024 segundos), esa sincronización continuaría. El servidor además va a enviar un mensaje adicional indicando el tiempo. Ese paquete es recibido por el cliente y comienza a realizarse un ajuste. Aproximadamente 128ms cada minuto.

Para que funcione correctamente NTP utiliza un reloj de referencia. Esto permite actuar como un punto fijo de cara a todos los procesos de sincronización que tengan lugar. Esto hace que todos los relojes se vayan sincronizando tomando como referencia ese reloj primario.

Esto que mencionamos hace que sea realmente preciso. Va a seleccionar la mejor fuente posible. Además, se basa en información que tiene almacenada para solucionar posibles problemas temporales de conexión.

Protocolos de redes en Internet

Por qué es importante el protocolo NTP

El protocolo NTP es importante de cara a la sincronización horaria y evitar que posibles diferencias generen problemas. Esto podría dificultar el trabajo de los administradores de red. Va a servir para la sincronización del reloj en una red TCP/IP entre los hosts, lo que hace que sea de suma importancia para el intercambio de información entre sistemas.

La precisión es máxima, ya que hablamos de nanosegundos. Cuenta también con diferentes indicadores de cara a poder especificar la precisión.

La versión 4 es la más reciente, como hemos indicado. Llegó para mejorar algunos aspectos de la anterior, con el objetivo de ser más preciso y solventar ciertos problemas que puedan surgir. Un cambio importante es que permite el direccionamiento IPv6 entre los servidores y clientes. También agrega nuevas capas de seguridad a través del cifrado de paquetes. Ya sabemos que mantener la seguridad en la red es algo muy importante y siempre debemos optar por servicios y plataformas que cuenten con todo lo necesario para estar protegidos.

Otra mejora que llegó con la versión 4 es la reducción del tamaño del paquete y aumentar así el rango de valores disponibles.

Se ejecuta en segundo plano

Hay que indicar que el protocolo NTP se ejecuta en segundo plano en nuestro sistema. Hemos indicado que está presente tanto en Windows como en los sistemas operativos basados en Linux. Son dos de los más importantes y que cuentan con más usuarios a nivel global.

Es por tanto uno de los muchos procesos que están en constante ejecución en nuestros sistemas. Se encarga de verificar los intercambios de paquetes y el tiempo, para evitar así que puedan surgir problemas que afecten a las conexiones.

Pongamos como ejemplo que un equipo solicita la hora a otro dispositivo. Sin embargo se van a comunicar a través de un medio que se encuentra muy saturado. Esto podría dar lugar a que, una vez llega la respuesta con esa hora que se ha solicitado, haya pasado mucho tiempo y se produzca un desajuste importante.

Esto que mencionamos provocaría que nunca lleguen a estar sincronizados. Ahí es donde entra en juego el protocolo NTP, para evitar justo esto y lograr que todo funcione correctamente, sin que aparezcan errores de ningún tipo.

Muy útil para el Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas es como se conoce a los dispositivos que tenemos conectados a la red en nuestros hogares. Aquí podemos mencionar televisiones, bombillas inteligentes, sistemas de cámaras de vigilancia, reproductores de vídeo… Es una realidad que cada vez tenemos más y más aparatos conectados. Esto también va a plantear algunas dificultades.

Pongamos que tenemos un sistema de vigilancia en casa. Van a ser diferentes cámaras conectadas entre sí. Para que la hora sea la misma, para que los registros estén sincronizados, es necesario contar con un protocolo capaz de lograrlo. Es esta la función de NTP.

Por tanto, podemos decir que el protocolo NTP es muy útil para el Internet de las Cosas. Va a evitar problemas importantes en la sincronización de hora, algo que podría dar lugar a un mal funcionamiento de esos equipos. Todos ellos van a necesitar estar conectados a la red de alguna manera y comunicarse entre sí. Un desajuste de este tipo puede dar lugar a fallos importantes.

En definitiva, el protocolo NTP es esencial para el buen funcionamiento de los equipos conectados a la red. Va a servir para sincronizar los servidores y clientes. Esto va a evitar un desajuste en el tiempo que lleve a problemas al configurar o utilizar este tipo de dispositivos. Hemos visto que especialmente para los dispositivos IoT va a ser algo fundamental.

¡Sé el primero en comentar!