Cómo saber si mi conexión sirve para ver contenido 4K sin cortes

No todas las conexiones de Internet tienen la misma velocidad de Internet y es un hecho que en ocasiones necesitamos tener una capacidad mínima, ya sea de descarga o de subida. En este artículo vamos a hablar de qué debemos tener en cuenta si queremos ver contenido 4K sin cortes. Vamos a explicar cómo debe ser la conexión y también daremos algunos consejos interesantes para mejorar la calidad de la señal, siempre que sea posible.

Por qué es importante tener buena conexión

Podemos ver series y películas con resoluciones muy distintas. Lógicamente a más resolución, más calidad. Pero también significa esto que vamos a tener que disponer de una conexión de Internet más potente, con mayor capacidad para que no se produzcan cortes.

Por tanto, si queremos ver un vídeo en 4K, es imprescindible contar con una buena conexión. No importa si estamos conectados por Wi-Fi o cable, va a ser necesario tener una velocidad mínima para que pueda reproducirse el vídeo sin que la calidad se reduzca o que incluso aparezcan continuos cortes.

Es más importante aún si tenemos en cuenta cómo han aumentado en los últimos años los servicios de Streaming. Tenemos más plataformas como Netflix o HBO desde las cuales vamos a poder ver nuestras series y películas favoritas en cualquier lugar, siempre que tengamos un dispositivo compatible y una conexión de Internet.

Pero volvemos a lo mismo: si queremos que se reproduzca en la máxima calidad, va a ser imprescindible que la conexión cuente con una buena velocidad.

Cuánto velocidad necesito para ver 4K

Entonces, ¿Qué velocidad mínima hay que tener para ver una película o serie en 4K? Podemos decir que lo mínimo aconsejable son 25 Mbps, aunque esto puede variar según las circunstancias, como vamos a ver. Podemos partir de esa base, ya que menos de esa velocidad tendríamos problemas.

Si reproducimos un vídeo en HD o incluso Full HD, con tener 5-10 Mbps debe servir. No tendríamos mayores problemas para ver Netflix, YouTube o cualquier plataforma configurada con esas resoluciones. Pero si queremos optar por la máxima calidad, que en la actualidad es 4K, sí que tendríamos problemas con esa velocidad.

Hoy en día las tarifas de fibra óptica suelen ser muy superiores a esos 25 Mbps. Hablamos de que algo estándar es disponer de 300 Mbps simétricos. Pero claro, también existen tarifas que van desde 50 Mbps. Incluso con más de 50 podríamos tener problemas, según las circunstancias.

¿A qué nos referimos con esto? No es lo mismo tener una conexión de 50 o 100 Mbps, por ejemplo, y únicamente usar un ordenador o televisión para reproducir Netflix en 4K, que en cambio estar usando al mismo tiempo otros dispositivos para jugar, realizar videollamadas, descargar archivos, etc.

Cualquier cosa que hagamos en nuestra red con otros equipos conectados va a consumir ancho de banda. Por tanto, podemos partir de la base de que a partir de 25 Mbps podremos ver vídeos en 4K sin mayores problemas, pero siempre y cuando realmente tengamos ese ancho de banda.

Si prevés que vas a conectar otros equipos o hay más personas usando Internet al mismo tiempo que vas a ver series o películas en 4K, nuestro consejo es contratar una tarifa que al menos tenga 300 Mbps para que no haya problemas. Todo irá en función del uso que le demos.

Consejos para que los vídeos no se corten

Hemos explicado que el poder ver vídeos en 4K con nuestra conexión no solo depende la tarifa contrata, sino de otros factores como el uso que le demos con otros dispositivos, la cantidad de usuarios conectados o si nos conectamos por cable o Wi-Fi. Por tanto, vamos a dar algunos consejos para que no se corte.

Mejorar la cobertura

Lo primero que podemos hacer es intentar que la cobertura de Internet sea la mejor posible. Si navegamos por Wi-Fi, es común que en ocasiones no recibamos una buena señal y la velocidad sea muy limitada o aparezcan cortes que impidan navegar correctamente.

Para evitar esto, algo que podemos tener en cuenta es utilizar dispositivos como repetidores, sistemas Mesh o PLC. Estos aparato ayudan a reducir los problemas con una mala cobertura e incluso llevar la conexión a las zonas muertas donde no podemos conectarnos. Esto vendrá muy bien para poder ver vídeos en 4K sin cortes.

Evitar usar otros equipos

También debemos tener en cuenta la posibilidad de concentrar el ancho de banda en el equipo que estamos usando. Si por ejemplo estamos viendo Netflix en la televisión, no utilizar otros aparatos que puedan consumir Internet. Especialmente hay que evitar cosas como descargar grandes archivos de la nube o similares, ya que eso consume muchos recursos.

Esto también irá en función del ancho de banda que tengamos, ya que no es lo mismo una conexión de 50 Mbps que otra de 1 Gbps. En este último caso, sería muy complicado que un uso razonable con otros dispositivos pueda afectar a la velocidad para reproducir vídeos en 4K.

Mantener todo actualizado

Por supuesto, debemos tener todo actualizado correctamente para aprovechar al máximo la velocidad de Internet. Esto incluye la tarjeta de red que estemos utilizando. En el caso de Windows tenemos que ir a Inicio, entramos en Administrador de dispositivos, Adaptadores de red y allí seleccionamos la que queremos actualizar y le damos a Actualizar controlador.

Actualizar la tarjeta de red

Pero también debemos actualizar las aplicaciones que usemos para ver las series y películas. Por ejemplo Netflix, YouTube, etc. De esta forma mejoraremos el rendimiento y corregiremos posibles problemas que pueda haber con los programas y que podrían impedir que los vídeos en 4K se reproduzcan bien.

Usar el hardware correcto

Uno de los problemas por los que los vídeos en 4K pueden cortarse es por utilizar cables de red en mal estado o no contar con una buena tarjeta Wi-Fi. Por tanto, lo que debemos hacer es usar el hardware correcto en todo momento. Solo así aprovecharemos al máximo la calidad de la señal.

Si por ejemplo usamos un cable de red Fast Ethernet, la velocidad estaría limitada a 100 Mbps. Por tanto, deberíamos cambiarlo por un cable Gigabit Ethernet y poder alcanzar la máxima velocidad de 1 Gbps. Esto ayudará a reducir problemas de conectividad y al ver vídeos en la máxima calidad.

En definitiva, contar con una buena conexión de Internet es imprescindible para ver vídeos en 4K sin cortes. Lo mínimo aconsejable es tener 25 Mbps, aunque todo dependerá del uso que le demos a la red y puede ser necesario tener más. Igualmente es importante tener todo el hardware necesario en buen estado.

¡Sé el primero en comentar!