Qué hacer para mejorar la velocidad en Tor y que funcione mejor

Para navegar por Internet con mayor privacidad y evitar problemas, una opción interesante es la del navegador Tor. Es muy usado tanto en ordenadores como en dispositivos móviles. Sin embargo tiene un problema, y es que en muchas ocasiones tenemos problemas de velocidad. Por su propio funcionamiento y también por la configuración que tengamos y otros factores, puede que incluso tengamos cortes. Por ello vamos a explicar en este artículo cómo mejorar la velocidad al navegar con Tor.

Qué es TOR y por qué el navegador funciona lento

En primer lugar hay que hablar de qué es la red TOR. Las siglas vienen de The Onion Router, que en español lo podemos traducir como enrutamiento de cebolla. Básicamente significa que nuestra conexión pasa a través de muchos nodos hasta llegar a su destino final. Son muchas capas que evitan que los datos personales puedan filtrarse. Por ejemplo si entramos en una página web de destino, no sabría de dónde procede esa conexión.

La red TOR sirve para poder conectarnos a la Dark o Deep Web. Para ello es posible utilizar el navegador Tor, que además va a servir para mejorar la privacidad al navegar y ocultar información como puede ser la dirección IP real.

Una vez explicado cómo funciona la red TOR podemos comprender un poco mejor por qué el navegador Tor va lento. Por su propio funcionamiento, por el hecho de que la conexión viaja a través de múltiples nodos hasta llegar al destino, provoca que no sea tan fluido como si navegáramos desde Chrome o Firefox sin más.

Pero no solo influye su propio funcionamiento, como podemos imaginar. Lo cierto es que hay factores que van a afectar al rendimiento, como por ejemplo tener el navegador desactualizado, una mala configuración o que incluso haya otros programas que puedan interferir.

Pasos para mejorar la velocidad

Entonces, ¿qué podemos hacer para que el navegador Tor funcione rápido y no haya cortes? Vamos a explicar algunos consejos interesantes que podemos poner en práctica. De esta forma conseguiremos que entrar en una web o descargar un archivo no sea una tortura por su lentitud.

Configurar las opciones de seguridad

Esto hay que tomarlo con precaución, ya que lo que vamos a hacer es cambiar los niveles de seguridad del navegador. Para ello tenemos que ir a Opciones y entrar al apartado de Seguridad y privacidad. Una vez allí nos encontraremos con diferentes opciones y una de ellas es Nivel de seguridad.

Allí tendremos varios niveles: estándar, más seguro y el más seguro de todos. Esto sirve para habilitar o deshabilitar diferentes características. Mientras menos tengamos habilitadas, mejor para la seguridad. Pero claro, también puede verse afectado el rendimiento, que es lo que nos importa en este artículo.

Niveles de seguridad en Tor

Tener el navegador actualizado

¿Tenemos la última versión del navegador Tor instalada? Esto es realmente importante. No solo hablamos de velocidad, sino también de la propia seguridad. Es imprescindible tener siempre todo actualizado, pero más aún en programas que vamos a utilizar para conectarnos a Internet.

Lo mejor es tener configuradas las actualizaciones de forma automática. De esta forma, en cuanto entremos en el navegador instalará nuevas versiones en caso de que haya disponibles. Podemos verificarlo si entramos en Opciones y, en el apartado General, vamos a Actualizaciones de Tor Browser. Tenemos que marcar la opción de Permitir actualizaciones automáticamente.

Actualizar Tor

Mejorar la velocidad de la propia red

Pero a veces el problema de velocidad de Tor no es por el navegador o por estar navegando a través de nodos. En ocasiones la causa es un problema con nuestra propia conexión. Por ejemplo si estamos conectados por Wi-Fi y la señal es débil, suele aparecer fallos concretos especialmente al navegar con este tipo de programas.

Por tanto, ¿qué podemos hacer? Si estamos conectados de forma inalámbrica y queremos mejorar la señal, algo que podemos utilizar es un repetidor Wi-Fi. También podemos usar dispositivos PLC o sistemas Mesh. Los tres tipos de aparatos mejoran la señal y permiten que la conexión llegue más lejos.

Ahora bien, mejorar la conexión de Internet no es solo poner un amplificador, sino también aprovechar los recursos disponibles. Por ejemplo, algo que puede afectar es si al mismo tiempo de navegar por Tor estamos descargando grandes archivos o estamos usando la nube.

Controlar los programas de seguridad

Otra cuestión a tener en cuenta es controlar programas de seguridad que tengamos instalados y que pueden estar afectando a la velocidad al navegar por Tor. Por ejemplo hablamos de un antivirus o un cortafuegos. Con ambos tipos de aplicaciones podríamos tener ciertos problemas.

A veces el firewall puede bloquear la conexión y hacer que Tor funcione más lento. También el antivirus podría estar bloqueando esa conexión si cree que se trata de una amenaza. Por ello debemos controlar los programas que tenemos instalados.

Como ejemplo de antivirus podemos nombrar Windows Defender, Avast o Bitdefender. Nuestro consejo es nunca tener más de un antivirus instalado en el equipo, ya que esto podría generar conflicto y afectar más aún a la velocidad de la conexión.

Usar o no un proxy

Una opción que ofrece Tor es la de acceder a Internet a través de un proxy. Esto lo podemos configurar si nos interesa. Puede ser una de las causas por las que va lenta la conexión, por lo que debemos configurarlo correctamente y utilizar un buen proxy.

Para ello tenemos que ir a Opciones, entramos en la pestaña Tor y una vez allí bajamos a Avanzado. Allí veremos el apartado de proxy, donde podemos marcar o no la opción y rellenar los datos con el proxy que nos interesa. Podemos optar por uno que funcione bien, que sea veloz. En Internet podemos encontrar muchos diferentes y comprobar su rendimiento. De esta forma tendremos siempre el que ofrezca una mayor velocidad y menos cortes.

Configurar proxy en Tor

En definitiva, el navegador Tor suele funciona más lento que si abrimos una web desde Chrome o descargamos un archivo. Sin embargo podemos tener en cuenta algunos consejos que podrán mejorar la conexión y evitar que haya cortes y fallos de velocidad. Algunos pequeños cambios, como hemos visto, pueden servir para que la conexión sea más veloz.

¡Sé el primero en comentar!